El Coronavirus retrasa los planes ambiciosos de China de crear su propia criptomoneda. La moneda digital controlada será controlada por su banco central (CBDC, siglas en inglés), sería una criptomoneda que representa al Yuan Chino. Su lanzamiento parecía inminente, ¿Podría el Coronavirus alterar los planes del gobierno chino?

China está pasando por un gran reto, el Coronavirus está obligando a cerrar varias partes del país para evitar la propagación de la enfermedad. Como resultado, muchos negocios se han interrumpido de manera brusca, bajando considerablemente la producción de la nación.

Entre varias industrias afectadas se encuentra el gobierno chino, su ambicioso proyecto para lanzar su CBDC este año parece retrasarse. El gobierno chino se había comprometido a lanzar su CBDC este mismo año, algo que parece increíble para la industria blockchain, ya que eso significaría que tendrían una criptomoneda capaz de sostener todos los movimientos económicos que ocurren en China en una plataforma. EL primer paso sería el lanzamiento de su plataforma de pagos Digital Currency Electronic Payment (DCEP), ante esto una fuente anónima por su protección comentó:

“El brote del coronavirus ha provocado el aplazamiento de la reanudación del trabajo en las instituciones gubernamentales, incluido el Banco Popular de China (PBC). Los encargados de la formulación de políticas y el personal de investigación que participan en el proyecto DCEP no son una excepción, lo que pesa en el proceso de desarrollo”.

Como informó BeInCrypto, según el gobierno chino su moneda digital podría llegar a 220.000 transacciones por segundo (TPS). Algo impresionante teniendo en cuenta que Visa clama llegar a 65.000 TPS [Visa], mostrando la carencia de Bitcoin que por ahora sólo ascienda a una media de 4 TPS por segundo.

La DCEP china se retrasa pero se lanzará en el 2020

Como informó Cao Yin, vice director de Advanced Research Institute of Blockchain:

“El banco central se ha estado preparando para el lanzamiento tanto tecnológica como teóricamente durante mucho tiempo. La hoja de ruta tecnológica ya ha sido trazada”

Aunque haya habido un posible retraso debido al Coronavirus esto no descarta que se vaya a lanzar este año. El banco central ha conseguido 65 patentes relacionadas con las monedas digitales, mientras que el instituto de ciencia y tecnología de la impresión del PBC había solicitado 22 patentes.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

El Coronavirus puede que haya congelado temporalmente algunas industrias, pero no hay mal por que bien venga. El contagio probado debido a los billetes de papel podría ser otro argumento para acelerar el uso de la criptomoneda estatal. 2020 sigue estando en los planes actuales del gobierno chino como el año en que lancen su CBDC.

Las prisas del gobierno chino en lanzar su CBDC

El gobierno chino ha sido para la industria cripto el bueno y el malo según en que momento de la historia. China tuvo sus momento oscuros con la industria cripto habiendo rumores de que iban a prohibirlo por completo.

Después de una reconsideración, han sabido leer correctamente el panorama actual y parece que han visto en la industria blockchain el futuro de la industria tecnológica. Al haber una “guerra” contra EEUU por ser el líder mundial han decidido regular y apoyar la industria blockchain para robarle el liderazgo tecnológica a su contrincante. Eso sí, han decidido seguir la doctrina de blockchain si, criptomonedas no.

Xi Jinping y su equipo han visto el potencial de la tecnología blockchain pero así mismo han debido ver el riesgo que supone bitcoin a la hegemonía todopoderosa del gobierno chino. Bitcoin podría amenazar el poder de la divisa nacional. Para ello, han decidido comenzar con los planes para lanzar su propia moneda virtual antes de que de que el uso de bitcoin se llegue a expandir por todo el país.

El país ya está acostumbrada a un dinero digital, es bien sabido que los ciudadanos chinos casi no pagan con efectivo. Por ello, el traspaso del uso de efectivo a una moneda virtual sería un paso sencillo y rápido.

Si Bitcoin pretende ser una divisa sin fronteras, tendrá que competir con China como de otros países que están desarrollando sus propias monedas virtuales. El talón de Aquiles de bitcoin es su escabilidad y por ello soluciones como el Lightning Network deberán prosperar efectivamente y rápidamente.