El Presidente Trump siempre ha sido del tipo “hazlo a lo grande o vete a casa”, y ahora se podría decir que está poniendo su dinero donde está su boca. El gobierno de EE.UU. ha puesto sus miras en llenar sus bolsillos con dinero en efectivo como parte de un enorme acuerdo de estímulo de 850 mil millones de dólares en su último intento de combatir el coronavirus. [The Wall Street Journal]

Si bien no es Bitcoin, el “dinero gratis” todavía tiene el potencial para poder impulsar el mercado de las criptomonedas, dependiendo de cómo las personas elijan dirigir e invertir los fondos. Dado el rápido deterioro de la economía, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, afirmó que el gobierno quiere poner los cheques en manos de los estadounidenses “de inmediato”.

Según los informes, algunos cheques serían de $1,000. [Reuters] El gesto no fue obviado por Andrew Yang, el ex candidato presidencial demócrata que presionó por el Ingreso Básico Universal (UBI, siglas en Internet).

Los fondos están diseñados para ser un salvavidas para los consumidores norteamericanos que están luchando por el estancamiento de la economía, el cual ha llegado de la mano con la epidemia de coronavirus. El paquete de estímulo, que fue anunciado hoy por el Coronavirus Task Force, también brinda a individuos y empresas la posibilidad de diferir pagos de impuestos al Tío Sam de hasta 1 millón y 10 millones de dólares, respectivamente. [CNBC]

¿Rebote de bitcoin?

Si bien el paquete de estímulo sería un espaldarazo para la economía de los EE. UU., Esta marea también podría beneficiar a todos. Las personas que se han desencantado con el sistema monetario fiduciario en estos últimos días podrían encontrar refugio en monedas digitales como Bitcoin, que tiene un suministro finito, se prepara para el halving que ocurrirá en los próximos meses y que, además, es invulnerable a los caprichos de los bancos centrales.

Mientras tanto, a medida que la Reserva Federal (FED, siglas en inglés) continúa imprimiendo dinero, la comunidad de criptomonedas continúa observando como un mero espectador. En lo que podría describirse como un “te lo dije”, los líderes del mercado no pueden evitar señalar que la advertencia ha estado siempre presente.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Otra “tirita” económica

Desde que la aparición del coronavirus, ha causado estragos en los mercados financieros y la economía global. El gobierno norteamericano ha respondido con la tirita más grande que pudo reunir, incluida la reducción a cero de las tasas de interés y la promesa de un gasto de 8,3 mil millones dólares para combatir la pandemia.

Hasta ahora, estas medidas han sido deficientes para calmar los temores de los inversores, ya que el mercado de valores ha continuado con su difícil situación. Mientras tanto, no solo los mercados tradicionales se han desplomado, sino que el pesimismo se extendió a los activos de refugio de valor, incluidos Bitcoin y el oro.

Sin embargo, el último plan de estímulo ha tenido un efecto positivo en los mercados, incluidas las acciones y las criptomonedas, que ahora cotizan al alza. El oro se cotiza de manera similar en números verdes, con un precio que ronda los USD 1,529 tras la última actualización después de caer a precios mínimos durante varios meses, ubicándose el lunes por debajo del nivel de los 1,500 dólares. [CNBC]

Es preciso enfatizar que, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, quien fue el funcionario que anunció que los cheques probablemente llegarán a los buzones de los estadounidenses en las próximas dos semanas, no es fan de Bitcoin, como tampoco lo es el presidente Trump. Ambos, que han hecho su fortuna con dinero fiduciario, se estremecerían ante la idea de que los estadounidenses dirijan su cheque de estímulo hacia las criptomonedas como Bitcoin. No obstante, parece ser que han sido los inversores minoristas quienes han estado haciendo las compras durante este último ciclo de mercado, y es difícil imaginar que se detendrán ahora.