¿Qué son las CBDC? La nueva apuesta de los bancos centrales

Compartir artículo

Los Bancos Centrales alrededor del mundo han dado de que hablar en estos últimos meses. Bien conocidos han sido sus esquemas de políticas monetarias, de elevar la tasa de interés a fin de combatir la inflación. Pese a ello, también han destacado debido a una propuesta en la que parecen tener cierto tipo de consenso; las CBDC.

El fenómeno, que inició como promesa lejana, parece ser una realidad cercana. Las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) han sido concebidas de distintas formas: una alternativa de regulación, una oportunidad para mantener la seguridad del dólar, una fuente de oportunidades de negocios, e incluso como el “dinero público de la era digital”.

En este artículo presentaremos una introducción de las CBDC, su contexto internacional y el avance de su adopción; así como sus oportunidades y limitantes económicas y tecnológicas.

En este artículo:


¿Qué son las CBDC?

Las CBDC son activos digitales que podrían operar a través de la Distributed Ledger Technology (DLT), siendo la más conocida la tecnología blockchain, debido a que permite un mecanismo descentralizado para comprobar la legítima propiedad de las monedas, así como para transferir dicha propiedad.

Gracias a la criptografía y e Internet, los gobiernos hoy pueden emitir su propia moneda digital. Y para algunos, esta opción significaría un gran avance en la adopción de las criptomonedas y las tecnologías DLT alrededor del mundo.  

Según el rastreador de CBDC de Atlantic Council, actualmente hay 105 países con proyectos de investigación y desarrollo de CBDC, los cuales representan más del 95% del PIB mundial.

CBDC

Panorama internacional de las CBDC

A pesar del bear market del 2022, la adopción de las criptomonedas sigue aumentando. Debido a la inflación y al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, la alternativa de utilizar las monedas digitales y la blockchain se ha visto acelerada.

Pese a parecer simple, una CBDC sería un experimento mucho más complejo a una simple “alternativa cripto”. Las tres principales economías del mundo, Estados Unidos, La Unión Europea y China, lideran la carrera por este tipo de activos.

Estados Unidos clama que las CBDC podrían heredar el patrimonio de la hegemonía del dólar. China, por otra parte, es más silencioso en su búsqueda por instaurar su dominio en el comercio internacional.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell sostuvo que el interés de Estados Unidos ahora es preservar la moneda como una reserva global de valor.

Por ahora, la Fed ha concluido el período de cuatro meses para recopilar información sobre la viabilidad de un dólar digital, a diferencia de Europa, el cual ya está en etapas avanzadas del euro digital.

“Para resumir, me gustaría enfatizar la importancia del dólar para las economías y los mercados financieros de Estados Unidos y del mundo. Es fundamental que entendamos los canales, las conexiones y los efectos del papel del dólar”.

Por su parte, China espera lanzar oficialmente el yuan digital lo antes posible, algo de lo que otros gobiernos están tomando nota. El distrito de Chongqing fue el más reciente en lanzar un programa para el yuan digital. El yuan digital ha avanzado tanto que el monedero está disponible tanto en Android como en iOS, junto con una opinión favorable del 72% de usuarios.

Finalmente, la Unión Europea no se queda atrás con el diseño del euro digital. La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha declarado que una CBDC para el BCE brindaría beneficios como estabilidad financiera, fortalecimiento de la demanda y autonomía estratégica. Además de ello, señala que el Euro digital brindará oportunidades comerciales para los distintos países de la UE.

“Un euro digital también brindaría nuevas oportunidades comerciales y actuaría como un catalizador para el progreso tecnológico y la innovación: los intermediarios europeos estarían en condiciones de mejorar los servicios que ofrecen a sus clientes y seguir siendo competitivos a medida que ingresan nuevos actores en el panorama de los pagos. Esto también apoyaría la soberanía monetaria y financiera de Europa”.

En vista de esta glamorosa, y hasta cierto punto incomprensible tendencia; muchos bancos centrales de todo el mundo han iniciado planes de implementar su propia CBDC.

Uno de los puntos más importantes del debate se enfoca en su evidente centralización, pues serían emitidas y administradas por las mismas autoridades monetarias.


Dilemas tecnológicos de las CBDC

El principal problema teórico y práctico de las CBDC continúa siendo la escalabilidad. Esto también sigue siendo un desafío en general para las DLT en comparación con los sistemas de pago tradicionales basados en los bancos centrales (Sistemas de liquidación bruta en tiempo real (RTGS).

Por otra parte, cabe la posibilidad que la tecnología de las CBDC también tendría un mayor consumo energético; sobre todo si culmina en una adopción a nivel global.

Teniendo estas dificultades estructurales en cuenta, sus críticos suelen decir que el actual RTGS sería más eficiente que los sistemas de pago basados en blockchain, por lo que las CBDC estarían resolviendo un problema que no existe. Desde esta perspectiva, los bancos centrales pasarían de un sistema más eficiente a uno ineficiente.

Otra crítica es su limitado alcance transfronterizo. Esta crítica ha sido expuesta por la misma Fed, en una reunión de expertos, se puso en evidencia que Qué son las CBDC

Los defensores de las CBDC argumentan por su parte que las DLT están en sus inicios, siendo de momento más un prototipo que una tecnología final.

Los entusiastas de las CBDC se respaldan en la posibilidad que en el futuro pueda haber mejoras sustanciales en cuanto a su eficiencia, lo que resolvería tanto el problema de escalabilidad como el de eficiencia energética.

CBDC

Puntos de vista sobre la economía de las CBDC

Con respecto a su esfera económica, también hay dos puntos de vista. Para algunos formuladores de política, las CBDC representarían un incentivo al crecimiento económico. Los países que decidan modernizar su divisa podrían reducir los costos de impresión del dinero, que puede alcanzar hasta el 1.5% del PIB nacional.

Las CBDC también podrían generar una mayor atracción de inversión en insumos tecnológicos, a la vez que incrementaría la competitividad de los negocios durante la primera fase de su adopción.

Por el lado negativo; desde el punto de vista del liberalismo económico, esto implicaría un mayor control e intervención del Gobierno en la economía. Esto sería así debido a que las CBDC son activos centralizados, controlados directamente por el Gobierno.

Algunos analistas como Ismael Lofeudo abogado argentino especializado en cripto, han señalado los riesgos de esta disrupción:

“la AFIP, la UIF y el Banco Central tendrían un control más detallado de las tenencias de dinero de todos los ciudadanos, y de todas las operaciones económicas”.

Y para usted, ¿cuál es tu punto de vista? Escribe tu opinión sobre eso en nuestra comunidad en Telegram.

CBDC Europa

Uno de los mayores riesgos sería que las CBDC los organismos gubernamentales podrían embargar o confiscar —mediante una orden— el dinero de las personas si es que su código se los permite. Por lo mismo, el control sería ejercido por aquellas instituciones y no por los usuarios de la criptomoneda.

La introducción de las CBDC en la práctica también podría dar otro duro golpe tanto para el mercado de cripto como el de las divisas. Lo que podría traducirse a una mayor inestabilidad financiera en el sistema bancario. Sobre todo por un incremento en las solicitudes de retiro de fondos (pánico bancario).

El proyecto también necesitará toda una legislación financiera y contable que respalde las operaciones del día a día de los negocios y la ciudadanía en general.


Los Bancos Centrales y las CBDC ¿Una combinación inevitable?

Uno de los últimos países de habla hispana que han comunicado su intención de desarrollar su propia CBDC es Argentina. El día 28 de abril de 2022 el Presidente Alberto Fernández estableció la habilitación de la Casa de la Moneda a través del Decreto 297/2022, que fue publicado en el Boletín Oficial.

En este anuncio nos encontramos con las características esenciales de las CBDC, como que la Casa de la Moneda podrá procesar e intercambiar los datos de las cuentas digitales de los argentinos, ya que el organismo sería el encargado de habilitar las plataformas para las transacciones y la transmisión de servicios.

Lejos de ser un fenómeno aislado; distintos países de la región ya están trabajando e investigando respecto a ellas. En este grupo destaca México, que espera lanzar su CBDC en los próximos tres años.

CBDC Bahamas

Chile, cuyo Banco Central, ha recurrido a una encuesta ciudadana, debido a que publicará próximamente un documento de política con un marco de acción y objetivos estratégicos, líneas de acción y resultados esperados.

Un caso aún más curioso ha sido el de Jamaica en el Caribe, cuyo banco central ha reconocido oficialmente la CBDC “Jam-Dex” como moneda de curso legal, convirtiéndose en el primer país en hacerlo.


Conclusión

Las CBDC han representado una tendencia fuerte a nivel mundial en el año 2022. Muchos bancos centrales han decidido embarcarse en esta “corriente”, hasta el punto de afirmar hechos concretos en los próximos años.

En la carrera de las CBDC destacan principalmente tres actores; nada menos que las tres principales economías del mundo.

Respecto a sus aspectos tecnológicos, las CBDC aún dejan mucho que desear en términos de escalabilidad y eficiencia en comparación con el sistema actual.

Sus defensores argumentan que el proyecto aún se encuentra en fase inicial, a la vez que se respaldan en un incierto futuro que garantizaría la tecnología necesaria para que las CBDC tengan éxito.

Desde la perspectiva económica, las CBDC implican una innovación en el sistema de regulación monetaria tradicional. De este detalle, muchos reguladores deducen una serie de beneficios a nivel macroeconómico.

Habiendo aclarado lo primero; poco se habla acerca del nivel de independencia financiera que tendrían los ciudadanos.

Algunas entidades, como la UE, han aclarado que no se eliminaría el dinero fíat, por lo que solo sería una mejora del sistema financiero en la región. También será difícil analizar el grado de libertad que permitirán las CBDC, puesto que cada país posee un sistema político y jurídico diferente.

Para más informaciones, síguenos en Telegram.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica de buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector realice a partir de la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo. En Learn, nuestra prioridad es proporcionar información de alta calidad. Nos tomamos nuestro tiempo para identificar, investigar y crear contenidos educativos que sean útiles para nuestros lectores. Para mantener este estándar y seguir creando contenido impresionante, nuestros socios podrían recompensarnos con una comisión por las publicaciones en nuestros artículos. Sin embargo, estas comisiones no afectan a nuestros procesos de creación de contenidos imparciales, honestos y útiles.
Share Article

TEMAS RELACIONADOS

Economista y Científico de Datos. Antes de dedicarse a la redacción técnica y al periodismo; Andrés obtuvo experiencia profesional en los sectores de Finanzas, Educación y Tecnología. Como periodista "naturalizado", quiere contribuir a la educación financiera y tecnológica en América Latina. Cuando no está escribiendo sobre criptomonedas o macroeconomía; Andrés se dedica a sus estudios de maestría o a la enseñanza de programación y ciencia de datos.

SEGUIR AL AUTOR