Al igual que cualquier moneda, las criptomonedas pueden ser utilizadas para comprar bienes y servicios. Sin embargo, las criptomonedas son digitales y usan criptografía para asegurar las transacciones. En esta guía cubriremos los conceptos básicos acerca del mundo cripto.

También te invitamos a leer también nuestra Guía introductoria de criptomonedas para principiantes

En este articulo:

¿Qué es una criptomoneda?

Historia de las criptomonedas.

¿Cómo se crean las criptomonedas?

¿Para qué se pueden utilizar las criptomonedas?

Criptomoneda vs Dinero regular.

El futuro de las criptomonedas.

¿Qué es una criptomoneda?

Una criptomoneda es dinero digital. Es una moneda que no tiene forma física, ya que es un activo creado por un software. Sin embargo, a diferencia de los dólares de Paypal o los tokens de World of Warcraft, esta “moneda digital” que utiliza criptografía para crear los activos y asegurar al mismo tiempo las transacciones.

La criptografía proviene de las antiguas palabras griegas kryptós “oculto”; y graphein, “escribir”. En términos muy básicos, se trata de enviar mensajes ocultos que solo el destinatario pueda leer. De esta forma, el uso de la criptografía nos permite tener una comunicación segura. El resultado de esto son transacciones protegidas, creación de unidades controladas y transferencias verificadas.

Historia de las criptomonedas

El concepto teórico de “criptomoneda” existía mucho antes del su debut como dinero digital. Los primeros defensores de las criptomonedas imaginaron resolver las limitaciones prácticas y políticas de las monedas fiduciarias mediante la aplicación de la informática. Durante los años 90, se hicieron muchos intentos para crear una moneda digital global, pero todos fallaron.

Después de muchos intentos fallidos, en el año 2008, un programador (o programadores) bajo el seudónimo de “Satoshi Nakamoto” intentó crear un sistema de dinero digital sin una entidad central. La criptomoneda oficialmente dio el salto del concepto a la realidad en 2009 con el lanzamiento de Bitcoin. Se convirtió en el primer activo digital de valor que puede ser enviado a través de Internet sin la necesidad de que un tercero específico apruebe la transacción.

Desde entonces, se han creado miles de criptomonedas, y cada mes aparecen más. Aunque muchas comparten las mismas características centrales, continuamente se desarrollan nuevos procesos de transacción y formas innovadoras de resolver los distintos problemas que se presenten.

¿Cómo se crean las criptomonedas?

En términos simples, las criptomonedas son secuencias de bits encriptados que se construyen sobre funciones criptográficas y se almacenan en una red. La mayoría de las criptomonedas crean nuevas unidades a través de la minería. Este es un proceso donde los mineros resuelven problemas matemáticos complejos y son recompensados ​​por sus esfuerzos y, al mismo tiempo, los mineros también verifican las transacciones.

Cuando los activos se mueven de una cuenta a otra, un minero confirmará la transacción, cada nodo debe agregarla a su respectiva base de datos y se convierte en parte de la blockchain. Una transacción solo se considera segura una vez que se ha agregado a la blockchain.

Un blockchain es un libro mayor que registra todas las transacciones y valida la propiedad de todas las unidades. Las copias de esta blockchain se almacenan en la red en nodos. Este proceso hace que las transacciones sean extremadamente seguras y de esta forma se elimina el fraude, como el doble gasto o el spam.

¿Para qué se pueden utilizar las criptomonedas?

Aunque las criptomonedas se crearon inicialmente como una alternativa al dinero fiduciario, estas se pueden usar para muchas cosas más. Actualmente, los activos digitales pueden permitirle:

  • Crear contratos inteligentes entre personas.
  • Enviar remesas no monetarias a cualquier parte del mundo.
  • Alquilar la potencia de su computadora.
  • Alquilar a la nube el espacio libre en su disco duro.
  • Validar su identidad o propiedad sobre un activo específico.

Cada día surgen más formas para usar criptomonedas, ya que cada vez más empresas aceptan el mundo de los activos digitales, las personas tendrán la oportunidad de usarlas para una variedad de transacciones y satisfacer una variedad de necesidades.

¿Cuáles son algunas de las ventajas de las criptomonedas sobre el dinero regular?

  • No hay necesidad de un banco (o cualquier otro tercero), términos de servicio o garantías. Además, es posible que enviemos y recibamos activos digitales sin dar ninguna información de identificación.
  • Está descentralizado y no controlado por un gobierno o autoridad central; por lo tanto, cualquiera puede poseerlo y usarlo. Esto hace que la criptomoneda sea increíblemente útil para personas en países inestables.
  • Extremadamente seguro y difícil de hackear: el uso de la Distributed Ledger Technology significa que todas las transacciones se almacenan en una lista global en muchos lugares a la vez.
  • Las tarifas de transacción son bajas y generalmente más económicas que los costos de movilización de otras monedas.
  • Cualquiera puede transferir criptomonedas a cualquier parte del mundo porque Internet no tiene fronteras.

El futuro de las criptomonedas

En resumen, las criptomonedas son una forma de pago que elimina a los mediadores representados por los bancos y hace que todas las transacciones sean extremadamente seguras. El uso de los activos digitales en las industrias públicas y privadas tiene sus roles firmemente establecidos. Lo más probable es que las criptomonedas continúen resolviendo problemas y agregando valor de formas que ni siquiera podemos anticipar en este momento.