Cada quien es libre de elegir su veneno; en algunos casos viene en la forma de trading de criptomonedas, en otros casos la dosis llega gracias al mundo de las apuestas. Pero ahora los venezolanos pueden combinar ambas “pasiones” gracias al esfuerzo del Instituto Nacional de Hipódromos de ese país.

De acuerdo con un anuncio compartido en las redes sociales de dicha institución, los amantes de las carreras de caballos ahora pueden apostar desde sus hogares a través de la habilitación de una plataforma online para carreras nacionales e internacionales con soporte para divisas y criptomonedas.

Para apostar en el sitio online, los usuarios deben registrarse en la plataforma. Sin embargo, al momento de elegir cual será la moneda principal para operar, solo se ofrecen opciones para Bolívares o dólares.

El registro solo señala Bolívares y Dólares como Moneda Principal. Imagen: INH Venezuela

La iniciativa del Instituto Nacional de Hipódromos parece orientada hacia una forma de diversificar los métodos para obtener ingresos en el país. Actualmente, Venezuela está pasando por una de las crisis más difíciles de su historia contemporánea. Por su parte, la inflación rampante y una devaluación constante de la moneda hacen muy atractivo el uso de dólares y criptomonedas como sustitutos del dinero fiat oficial del país e inclusive se utilizan como reserva de valor.

El Instituto Nacional de Hipódromos estaba coqueteando con la idea de añadir soporte para criptomonedas desde hace algún tiempo. Ya en octubre de 2019 habían anunciado un sistema de cálculo de apuestas en Petro, aunque para ese momento se utilizaba el valor del token como referencia y como forma de pago de premios.

Venezuela presiona por la adopción de criptomonedas… quizá con demasiado empeño

La medida forma parte de un esfuerzo bastante agresivo del gobierno venezolano para estimular la adopción de criptomonedas

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
a pesar de las sanciones unilaterales impuestas por la administración de los Estados Unidos. El centro de la diana está puesto en el Petro, como foco de atención estratégica.

El gobierno de Venezuela creó la idea de la criptomoneda Petro como una forma de evadir el bloqueo financiero que ya ha llevado al gobierno a tener que lidiar con varios problemas financieros como no poder comprar comida para sus habitantes en medio de la cuarentena o no poder utilizar sus reservas de oro para la compra de insumos médicos necesarios para combatir y prevenir el esparcimiento del Covid-19.

Sin embargo, algunos (entre ellos un desarrollador temprano) alegan que el Petro no es más que una estafa creada por los organismos gubernamentales para intentar crear un sistema económico artificial, creando una moneda paralela sin las características propias de las monedas creadas bajo estándares internacionales.

Por ahora, el Petro tiene aceptación básicamente en algunos pequeños negocios y entre entusiastas que hacen operaciones P2P. También se acepta como medio de pago para trámites consulares y de documentos oficiales. Han habido reportes de que se han podido comprar pasajes internacionales a través de la aerolinea Conviasa en Petros, así como de su aceptación en estaciones de servicio y en la principal tienda por departamentos del país, Traki, aunque recientemente la misma eliminó el soporte del criptoactivo soberano.