Las criptomonedas más afectadas durante la crisis del coronavirus

Compartir artículo

La mayoría de las criptomonedas, junto con todo el sector financiero mundial, han recibido un golpe considerable en los últimos meses debido a la pandemia ocasionada por el coronavirus. Claramente, las fuerzas en juego son muy vastas y complejas, pero es fácil ver que el miedo se ha apoderado de gran parte de la población y esto se refleja en cómo las personas están invirtiendo su dinero.

De igual modo, tanto los mineros de criptomonedas como los exchanges también están comenzando a sentir los efectos de esta tribulación en curso, ya que deben tomarse decisiones difíciles sobre la rentabilidad y la seguridad de los trabajadores.

Es justo decir que hay muchas maneras en que estos eventos afectan a las criptomonedas, por lo que hemos creado un desglose general de los más importantes. Después de una descripción general de la industria, veremos más de cerca el impacto que el coronavirus está teniendo en algunos de los principales activos criptográficos.

En este articulo:

  1. Impacto del coronavirus en los mineros de criptomonedas
  2. Impacto del coronavirus en los exchanges de criptomonedas
  3. Impacto del coronavirus en la percepción hacia las criptomonedas
  4. Impacto del coronavirus en las criptomonedas
  5. Conclusión

¿Cómo la crisis está afectando a los mineros y el hashrate de Bitcoin?

El primer y más obvio impacto que ha tenido este colapso del mercado es que muchos de los mineros menos eficientes de Bitcoin simplemente no han podido obtener ganancias a los precios actuales y han comenzado a cerrar sus plataformas mineras. Esto ha llevado a una caída en el hashrate, o la cantidad total de potencia informática que se utiliza para proteger la red.

 

Sin embargo, con una caída significativa en el hashrate también hay una caída posterior en la dificultad, y esto, por supuesto, incentiva a los mineros a volver a conectarse. El resultado es que hemos visto un intenso aumento en la volatilidad del hashrate de Bitcoin, que comenzó un par de semanas después del 24 de febrero, cuando los mercados comenzaron a desplomarse.

Al momento de escribir este artículo, la dificultad ha vuelto a los niveles vistos por encima de los USD 8,000, y como se puede ver en el gráfico, estamos regresando hacia promedios observados durante los meses previos a la crisis. Es posible que veamos una mayor estabilización en el hashrate, suponiendo que no haya más caídas importantes de precios a corto plazo.

Otra forma en que esto afecta a los mineros es que algunos están desviando su poder de cómputo para ayudar al esfuerzo global de encontrar vacunas o terapias para el coronavirus. Algunos de estos mineros ya no veían ganancias, y algunos solo querían contribuir a la solución de esta pandemia. De cualquier manera, es un gran ejemplo de cómo la comunidad está respondiendo y adaptándose para ser parte del esfuerzo de recuperación.

Uno de los sectores más afectados de la comunidad de criptomonedas son las operaciones mineras más grandes, las cuales, tradicionalmente emplean equipos de trabajadores para mantener las miles de plataformas funcionando 24/7.

Debido al aislamiento obligatorio, muchas de estas empresas están teniendo dificultades para mantenerse al día con el mantenimiento y, como resultado, comienzan a ver una disminución de su poder de hash. Si bien esto puede o no puede ser un problema a largo plazo, podría tener un impacto en el hashrate general de la red si no vemos pronto una mejora en la situación actual.

¿Cómo la crisis está afectando a los exchanges de criptomonedas?

El impacto que se está viendo en los exchanges de criptomonedas ha variado un poco. Afortunadamente, muchas plataformas de intercambio existen principalmente en Internet y, por lo tanto, se pueden ejecutar las operaciones sin la necesidad de empleados en una oficina central.

Recientemente, Coinbase anunció varias medidas que su compañía está tomando para mantener seguros a sus empleados, junto con la admisión de que “muchos créditos van a nuestros equipos internos que han creado las herramientas que nos permiten activar el interruptor durante una crisis para trabajar casi al 100% de forma remota “.

Gracias al hecho de que esto es cierto para la mayoría de estas plataformas, no ha habido un impacto significativo en el funcionamiento general de los exchanges más importantes, al menos desde el lado del usuario.

Una forma en que los exchanges han estado avanzando entre bastidores es a través de la donación directa al esfuerzo para ayudar a las víctimas del coronavirus. En enero, Binance anunció que donaría USD 1.5 millones para apoyar durante la emergencia, medida que también llevó a Huobi a poner rápidamente una donación similar.

Sin embargo, no fueron los únicos, ya que a fines de marzo Ripple también anunció que realizaría dos donaciones de USD 100,000 cada una, destinados a dos fondos de investigación diferentes que estaban estudiando las vacunas del coronavirus.

Un lugar donde los mercados han sido impactados de manera clara y notable es el trading de futuros. Debido a la alta incertidumbre existente en cuanto a lo que vendrá tanto en la economía global como en las criptomonedas, la demanda y, por lo tanto, el valor de los contratos de futuros de Bitcoin ha experimentado un aumento notable.

Recientemente, tanto CME Group como Bakkt han informado un aumento considerable en el volumen de sus operaciones de futuros de BTC, ya que claramente los inversores están tratando de bloquear los precios contra nuevas caídas del mercado, y los especuladores están tratando de beneficiarse de la volatilidad.

Según los patrones comerciales, parece que existe un sentimiento general de que el precio de la criptomoneda continuará aumentando en medio de esta agitación financiera, lo cual es ciertamente optimista para el futuro del mercado.

¿Cómo la crisis está afectando la percepción hacia las criptomonedas?

Cuando se trata de cómo la comunidad de criptomonedas, así como el público en general, preciben los activos criptográficos durante este difícil momento, las opiniones se pueden dividir. Es cierto que, cuando la economía  comenzó a caer a nivel mundial, el mercado de las criptomonedas no fue la excepción.

De hecho, muchos lo describieron como un “baño de sangre” debido al hecho de que Bitcoin cayó ese día un 50%. Esto ha llevado a una discusión seria sobre si la criptomoneda realmente puede convencer a las instituciones tradicionales de que es una reserva sólida de valor, dado que tales fluctuaciones aún son posibles.

La respuesta a esta pregunta, según muchos, proviene de la forma en que esta crisis está afectando el valor y la función de la moneda fiduciaria en el mundo . Por un lado, la Reserva Federal de los Estados Unidos ha estado a toda marcha con estímulos económicos, como lo están haciendo muchos bancos centrales, y como resultado ahora está imprimiendo USD 1 millón por segundo.

Lo mencionado puede impulsar una inflación intensa del dólar estadounidense, que podría hacer que tanto los inversores como los ciudadanos comunes se refugien en reservas de valor como Bitcoin y el oro, que deberían ser muy resistentes a la inflación.

Lo que está en juego aquí no es solo el valor del dinero, sino el mismo sistema que lo maneja. Ya ha habido múltiples quiebras bancarias y rescates en los primeros días de esta crisis, y no hay muchas razones para ser optimistas en este momento. A medida que las instituciones bancarias comienzan a fallar, la confianza pública en ese mismo sistema podría comenzar a disminuir, haciendo que las personas comiencen a extraer dinero en masa.

Esto se llama un “corralito bancario”, y debido a la práctica muy común de la banca de reserva fraccionaria, estas instituciones en realidad no tienen suficiente dinero disponible para permitir que todos se retiren de una vez. Si esto se desarrolla, sin duda ayudará a fortalecer el concepto de las criptomonedas, lo que permitirá a las personas ser su propio banco, lo que queda por ver si así es como responderá el público.

Por último, existe una posibilidad muy real de que esta emergencia pueda ser un catalizador para la creación de una o más monedas digitales del Banco Central (CBDC), lo cual se debe a varias razones, desde la necesidad de un medio efectivo para distribuir fondos de ayuda, hasta la preocupación de que el papel moneda es un medio de transmisión del virus. Esto ha ayudado a aumentar el interés en los activos digitales como un medio para ayudar al mundo en pleno siglo XXI.

Incluso antes de la pandemia, China había estado explorando el despliegue de una moneda nacional basada en blockchain, pero parece que ahora muchas otras naciones se están interesando en esta idea. Se discute en los círculos de criptomonedas si este es realmente un buen paso o, si por el contrario, es una perversión de las ideologías inherentes al campo, pero independientemente de lo que pueda parecer, las investigaciones se están desarrollando.

¿Cómo la crisis está afectando a las criptomonedas?

Ahora centraremos nuestra atención en cómo esta agitación financiera ha afectado específicamente a algunos de los principales activos en el espacio de las criptomonedas. Obviamente, con los cientos y cientos de monedas que existen, es imposible realizar una descripción detallada de cada una, pero tocaremos algunos de los movimientos más importantes para los proyectos con mayor impacto en el mercado.

Primero analizaremos el Dow Jones Industrial Average (DJI) y Bitcoin (BTC) para que podamos ver la línea de base de cómo han estado desde el pasado 24 de febrero, que es cuando los mercados comenzaron a desplomarse.

Luego, analizaremos otras criptomonedas y compararemos su desempeño con el dólar estadounidense (USD) y el BTC. Para evitar que este artículo se vuelva demasiado complejo, todos los gráficos se mostrarán solo en USD, pero debería darle una buena idea de cómo reaccionaron los precios en general.

Dow Jones Industrial Average (DJI)

Usaremos este indicador como base para evaluar la recesión en los mercados tradicionales. Como puede ver, hubo una caída muy notable después del 24 de febrero, lo que llevó a una caída del 35% en el valor de mercado en los días siguientes. Desde que el indicador tocó fondo ha habido un aumento del 30%, pero obviamente las perspectivas futuras son inciertas y pesarán tanto la evolución de la pandemia como las diversas respuestas gubernamentales.

Bitcoin (BTC)



Cuando el mercado comenzó a caer, Bitcoin hizo lo mismo rápidamente. No es sorprendente que el impacto en este mercado fuera aún más profundo, con una caída total del 60%. Dicho esto, el mercado, en el momento de escribir este artículo, había visto un aumento del 75% desde los mínimos reflejados en la diapositiva. Al igual que con los mercados tradicionales, no hay forma de decir que este tipo de rebote continuará pero, por ahora, los aspectos técnicos de Bitcoin al menos parecen prometedores.

Ethereum (ETH)

Pasando a las altcoins, Ethereum definitivamente ha visto algunos movimientos importantes en medio de esta recesión global. La criptomoneda vio una devaluación total del 66% frente al USD. Esto fue seguido por un aumento igualmente dramático del 80%, lo que la convirtió en una de las respuestas más volátiles entre los principales proyectos. Debido a que estaban cayendo juntos, hubo una caída relativamente modesta de “solo” alrededor del 26% contra BTC, con una recuperación posterior del 13%.

XRP

Otro activo criptográfico importante que se vio profundamente afectado fue XRP. Tuvo una caída inicial junto con el resto del mercado en torno al 60%, pero también ha visto un aumento de aproximadamente el 60% durante su recuperación. Contra Bitcoin XRP lo hizo bastante bien, solo perdió alrededor del 16% de su valor relativo.

TRON (TRX)

TRON es otro proyecto que se vio afectado de manera similar a Ethereum. Una vez más, vemos una caída inicial sustancial en el valor del USD, que alcanza un máximo del 66% de pérdida. También, como muchos otros proyectos, ha habido un período de recuperación impresionante, que en este caso fue un impresionante 73%. Contra Bitcoin, TRON vio una caída inicial del 26%, pero desde entonces ha vuelto a subir aproximadamente un 15%.

Monero (XMR)

Si bien todas las monedas están sintiendo los efectos de esta crisis, algunas se recuperan mejor que otras. Monero, por ejemplo, ha tenido un gran éxito. La criptomoneda sufrió una caída inicial del 68%, sin embargo, se ha recuperado un 105% desde que tocó fondo.

Es probable que esto esté vinculado a su uso como moneda de privacidad, una característica que puede ser cada vez más atractiva ya que las regulaciones pueden volverse más estrictas durante una crisis global. Contra Bitcoin, Monero inicialmente cayó un 30%, pero desde entonces ha vuelto a subir un 26%.

Chainlink (LINK)

Otro activo criptográfico que se ha comportado un poco diferente al resto del mercado es Chainlink. Si bien registró una caída justo después del 24 de febrero, ha visto un alza notable, aunque finalmente dio paso a pérdidas comparables a gran parte del mercado, en el rango del 60%.

Esto fue seguido por un impresionante rebote del 125%, lo que convirtió a Chainlink en uno de los rendimientos más rentables para aquellos que pudieron invertir cerca del último fondo. En comparación con Bitcoin, LINK  cayó aproximadamente un 22% y desde entonces ha vuelto a subir un 52%.

Conclusión

Por supuesto, hay muchos, muchos más proyectos que podríamos analizar, pero a estas alturas ya puedes observar el patrón básico que siguieron la mayoría de las criptomonedas. A algunas les fue un poco mejor o peor que a sus hermanas, pero ningún proyecto no se vio afectado.

En el momento de escribir este artículo, todavía no está claro cómo se desarrollará la situación incluso en los mercados tradicionales, lo que hace que la criptomoneda sea ratifique como un comodín. ¿El próximo halving de Bitcoin todavía tendrá el efecto deseado en el precio? Muchos debatían qué tipo de resonancia crearía este halving incluso antes de que se produjera la pandemia y la posterior crisis financiera.

Este realmente parece ser el momento que los activos criptográficos han estado esperando. Es su oportunidad de demostrarle al mundo que son más que simples especulaciones, sino una mercancía real que puede almacenar valor. No hay forma de saber si valdrá la pena todavía, pero según los detalles actuales del mercado, hay una verdadera esperanza.

Share Article

David es un escritor independiente con especialidad en tecnología y criptomonedas. Ha estado escribiendo toda su vida, pero profesionalmente desde hace dos años y espera permanecer en el campo para siempre. Además de cripto, David sigue la política, los acontecimientos actuales y las noticias financieras.

SEGUIR AL AUTOR

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos