Uniswap lanzó su token de gobernanza distribuyendo 150 millones de UNI a todos sus usuarios. No importó quién eras, dónde residías, qué edad tenías ni en qué situación económica te encontrabas, si utilizaste Uniswap por lo menos una sola vez, recibiste un mínimo de 400 UNI equivalentes a 1.200 USD al momento de su listado. Más que un airdrop, la repartición de aproximadamente 450 millones de dólares se podría comparar con un estímulo económico dada la magnitud del impacto en los recompensados.

Haber usado el protocolo de Uniswap antes del 1 de septiembre fue suficiente para recibir una recompensa de 400 UNI, que a un precio promedio de 3 USD para el momento de su lanzamiento, estamos hablando de 450 millones de dólares destinados a la remuneración de sus usuarios sólo por haber utilizado el producto.

Si cambiar 400 UNI por 1.200 USD al momento de su lanzamiento era una posibilidad viable, fácil y accesible para todos, la repartición de riqueza fue un hecho indiscutible que merece la mención de estímulo económico.

Al compararse con otros estímulos otorgados por distintos gobiernos a sus ciudadanos dentro del contexto complicado que están viviendo, Uniswap marcó la supremacía de la descentralización hasta en los conocidos “paquetes económicos”.

Países en crisis y gobiernos desentendidos

Es de público conocimiento el momento difícil que está viviendo la historia de la humanidad. En materia económica, la situación es incluida en este término ‘crisis’, y por supuesto, esta se está agudizando en los países más vulnerables.

Latinoamérica es una de las regiones más golpeadas en este aspecto. Como ejemplo claro podemos destacar a Argentina, cuya situación económica y social se encuentra en picada, mientras que su gobierno opta por imprimir más dinero que permita pagar los gastos y entregar estímulos a partir de dicha inorgánica acción.

Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) es el nombre que lleva el paquete económico destinado a trabajadores informales y monotributistas de primera clase en el país sudamericano. La cifra es de 10.000 pesos argentinos y 9 millones de personas son elegidas para acceder a él. Sin embargo, para un país de 44 millones de habitantes, las condiciones del IFE son bastante estrictas, y sus pretensiones dirigidas a dividir la sociedad por estatus económico pueden interpretarse como desiguales.

Por otra parte, si agregamos las decisiones desfavorecedoras que ha tomado el Gobierno argentino sobre su propia moneda, el paquete económico resulta diluido por políticas monetarias provenientes del mismo responsable que pretende ayudar. A día de hoy 10.000 pesos representan 71 dólares, cuando a principio de año la misma cifra equivalía a 140 dólares.

Venezuela es tal vez el caso más incomprensible. El salario mínimo de este país equivale a 2 dólares mensuales tomando en cuenta el tipo de cambio del Banco Central de Venezuela. El paquete económico concedido en agosto por la jurisdicción que precede Nicolás Maduro supone un valor de 4,5 dólares, obviamente, entregado en la moneda con la mayor inflación del mundo

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
, y con unas condiciones excluyentes que elige a sólo aquellos que se registren en un sistema paralelo de identificación nacional.

Ambos países comparten la interpretación de pretender atender a sus ciudadanos con bonos económicos, mientras por detrás se construye un sistema que condiciona la inclusión y una serie de medidas que atenta sobre la misma moneda que ellos están otorgando. La consecuencia es inmedible, la economía compromete casi todos los pilares que sostiene un país.

El rescate económico de Uniswap

Prescindir de tu nacionalidad es tarea fácil para las criptomonedas. No hay barreras gubernamentales, territoriales ni sociales que puedan restringir su uso, y mucho menos su esparción a cualquier parte del mundo como ayuda económica.

Uniswap no sólo repartió un agradecimiento, es momento de pensar más allá. Conexión a internet y conocimientos para usar una wallet de Ethereum junto a un protocolo de exchange descentralizado fueron las únicas condiciones fácilmente cubiertas con la simple e importante tarea de la educación, así obtendrías el equivalente a 1.200 dólares de manera cien por ciento digital, directa, peer-to-peer, anónima, y sin registro que deba ser regulado por ningún ente.

De hecho, el estímulo de 400 UNI llegó a valer un máximo de 3.200 dólares en su cotización del 18 de septiembre, este valor significa más del doble del estímulo económico de Estados Unidos equivalente a 1.200 dólares por contribuyente.

Mientras que para algunos 3.000 dólares extras podrían no significar mucho, para otros, sin importar su nacionalidad ni identidad, 3.000 dólares cubriría 2 años de alimentos para su familia, el pago de alguna deuda, la salvación de algún familiar en estado delicado de salud y hasta la oportunidad de costearse algún tipo de herramienta de trabajo o educación para el crecimiento personal.

¿Qué podrían sentir aquellas personas con un momento crítico en su vida al recibir tal ayuda económica de manera libre cuando ven hacia arriba a sus gobernantes luchando con la política? Para Luis Lozada, embajador de MakerDAO en Venezuela:

“un alivio enorme, es un dinero que trabajando en Venezuela no puede hacerse, que un protocolo DeFi recompense así a sus usuarios habla de una gran inclusión financiera y empoderamiento para todos por igual”.

Aunque hemos mencionado algunos países específicos, la importancia reside en cuántos más son hogares de alguna persona con problemas económicos y restricciones de libertad producidas por las propias decisiones de su Gobierno, pero que gracias a un nuevo paradigma sin fronteras, los 400 UNI que llegaron a sus manos significaron un hito en la historia de su vida.