Ayer, el Banco de Francia confirma, via Twitter, la creación de su propia criptomoneda, en un proyecto piloto dirigido por ahora para el sector financiero privado.

Los clientes minoristas tendrán que esperar

El proyecto piloto sólo influirá el sector privado financiero, especificando que los pagos por parte del mercado minorista no se verán afectados. La intención primordial es ganar en eficiencia en el sistema financiero francés y proporcionar confianza en la moneda, debido a que el banco central francés lo respalda. François Villeroy de Galhau, gobernador del Banco de Francia, dijo que cualquier moneda digital dirigida a los minoristas deberían estar sujetos a una vigilancia tenaz, lo cual puede resultar algo contradictorio.

Francia a la vanguardia

El gobernador del banco central de Francia utilizó Twitter como su medio para difundir esta información:

En el comunicado enfatizó que Francia debería ser el primer país en emitir un CNBC (Moneda digital del Banco Central, en inglés) y ser un ejemplo internacional para otros países. Declaró:

“Veo el interés en avanzar rápidamente en la emisión de al menos una moneda digital del banco central para ser el principal emisor a nivel mundial y obtener los beneficios asociados con el suministro de una moneda digital ejemplar del banco central”.

Esta noticia es de gran envergadura y seguramente sea seguida por vários países, como China que pretende lanzar también su propia moneda digital

.

Francia está creando varios titulares debido a su sorprendente adopción de las criptomonedas en muchos ámbitos:

Ahora ha dado un paso gigantesco e intuido por varios analistas. Emitir una criptomoneda nacional por parte de un banco central es inmenso, ¿Cuál será la siguiente sorpresa por parte de Francia?

¿Cuál crees que será la reacción de los países vecinos de la UE? ¿Se emitirá una criptomoneda del euro? Coméntanos tu idea aquí abajo.


Imágenes por cortesía de Twitter