Las criptomonedas han encontrado terreno fértil en Venezuela, así que los proyectos relacionados a ellas en el país continúan multiplicándose. Uno de ellos es Locha Mesh de la organización Bitcoin Venezuela, el cual es descrito como “una red de malla resistente con radio de largo alcance”, privada y descentralizada.

De acuerdo a un reciente anuncio, Locha Mesh logró conseguir apoyo financiero para su desarrollo por parte de la Comunidad de Monero, a través del sistema comunitario de recaudación de fondos (CCS) de esta criptomoneda.

Tras una larga deliberación en la comunidad, la iniciativa ha conseguido una recaudación de 150 XMR, los cuales se le otorgarán a lo largo de tres meses y estarán destinados especialmente a cubrir los gastos de los desarrolladores a tiempo completo que estarán trabajando en el código de la red.

Locha Mesh se trata de una red creada con dispositivos de hardware y software propios que pretende habilitar mensajes y transacciones con Bitcoin, Lightning Network y Monero sin necesidad de Internet

, de forma totalmente privada y descentralizada.

Para lograrlo, además del software, pretenden hacer uso de los “Turpial”, pequeños dispositivos comparables en tamaño a una tarjeta USD, que resguardan un nodo completo y se conectan con otros de su mismo tipo para formar lo que se conoce como una red de malla (mesh network). A su vez, los turpiales se conectarían con el nodo Harpia de Bitcoin Venezuela, el cual funciona con el satélite de Blockstream y serviría para transmitir las transacciones y mensajes al mundo online.

Por tanto, cada dueño de un “Turpial” no requeriría de ningún proveedor de Internet ni de energía eléctrica. En este sentido, las transacciones también se vuelven anónimas, ya que no estarían ligadas a una dirección IP, servidor o proveedor en específico. Y esa es la razón por la que la Comunidad de Monero ha decidido darle el visto bueno al proyecto, ya que, sin duda, se complementaría bastante bien con una moneda privada como el XMR.

Imágenes cedidas por Locha Mesh

De momento, las metas principales del equipo de Locha Mesh son mejorar la documentación disponible para los desarrolladores de Monero que quieran participar en el código de esta red y asimismo la que trata de cómo construir una versión casera del dispositivo Turpial. Al final de los tres meses acordados, también se planea presentar una demostración de los dispositivos Turpial enviando mensajes a través de la red.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Problemas de conexión

Según datos de la compañía de medición de velocidad Ookla, por desgracia, Venezuela tiene una de las conexiones a Internet más lentas del mundo, tanto en móviles como en dispositivos fijos; siendo superada solo por un par de países africanos y asiáticos. A esto se suma el control de la información por parte del gobierno, que se ha encargado de censurar diversas páginas web.

Por otra parte, los venezolanos también deben luchar contra la fuerte crisis energética que atraviesa el país, agravada desde los apagones masivos de 2019. A la fecha, ninguna región se ha salvado del racionamiento eléctrico, el cual puede extenderse por 10 horas o más al día en algunas regiones.

De estos problemas nace Locha Mesh, que pretende ser una alternativa económica y resistente a la censura para la transferencia monetaria. Y aunque a los primeros usuarios a los que apunta son los ciudadanos venezolanos, esto no quiere decir que no pueda utilizarse fuera de este país.

Los dispositivos Turpial podrían servir para cualquier zona distante o en conflicto, asegurando conexión a los usuarios de criptomonedas cuando la necesiten. Su código abierto, además, permite la colaboración por parte de cualquier persona alrededor del globo. Quizás en tres meses podamos ser partícipes de un lanzamiento más grande.