Aires de una regulación amenazadora ¿Pueden los gobiernos prohibir Bitcoin?

Compartir artículo
EN RESUMEN
  • Mientras el precio de Bitcoin sube sin parar, algunos auguran su prohibición.

  • ¿Pueden hacer algo los Estados para frenar a BTC?

  • El imperio de la ley pudiera ser utilizado como un arma en esta batalla.

  • promo

    BIT: 8 Millones de BITs en premios. Tres Rondas, Grandes Ganancias. Unirse ahora!

El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

A pesar de que Bitcoin es un activo que está por cumplir los 11 años de edad, el tema de la “prohibición” de Bitcoin parece que no termina de zanjarse. El 7 de diciembre, se ha sintió cierto “nerviosismo” por una regulación de última hora por parte del saliente Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steve Mnunchin, e inclusive, el propio Brian Brooks, Contralor de la Moneda, tuvo que salir a apaciguar la situación mencionando que “nadie iba a prohibir a Bitcoin”. ¿Pueden acaso los gobiernos prohibir Bitcoin?

Patrocinado



Patrocinado

Nadie puede negar que en medio del discurso cypherpunk o anarquista que se permea a través del ecosistema cripto, hay quienes creen que el rol de Bitcoin dentro de la economía es acabar con la hegemonía del dólar y derrotar todo el sistema fiat.

Figuras como Ryan Selkis, co-fundador de la empresa de análisis Messari, ha dicho públicamente que el último rival a vencer son los Estados Unidos, dejando claro que hay una percepción de lucha en el ambiente.

Patrocinado



Patrocinado

Al tener esta visión y mientras muchos se regodean al ver que, con la subida de sus precios, se está logrando atraer la atención de los inversores con grandes bolsillos en medio de una apuesta en corto al sistema, recordando la película de “La gran apuesta” (2015), debemos recordar que también podemos acabar llamando el odio de los detractores que juramos vencer.

Es por ello que tampoco puede sonar tan extraño que los gobiernos quieran prohibir Bitcoin, una probabilidad que fue augurada por Ray Dalio, el gigante de los fondos de inversión, en medio de este rally alcista por el que está pasando BTC.

Sin embargo, las palabras de Dalio no han sido del todo aceptadas en la comunidad cripto, quienes aún perciben que por más que lo intenten, Bitcoin es infranqueable.

Bitcoin no se puede prohibir

Para ahondar un poco más en las percepciones que la comunidad cripto, hemos conversado con Anibal Santaella, reconocido educador bitcoiner, quien nos fue explicando desde lo más básico y mencionó que:

Bitcoin es una transformación fundamental en la tecnología del dinero, Bitcoin convierte el dinero, el valor en –datos puros–, es decir, las unidades de valor de bitcoin son «bits», esto permite independizar el dinero del medio de transporte subyacente y lo convierte en datos puros. Bitcoin crea una forma de dinero centrada en su red de naturaleza global e incluyente por diseño, Bitcoin es ubicuo –por defecto está en todas partes–, por supuesto, hay que crear el acceso para las personas.

Habiendo explicado lo básico de su argumento, Santaella procedió a explicarnos que una transacción de Bitcoin es “simplemente una estructura de datos firmada” agregando que la misma “puede ser ejecutada en cualquier parte del mundo”. Más adelante agregó que una transacción puede ser transmitida a través de cualquier medio de comunicación. 

“El contenido es independiente del medio de transporte” por lo que una transacción puede llegar a ser codificada y transmitida en medios como “una foto, en una carta enviada por correo, en un mensaje en un periódico publicado en la sección de avisos de servicios sexuales, en señales de humo, en un mensaje de onda corta, en clave morse y cualquier otro medio”

Bitcoin “es simplemente información pura independizada del medio” como llegaría a mencionar Santaella después de su explicación. 

Todo esto, según lo que nos comentó Santaella, hace que Bitcoin sea un “dinero resistente a la censura”. Así mismo, también agregó que el hecho de que la información en Bitcoin esté tan distribuida, hace que carezca “de un único punto de falla”.

Esta explicación permitió a Santaella hacer el basamento para la afirmación de que “los estados-nación no pueden prohibir Bitcoin” ya que para ello tendrían que restringir las libertades de sus individuos de tal manera de que no les permitan acceso a medios de comunicación de ningún tipo para poder transmitir y recibir información.

Sin embargo, Santaella también comentó que las regulaciones al respecto “existen y seguirán apareciendo”, mencionando que las mismas “regulan los modelos de negocios que manejan el dinero de terceros y tienen en custodia dinero ajeno, a cambio de ofrecer servicios”, estos modelos, según la opinión que nos brindó Santaella, “crean un punto central de control y de posible falla”.

Para concluir con su idea, Santaella nos recordó que “Bitcoin es «vires in numeris»”, lo que se traduce como fuerza en números, por lo que para que los Estados-nación puedan prohibirlo tendrían que prohibir “los números y las matemáticas”.

¿Qué armas tienen los estados para prohibir Bitcoin?

No obstante, para conocer a profundidad sobre esta situación, no podemos solo quedarnos con la perspectiva cripto. Conviene evaluar las posibles acciones que pudieran tomar los Estados en contra la criptomoneda .

Para evaluar ello hemos conversado con José Antonio Bravo, especialista en materia tributaria española en lo relacionado con Bitcoin, para así entender que podrían hacer los Estados en contra de BTC.

Lo primero que le hemos preguntado es acerca de lo que podrían hacer los Estados para prohibir Bitcoin, a lo que nos ha dicho en primer lugar que ciertamente una legislación puede buscar prohibir Bitcoin, aunque ello no implica que se impida su uso, “aunque éste sea restringido”.

Para ambientar su respuesta nos reseñó que en países como Bolivia, Bangladesh y Vietnam hay prohibiciones, pero agregó:

“no deja de ser algo testimonial, que únicamente frena sus usos legales, es decir, para la cancelación voluntaria de un crédito o como bien valuable que puede aportarse a una sociedad”.

A pesar de que Bravo reconoció que este tipo de medidas pudiera “complicar mucho más la popularización de Bitcoin en sus usos financieros”, aclaró más adelante que ello no terminaría impidiendo que los interesados en el activo tengan acceso a información y busquen las maneras de acceder al activo per se, a pesar de que esto termine “rayando la ilegalidad”.

Impuestos y obstáculos para los exchanges

Por otro lado, Diego Montes, Blockchain Associate del bufete mexicano especializado en cripto-fintech Legal Paradox, también nos dio respuesta a esta pregunta y consideró que los Estados pudieran atacar de forma directa por dos vías, explicando en primer lugar:

“gravar las operaciones de compra y venta de criptomonedas con IVA para no hacer rentable su inversión y gravar la utilidad generada mediante un impuesto sobre utilidades”.

En segundo lugar:

“establecer cargas regulatorias más pesadas como obligaciones de reporteo por umbrales, establecer que sólo puede operarse con las criptomonedas que autorice el banco central (como el caso de México) y establecer limitaciones y restricciones a puntos de salida, como es el caso de las Exchanges de criptomonedas”.

Sobre este segundo punto, aclaró ello implicaría que aunque los usuarios quieran tranzar con Bitcoin, no les será “posible convertirlo a moneda fíat tan fácil”, agregando además que con las obligaciones de KYC que tendrían que aplicar las casas de intercambio, se tendrá un mayor control sobre la información de quienes utilizan BTC.

Según su juicio, estas serían las medidas que pudieran limitar el uso de BTC más allá de una prohibición absoluta, que según la opinión de Montes, de llegar a ser aprobada sólo se “incentiva más su uso”.

¿Puede la ley realmente limitar el uso de Bitcoin?

Para continuar con la conversación, también le preguntamos a los jurisconsultos su consideración sobre si creían que una regulación estricta pudiera limitar el uso de Bitcoin. Ante el planteamiento, Bravo consideró que ciertamente una legislación estricta pudiera “un freno para una adopción masiva y rápida de Bitcoin. Más adelante agregó”

“cualquier tecnología que tenga una ventaja para los usuarios acabará siendo adoptada públicamente incluso aunque el legislador pretenda evitarlo creando un corpus normativo que lo impida”

Culminó explicando que si las personas perciben un beneficio por su posesión y uso que va más allá de la sanción que se plantea por ello, lo terminarán haciendo por “un mero cálculo coste-beneficio”.

En conclusión, Bravo considera que una legislación restrictiva pudiera terminar “llevando” a que parte de la riqueza de los ciudadanos de un país permanezca “oculta” o que termine “saliendo” de la jurisdicción, explicando que ello es posible gracias a la “alta portabilidad” de Bitcoin.

Por otro lado, Montes mencionó que bajo su consideración, una regulación estricta totalitaria solo terminaría “incentivando el uso de bitcoin como escape o resguardo de valor”.

En contraste, que agregó que una regulación que sea “más atenuada” pero que imponga una “carga regulatoria compleja y pesada para el usuario y para los puntos de salida (exchanges)” puede terminar desincentivando el uso de Bitcoin debido a que implicaría que los actores “no tengan retorno de inversión real”. Esto según la visión del abogado mexicano, implicaría una complejidad debido a que muchos usuarios de diversos países ven a Bitcoin más como un activo de inversión mas que como un medio de pago.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.
Patrocinado
Share Article

Editor jefe de BeInCrypto.com en español. Cuenta con experiencia operando cómo scalp trader con futuros en el mercado del DAX. Gran entusiasta de Bitcoin y las criptomonedas por su significado, geopolítica y seguidor de la nueva revolución financiera desde principios de 2017, día a día absorbe más información. De nacionalidad española aunque con un enfoque internacional al haber vivido desde la infancia en Londres, Bruselas, Santiago de Chile, Amsterdam, actualmente alternando entre Madrid y Palma de Mallorca. Licenciado en Comunicación Audiovisual y con un Master de Web Design and Development. Daniel tiene varios años de experiencia en medios tecnológicos principalmente como front-end developer e Interaction Designer en Internet así como en otros medios como la televisión. Actualmente se ha lanzado al mundo de las criptomonedas y ama escribir, analizar y debatir sobre ellas.

SEGUIR AL AUTOR

¡Gana hasta 10,000 USD cada semana en AMM + Arena de CoinFLEX!

¡Gana ahora!

BIT. 8 Millones de BITs en premios. Tres Rondas, Grandes Ganancias

Únase ahora

BIT. 8 Millones de BITs en premios. Tres Rondas, Grandes Ganancias

Únase ahora