Las Cortes de EEUU demandan a grandes empresas de criptomonedas

Compartir artículo
EN RESUMEN
  • Los tribunales del Distrito Sur de Nueva York presentaron 11 demandas de 42 demandados de 16 jurisdicciones diferentes.

  • Se puede considerar la venta de los "utility tokens" como una venta ilegal de valores dentro del mercado estadounidense.

  • La pandemia del coronavirus y su necesaria cuarentena retrasará el caso.

  • promo

    Lo estamos discutiendo en nuestro grupo de Telegram, ¡únase a nosotros ahora! Y obtenga señales comerciales actualizadas y análisis regulares en criptomonedas.

El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

La justicia está llamando a importantes empresas de criptomonedas por supuestas irregularidades en la venta de valores no registrados. Sería una de las acciones más grandes que se hayan emprendido en el sector de las criptomonedas y la tecnología blockchain.



Reseñado por primera vez por el portal OffshoreAlert y calificado como una “Red Wedding”, haciendo referencia a la sanguinaria “Boda Roja” que tiene lugar en serie de HBO Juego de Tronos. Los tribunales del Distrito Sur de Nueva York fueron testigos de cómo se presentaron 11 demandas en contra de 42 demandados de 16 jurisdicciones diferentes.

Entre los demandados podemos ver a grandes empresas como Binance, KuCoin, Tron Foundation, BitMEX, Block.One y Civic, entre otros. Las acusaciones presentadas indican los demandados incurrieron en la venta de valores no registrados ante las autoridades estadounidenses por la venta de tokens.



¿Los demandantes? Nada más y nada menos que el bufete neoyorquino Roche Cyrulnik Freedman. Si el nombre te parece conocido es porque también son los representantes del patrimonio de Kleiman, el antiguo socio de Craig Wright y con quien están disputando la fortuna de Satoshi Nakamoto que supuestamente se encuentra en el Tulip Trust. Son abogados conocedores del aspecto cripto y blockchain.

¿Por qué les demandan?

Más específicamente, los demandantes alegan que las empresas demandadas se aprovecharon de su “falta de comprensión y conciencia” sobre las criptomonedas y la tecnología blockchain para venderle “tokens de utilidad”, activos que compararon con Bitcoin y Ether y que por lo tanto no se debían de registrar como valores. En la demanda alegan que los “tokens de utilidad” si se deben de evaluar como valores en el sentido legal y que, por lo tanto, su venta se puede considerar como una venta ilegal de valores dentro del mercado estadounidense.

Para determinar que los “tokens de utilidad”, o como se les denomina en inglés: “Utility Tokens”, los demandantes utilizaron la bien conocida formula de la Prueba Howey, una medida que las autoridades estadounidenses llevan muchos años utilizando para determinar si un activo es o no un valor en el sentido legal.

A algunas de las empresas se les demanda por la venta de tokens “propios”, mientras que a otro se les está acusando de ser parte del esquema. Particularmente Binance, uno de los exchanges más grandes del mundo, está siendo demandado por la venta de valores sin tener la licencia para ello ni tampoco hacer las gestiones para hacer la venta de los tokens según las exigencias legales.

Debemos recordar que Binance fue uno de los primeros exchange que instauró el sistema de las IEO (Initial Exchange Offering), en donde ellos como exchanges se presentan como una especie de “intermediario” entre los usuarios y la empresa que ofrece los tokens a la venta.

A pesar de tener Binance su propio “Utility Token”, la Binance Coin, que también se vendió al público por medio de una ICO, la demanda no presenta ninguna acusación contra el exchange asiático por dicho activo.

En el caso de Bitmex, las acusaciones son similares a las que presentan contra Binance. Venta de valores sin contar con la licencia necesaria emitida por parte de las autoridades de los Estados Unidos. Aunque, los demandantes también acusaron a la plataforma de Arthur Hayes por otras acciones que consideraron como “ilegales” con el manejo de operaciones apalancadas.

Otro demandado de renombre de la lista es la Tron Foundation, presidida por el polémico Justin Sun y la responsable de la emisión de la criptomoneda Tron (TRX). Precisamente la demanda se centra en la venta de los tokens TRX, que consideran como un valor no declarado ante las autoridades estadounidenses.

Los demandantes aseguran que al momento de la Initial Coin Offering por medio de la cual se vendieron los tokens TRX, el White Paper del proyecto declaró de forma textual que los tokens no eran valores en el sentido legal y que dicha aclaratoria dio confianza a los inversores para saber que no se estaba quebrantando la ley con la emisión de dichos tokens.

Block.One, la empresa detrás de los tokens de EOS, también están siendo acusados por los mismos cargos que se presentan contra la Tron Foundataion.

En ambos casos, tanto en la demanda contra Block.One como contra la Tron Foundation, los demandantes solicitan a los tribunales que los demandados devuelven el dinero que pagaron por los tokens más intereses.

¿Cómo afectará esto al mercado?

Las acciones judiciales por parte de las autoridades estadounidenses en contra de las ICO han empezado a ser más cotidianas. Desde que la SEC presentó cargos contra AirFox y Paragon Coin, las Ofertas Iniciales de Moneda han empezado a tener problemas dentro del mercado de los Estados Unidos.

El actual caso de Telegram vs SEC por su token TON, ha sido el caso más relevante hasta los momentos. A pesar de que el equipo de Telegram tomó varias medidas para evitar caer en los procesos judiciales, las autoridades estadounidenses terminaron llevando el caso a juicio y, por cómo se ha ido llevando el juicio, todo indica que Telegram tendrá que revertir varias operaciones.

Respecto a estas demandas, todavía es muy temprano para determinar el impacto dentro del mercado. Hay que recordar que, en medio de la pandemia del coronavirus y su necesaria cuarentena, muchos de los sistemas administrativos de los Estados Unidos están operando de una forma más lenta, lo que implica que los procesos para la admisión de la demanda y su necesaria revisión, podrán tomar más de lo reglamentario.

Además, el proceso para obtener en veredicto en contra de los demandados también llevará mucho tiempo, puesto que será necesario pasar por todo el procedimiento judicial en donde las partes argüirán y presentarán sus alegatos.

Share Article

Ezio Rojas es un abogado venezolano que cree que las criptomonedas y la tecnología Blockchain son una herramienta al servicio de la población para lograr una mejoría en sus finanzas personales. También cree que la tecnología Blockchain puede ser arma para que los estados controlen nuestras finanzas pero a esto no le presta mucha atención.

SEGUIR AL AUTOR

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos