Mientras que muchos se obsesionan por tratar de adivinar si el halving tendrá o no un efecto sobre el precio de Bitcoin, hay algo que seguramente si cambiará: la minería de la principal criptomoneda. Venezuela ha sido una referencia mundial para la minería de las criptomonedas por sus bajos precios, pero, podrán sus pequeños mineros resistir la reducción de la recompensa.

Contando con una de las centrales hidroeléctricas más grandes del mundo, el sistema eléctrico venezolano cuenta con uno de los sistemas de generación (no podemos decir lo mismo de la transmisión y distribución) de energía más completos de la región.

En medio de la propia situación venezolana, sui generis y única en su estilo, el tema del consumo eléctrico ha sido un tema de discusión. El sistema eléctrico venezolano puede ser visto desde dos puntos de vista: Como un paraíso al ser catalogada como la electricidad más barata del mundo (hay regiones del país en donde ni siquiera se cobra), mientras que para muchos ha sido un sistema infernal en donde ven como ciudades enteras pueden estar días completos sin energía eléctrica dado el poco mantenimiento de los sistemas de distribución de la misma.

Energía barata = Perfección para los mineros

Más allá de esta compleja situación, hay mineros que ven a Venezuela como una oportunidad. Un sistema con energía eléctrica económica es definitivamente un lugar atractivo para una actividad que tiene un alto consumo eléctrico.

Así mismo, la propia situación económica por la que está pasando el país ha hecho que muchos empresarios o personas con capital tengan que decidir entrar al mundo de la minería al ser una de las pocas actividades económicas que se presenta como “rentable” dentro de la golpeada económica mono productora venezolana.

Sin embargo, el sector minero venezolano tampoco es el más avanzado del mundo. La económica energía eléctrica no va acompañada con los últimos equipos de Bitmain o Canaan y las grandes granjas de minería están bastante limitadas. El minero venezolano promedio pudiera denominarse como “pequeño” o “amateur”.

Pequeños mineros y el halving

¿Qué tiene que ver el halving de Bitcoin los mineros venezolanos? Cómo bien se sabe, el halving de este año recortará la recompensa por bloque de minería de Bitcoin de 12,5 a 6,25 Bitcoins, lo que implica que habrá una reducción drástica del 50% de las ganancias para la industria minera. Muchos expertos han esgrimido que, al presentarse este escenario, los mineros más ineficientes tendrán que salir del mercado dado que la reducción de los ingresos provenientes por la actividad hace que sean menores a los costos propios que conlleva su mantenimiento.

Ante la rudimentaria situación por la que pasan los mineros venezolanos, es legítimo preguntarse cómo afrontarán este próximo halving y su consecuente reducción de la recompensa por sus actividades.

El halving en Venezuela

Para poder entender mejor esto, conversamos con un minero que tiene sus operaciones dentro de la nación sudamericana. Por motivos de seguridad personal y de su familia, pidió que su nombre no fuera publicado dentro del presente artículo. Para motivos de este texto, identificaremos al minero con el nombre de “Juan González”.

Lo primero que nos comentó González cuando le mencionamos el halving es que “le daba igualpor no tener que pagar por los gastos del consumo de energía eléctrica dentro de sus instalaciones de minería. Agregó que “obviamente el ingreso será menor, pero si ya te has preparado de antemano no tienes por qué preocuparte”, mencionando que ya él personalmente cuenta con equipos de última gama y que ya está preparado para adquirir nuevos equipos.

González mencionó que, según su punto de vista, la minería en el país latinoamericano es totalmente diferente a lo que se puede ver en otros países. También explayó que su caso en particular es diferente al minero venezolano promedio debido a que no paga “vacuna” (un pago por protección) a las autoridades policiales, ni tampoco paga altos costos por importación, ni consumo eléctrico y el mantenimiento de los equipos corre por su propia cuenta.

Más allá de su caso en particular, le preguntamos cómo evaluaba la situación para el pequeño minero promedio que hay en Venezuela, a lo que González expresó que con el halving este grupo de mineros verá como su ingreso se verá reducido a la mitad. Así mismo, agregó que hay otras variables a analizar como “un aumento o caída del precio, una disminución de la dificultad si muchos mineros se desconectan”. Con los precios actuales de Bitcoin, González agregó que los mineros pudieran obtener hasta 1 dólar diario y en el supuesto de que estos mineros ya hayan recuperado la inversión de los equipos, sigue siendo ganancia para el minero venezolano.

Por último, le preguntamos a González si veía a Venezuela una opción para los mineros del mundo, a lo que nos respondió con un rotundo no. A pesar de los aparentes beneficios, expresó que para un minero internacional no sería cómodo alojarse en Venezuela al tener que pagar por la “vacuna”, al tener las fallas constantes en el suministro eléctrico, así como los problemas de conexión a internet por las fallas del proveedor estatal, la empresa de telecomunicaciones más grande del país sudamericano. Terminó diciendo que si bien no es una opción para los mineros internacionales, es una oportunidad para los venezolanos que ya saben cómo es la dinámica nacional.