Ethereum Merge: consecuencias y hechos por migrar a Proof-of-Stake

EN RESUMEN
  • Éxodo de los mineros de Ethereum ¿Quién se beneficiará?
  • La industria NFT podrá alardear de usar una blockchain limpia.
  • La centralización de Ethereum como amenaza.
  • promo

    Accede a más de 70 CFD de las principales cripto, sin comisiones y con spreads ínfimos Accede

Ethereum Merge ya está aquí y ya antes de su lanzamiento se han abierto muchos debates que seguirán vivos tras su lanzamiento escalonado. Que Ethereum cambie su protocolo de consenso a Proof-of-Stake (PoS) podría considerarse uno de los eventos más importantes del universo cripto, obviamente esto trae consigo mucha especulación e desinformación, aquí trataremos los hechos que ocurrirán y las consecuencias derivadas de tal experimento.

Es importante recalcar que la decisión de los desarrolladores para buscar cambiar su protocolo de consenso original, Proof-of-Work (PoW), al nuevo PoS lleva gestándose desde hace varios años, siendo Beacon Chain, la rama blockchain de Ethereum responsable en usar PoS, ser lanzado el 1 de diciembre del 2020 para su desarrollo y puestas a prueba. En definitiva, los desarrolladores no han respondido a eventos actuales, sino a lo que sopesan ser mejor para la segunda blockchain con mayor valoración por capitalización.

Es indiscutible que la transformación de PoW hacia PoS provocará cambios notorios en la percepción de Ethereum como red desde diferentes puntos de vistas: económicos, medioambientales, tokenomics, competencia antes otros criptoactivos, legales, centralización versus descentralización… A fin de cuentas, el cambio de Ethereum a PoS supone un punto de inflexión para la blockchain co-fundada por Vitalik Buterin como por toda la comunidad cripto.

Ethereum se convierte en un activo sostenible: Bitcoin se queda sólo ante el peligro

Uno de los apartados más notorios y visibles de instaurar PoS como mecanismo de consenso será la reducción radical del gasto de energía que necesitará la blockchain de Ethereum

Varios estudios concluyen que Ethereum consumirá 99,95% menos de electricidad tras la implementación de PoS a través de Merge en comparación al uso actual con PoW. Este dato es imposible de ignorar y de por sí transforma la retórica sobre Ethereum como la apertura que puede suponer para la inversión en su blockchain. 

El primer hecho que ocurrirá tras la implementación de PoS será la caída en picado de la tasa hash de Ethereum hasta cero, representando así el fin de una era. Cualquier usuario que tenga ETH en su posesión se podrá convertir en un validador y además podrán conseguir captar una rentabilidad al apalancar su patrimonio al realizar staking en el protocolo.

Ethereum (ETH)

Un efecto inmediato de la transformación será cómo la presión mediática se centrará aún más en Bitcoin debido al debate sobre el supuesto daño medioambiental que provoca. Este hecho tranquilizará a los inversores que debido al uso de PoW no se atrevían a invertir en Ethereum, un ejemplo ideal de ello sería cuando Tesla se retiró de su apuesta inicial por instaurar Bitcoin como medio de pago tras diversas presiones debido a su huella de carbono

Con PoS, Ethereum tiene vía libre para que cualquier inversor, especialmente los inversores que deben seguir el estándar ESG, puedan inyectar capital comprando el token o en empresas relacionadas con la actividad de Ethereum. De esta manera, Bitcoin se queda sólo ante el peligro mediático mientras que Ethereum se libra de uno de los temas más polémicos de los últimos años respecto a las criptomonedas

Los reguladores tendrán menos argumentos para intervenir a  Ethereum

Es de conocimiento popular que los reguladores llevan tiempo queriendo intervenir o poner ciertas reglas básicas sobre el mercado cripto. Por un lado, parece que debido al pequeño tamaño del mercado cripto no se han visto obligados a intervenir pero por otro lado han observado cómo el crecimiento prolongado entre las nuevas generaciones podría hacer peligrar sus propias divisas nacionales y por consiguiente su soberanía sobre el dinero.

Regular las criptomonedas no es una tarea sencilla, debido a la gran versatilidad entre proyectos como la posibilidad de poder enforzar técnicamente alguna ley sobre ellas. Debido a la complejidad, los reguladores deben comenzar por algún aspecto, la sostenibilidad parece haber sido el argumento escogido para ejercer la regulación sobre las criptomonedas

Mineria BTC El Salvador

Proof-of-Work ha sido la distinción atacada, buscando o coqueteando con la prohibición de su minado. La proposición es concluir que el minado de criptomonedas mediante PoW sea prohibido debido al alto consumo de electricidad que representa.

Desde Europa se ha coqueteado con esta idea mediante el MiCA aunque finalmente se ha retrasado, mientras que en Estados Unidos el debate está abierto y existen informes, como el más reciente desde la Casa Blanca, donde alertan sobre el peligro que podrían representar para los planes de reducción de la huella de carbono del mundo. En ese informe se señaló a Ethereum como responsable 20-39% del gasto de la electricidad derivado por la minería de las criptomonedas, Bitcoin se estimó en un 60-77%. Debido al traspaso de Ethereum a PoS los reguladores no podrán usar este argumento contra la blockchain, proporcionando un velo de tranquilidad para la extensa industria cripto que se ha construido sobre Ethereum.

Éxodo de los mineros de Ethereum ¿Quién se beneficiará?

Uno de los aspectos más inciertos será qué ocurrirá con los mineros que han estado minando Ethereum día a día. Al igual que con Bitcoin, existen equipamientos específicos de minería diseñados para minar ETH. Un hecho es que cuando Ethereum pase a utilizar PoS como modelo de consenso la minería de Ethereum se esfumará por completo y con ello su tasa hash caiga hasta cero.

Como toda evolución siempre existen grupos que no son beneficiados por las nuevas condiciones, diversos grupos de mineros de Ethereum han intentado boicotear el evento buscando abolir el EIP-1559 o han amenazado con un nuevo fork de Ethereum, los esfuerzos parecen haber sido en vano pero muestran el descontento de actores relevantes de la industria cripto.

Mining Ethereum

Por ahora, la inmigración de Ethereum a Ethereum Classic, la blockchain original que seguirá funcionando mediante PoW, parece el destino mas sencillo como ya señaló Vitalik Buterin. Sin embargo, la primera intuición es ¿por qué no emigran su minado PoW de Ethereum a Bitcoin? entre otras dudas, para ello BeInCrypto contactó con Anibal Garrido, asesor en criptoactivos y experto en trading y minería.

Respecto sobre el destino final de los mineros de Ethereum, Garrido confirmó que probablemente no cesarán su actividad, sino que “migrarán a otros proyectos donde el minado pueda ofrecer retornos suficientes para seguir con la actividad de minado”, poniendo como “ejemplos a RavenCoin, Conflux, Ethereum Classic entre otros.” Por consiguiente, el equipo de los mineros de Ethereum no quedarán del todo obsoleto, ya que como confirma Garrido:

Las GPUs que trabajan con Ethereum pueden ser configurables a otros proyectos compatibles con Etash o Dagger Hashimoto (algotitmo base de la Prueba de Trabajo de Ethereum)sin inconveniente.

Una de las conjeturas más sonadas entre la comunidad cripto en los últimos días en si estos mineros decidirán mudarse a la red de PoW más importante de todo el ecosistema cripto, Bitcoin. Preguntado por si habrá un éxodo de mineros de Ethereum a Bitcoin, Garrido contestó:

El hardware (GPU) de Ethereum no es rentable para BTC debido al nivel de dificultad actual de la red Bitcoin. Hace años los mineros de BTC abandonaron las GPU y migraron a a la poderosa tecnología ASIC, lo cual genera que minar con GPU no sea rentable debido a la desventajosa superioridad ASIC de procesar trillones de operaciones por segundo muy por encima del procesamiento GPU.

Además de un problema de rentabilidad también existe un aspecto técnico donde pueda suponer una gran muralla debido a la incompatibilidad entre ambas redes:

Además los pocos mineros ASIC existentes de ETH también tendrán problemas debido a la incompatibilidad de los estándares algorítmicos. Por ejemplo, el poderoso minero ASIC E9 no podrá ser utilizado luego del Merge para BTC, ya que solo es compatible con el algoritmo Etash (ETH) y no el SHA256 (BTC).

El pretexto de que ocurra un éxodo de los mineros de Ethereum a la red de Bitcoin queda por ello desbancada y al menos sería poco probable. Sin embargo, la emigración minera desde la red de Ethereum a otras blockchain PoW seguramente tenga sus repercusiones aún por analizar.

Las soluciones de capa 1 perderán un elemento distinctivo

Uno de los efectos colaterales que tendrá la conversión de Ethereum a PoS afectará de lleno a blockchains que compiten contra la hegemonía de Ethereum, las llamadas “Ethereum Killers”. Entre las soluciones de capa 1 nos podemos encontrar con Solana, Cardano, Avalanche, Tron, Polkadot o Radix por nombrar algunas.

Ethereum Killer

Muchas de estos criptoactivos han obtenido recompensas colaterales debido a que Ethereum pase a utilizar PoS, viendo sus tokens resurgir al alza en medio del cripto invierno. Sin embargo, tanto las soluciones de capa 1 como de capa 2, como Polygon, perderán uno de los argumentos más sólidos para venderse ante el gigante de Ethereum, la sostenibilidad. Por ejemplo, Starbucks escogió lanzar su videojuego NFT en Polygon especialmente debido a su blockchain sostenible, ahora ese argumento cambiará de manera definitiva. 

Ethereum 2.0 forzará a estos protocolos a cambiar su marketing para centrarse en otro tipo de cualidades donde Ethereum aún flaquea, como por ejemplo el alto coste de las comisiones por saturación en la red y en especial el que mejor pueda atajar el eterno problema de la escalabilidad. 

Ethereum tiene una gran base de usuarios y de desarrolladores, por ello esta batalla será difícil de luchar, sin embargo mucho puede cambiar, especialmente en el universo cripto. Es muy probable que Ethereum y las demás L1 y L2  en un futuro se conviertan en un ecosistema que funcionará de manera conjunta.

La industria NFT podrá alardear de usar una blockchain limpia

Una de las sub industrias del sector cripto que más ha sufrido el lastre de usar una tecnología no sostenible es el sector NFT y sus derivados. 

El sector de los tokens no fungibles (NFT) es un terreno algo más politizado y consciente con el medioambiente. Actualmente, los NFT son utilizados en una amplia gama de aplicaciones desde los videojuegos, el deporte o la música entre otros, sin embargo el caso de uso que los lanzó al conocimiento del público general fue el cripto arte

NFT

En este sector existía un debate abierto sobre el uso de Ethereum para albergar y crear los NFT de obras de arte, debido a la huella de carbono derivadas del uso de la blockchain. Ahora, tanto el sector del cripto arte como todas las demás podrán literalmente respirar mejor debido a que no tendrán que luchar contra la idea de que Ethereum fuese supuestamente contaminante cuando utilizaba PoW.

La centralización de Ethereum como amenaza

El paso de Ethereum a PoS va a suponer un gran cambio en sus tokenomics, es un hecho que el paso a PoS podría afectar a la descentralización de Ethereum

Los detractores del uso de PoS para Ethereum citan que este sistema provocará a la larga que la red de Ethereum se centralice, debido a que las manos grandes podrán absorber grandes cantidades de ETH llegando a dominar gran parte de la red. Los inversores de gran calado son reales, como por ejemplo cuando GrayScale comprar casi todos los ETH minados durante una etapa cuando lanzó su fondo de Ethereum. 

El miedo existente es que Ethereum se centralice aún más, según datos de Dune Analytics, plataforma recopiladora de datos blockchain públicos, Lido tiene la mayor participación de ETH con 4.152.128 Ether en staking o casi el 31% del pool total. Esta cantidad equivaldría a 129.754 validadores, ya que cada uno de ellos necesita apostar 32ETH en la cadena Beacon, la blockchain de staking que se unirá finalmente a Ethereum para transformarlo a Ethereum 2.0.

ETH stakeholders

Por ello, se puede concluir que el 29,61% del ETH en staking está dominado por tres plataformas exchange. La cantidad total en staking de los 4 primeros actores mencionados es de 8.160.416 ETH o el 60,69% de todo el ETH en staking.

El problema de esta centralización es que los inversores o empresas que sean titulares de estos grandes montos de dinero podrían ser atacados congelando sus fondos, afectando así a la red de Ethereum. Esto antes no era una preocupación a tener en cuenta, sin embargo la sanción abierta de Tornado Cash ha abierto la caja de pandora estableciendo un “precedente peligroso”, como citó Charles Hoskinson, creador de Cardano. 

Existe otra corriente que ve con otros ojos el cambio de Ethereum a PoS, alegando que la descentralización aumentará. La razón para exclamar esta consecuencia es que gracias a este nuevo consenso los usuarios de Ethereum pueden convertirse en validadores desde la comodidad de su casa sin la necesidad de costosos equipos, pudiendo hacer la red más resistente a los ataques.

Las consecuencias derivadas pueden ser desconocidas, pero es un hecho que el paso de PoS de Ethereum provocará un shock a la descentralización de Ethereum de una manera u otra.

Ethereum debería importarle a todo usuario crypto

En efecto, el paso de PoW a PoS de Ethereum podría ser el evento más relevante del año y de la industria cripto desde que naciera Bitcoin y Ethereum. 

Por un lado este experimento a nivel global podría suponer un precedente entre los desarrolladores de las criptomonedas de ser exitoso, incluso llegando a convencer a los maximalistas de Bitcoin para realizar un cambio en su modelo de consenso. Por otro lado, el experimento puede ser un fracaso y borrar parte de la identidad original de Ethereum.

Cabe recordar que sin experimentar uno no evoluciona, mucha suerte Ethereum.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.