Ver más

¿La inteligencia artificial (IA) reemplazará a las personas?

15 mins
Por Camila Santiago
Traducido por Francisco Herrera
Únete a Nuestra Comunidad de Trading en Telegram

Herramientas como ChatGPT o DALL-E son el resultado de los enormes avances conseguidos en el campo de la inteligencia artificial (IA) en los últimos años. La complejidad de los modelos se ha equilibrado con interfaces más amigables, permitiendo una interacción human-like en muchos casos. Por esto hay que preguntarse si¿la inteligencia artificial (IA) reemplazará a las personas?

La calidad del contenido de texto y audiovisual que generan las aplicaciones más potentes basadas en IA comienza a preocupar a profesionales de diversos sectores. No se trata solo de una disrupción en sectores creativos, el impacto de la inteligencia artificial comienza a notarse en áreas tan dispares como la hostelería o la mensajería.

¿Nos encontramos a las puertas de un cambio radical para la humanidad? ¿Reemplazará la inteligencia artificial a las personas en sus tareas cotidianas? ¿Desaparecerán los trabajos mecánicos o incluso los creativos? ¿Qué papel jugarían los humanos en una hipotética sociedad donde las capacidades de la inteligencia artificial superen a las habilidades de las personas?

IA, dinámica laboral y automatización

Desde OpenAI (empresa responsable del lanzamiento de ChatGPT), estiman que la automatización podría poner en peligro la estabilidad de 300 millones de puestos de trabajo. Es la conclusión de un estudio realizado en colaboración con la Universidad de Pensilvania.

La investigación, llevada a cabo en 2023, sugiere que el 80% de la fuerza laboral estadounidense podría sufrir un impacto mínimo del 10% de sus tareas. Solo en Estados Unidos, ocho de cada diez trabajadores podrían liberarse de una de cada diez tareas que realizan.

A corto plazo, no parece que el sistema esté en peligro. De hecho, muchos trabajos se aliviarán, aunque hay puestos de baja responsabilidad (con pocas tareas asignadas) que sí podrían desaparecer. Especialmente si son de naturaleza mecánica, donde las herramientas de IA que mejoran la productividad destacan. A medio y largo plazo, el escenario es mucho más preocupante.

No es fácil proyectar una línea temporal plausible para responder a los cambios. La velocidad a la que evoluciona el sector de la IA es endiablada. Hace menos de un lustro, algunas realidades actuales parecían imposibles. La ciencia ficción está perdiendo el componente ficticio con deepfakes aplicados al cine o procesos periodísticos automatizados.

IA generativa Goldman Sachs
IA generativa. Fuente: Goldman Sachs

¡Rastrea rápidamente tu trabajo de ensueño en solo 2-3 meses!

Encuentra tu trabajo de ensueño

Tablero de trabajos de Be[in]Crypto

IA: Aprendizaje automático

El aprendizaje de la inteligencia artificial y el de las personas ya no es tan diferente. Las máquinas pueden incorporar nuevo conocimiento sin la intervención de los humanos gracias al aprendizaje automático.

Se trata de una técnica que permite el procesamiento de ingentes cantidades de datos para implementar estrategias que, finalmente, se traducen en la realización de tareas específicas. Esta tecnología no es nueva. Se lleva usando desde la década de los 90 para automatizar tareas básicas como la clasificación del correo o la evaluación de solicitudes de crédito.

El logro de los desarrolladores especializados en IA es mejorar la capacidad de análisis, aumentando la complejidad de las tareas asumibles por los modelos. En los últimos años, hemos asistido a la proliferación de aplicaciones con funciones tan dispares como el análisis de secuencias genéticas, la síntesis de voces humanas o IA que dibujan como las personas.

Puede que el ejemplo más claro del avance de la IA sea la producción de contenido, especialmente el escrito. En 2017, un equipo de la Universidad de Oxford publicó un artículo donde se hablaba de la composición de ensayos académicos usando IA. Esperaban que las máquinas escribieran estos trabajos de forma autónoma para 2026. Parece que la realidad se ha adelantado a las previsiones. Incluso, se están desarrollando detectores de IA para evitar esto.

Sectores que han adoptado la automatización y la IA

A pesar de la aparente preocupación de la élite empresarial sobre el desarrollo de la IA y su impacto en la sociedad, parece que el futuro no es tan peligroso. Un estudio de PwC indica que la adopción generalizada de la inteligencia artificial en 2030 podría aportar hasta 15.7 billones de dólares a la economía mundial.

Gigantes tecnológicos como Amazon, Microsoft, Apple y Alphabet serían los grandes beneficiados en estos escenarios, no solo por su modelo de negocio basado en la recopilación y gestión de datos, sino por el elevado volumen de recursos que destinan cada año a la investigación y desarrollo en materia de inteligencia artificial y automatización. 

Al menos ya Microsoft tiene varios productos de IA desarrollados como Bing Chat y Alphabet con Bard de Google. Las otras empresas no se quedan atrás, pero hasta el momento no poseen productos tan mediáticos.

Las universidades estadounidenses también se están sumando a los avances en IA, integrando herramientas inteligentes en los procesos de aprendizaje. Otros sectores de peso en la economía, como el militar, el financiero o el sanitario, también comienzan a adoptarlas, al igua que otras áreas como forma de optimización.

Las ventajas vienen acompañadas de riesgos significativos. La destrucción masiva de puestos de trabajo es una de las principales preocupaciones de los expertos en IA, especialmente en áreas donde abundan las tareas mecánicas, rutinarias y susceptibles de ser completamente automatizadas.

AI Journalists AI Jobs Crypto Jobs

¿La IA reemplazará a las personas?: La amenaza a los empleos

El desarrollo de la IA no afecta solo a las personas en el aspecto laboral. Su impacto es holístico, poniendo sobre la mesa cuestiones como la privacidad y la seguridad. Los modelos actuales pueden recopilar y procesar cantidades ingentes de información sobre personas y grupos, planteando problemas éticos en el caso de que estos modelos puedan tomar decisiones de forma autónoma.

Martin Ford, popular futurista estadounidense, tiene claro que no se trata de un escenario de ciencia ficción, señalando que ChatGPT con sus prompts ha puesto de relieve lo fácil que resulta automatizar cualquier tarea basada en datos y conocimiento. “No se necesitan robots o máquinas caras, solo hace falta un algoritmo”, asegura Ford.

De nuevo, la cuestión es si la IA sustituirá a las personas en la toma de decisiones que afecten a la sociedad en su conjunto o en parte. Los avances en inteligencia artificial y automatización no se detienen, algo que preocupa a personajes mediáticos como Elon Musk, que ha llegado a pedir públicamente que se frene la investigación sobre IA.

Los expertos más suspicaces hablan de intereses personales y comerciales en la base de este tipo de declaraciones. Frente al argumento que define la IA como una herramienta de libertad, los detractores de la automatización mediante algoritmos autónomos dibujan un mundo deshumanizado, sin trabajo y con una economía salvaje.

¿Un mundo sin humanidad?

Ciertamente, un algoritmo puede obviar la complejidad de las interacciones humanas. Implementar modelos de IA para clasificar productos en un supermercado no implica el mismo riesgo que permitir a una aplicar sentencias judiciales, emitir un diagnóstico médico o decidir el plazo de espera para una operación.

Hay multitud de casos donde la empatía y la inteligencia emocional son determinantes, y, de entrada, parece poco probable que una máquina pueda desarrollar estas capacidades. Aunque, en teoría, sí podría con la programación adecuada. No olvidemos que los modelos basados en IA siguen programándose por equipos de personas.

De momento, la IA asiste en las tareas de desarrollo de software. El componente humano sigue estando ahí, aunque puede que termine desapareciendo si, en un futuro no muy lejano, dejamos que la programación y el desarrollo de aplicaciones y algoritmos dependa exclusivamente de modelos inteligentes.

IA: ¿Caos económico y laboral?

Los cambios económicos que han transformado profundamente la sociedad van asociados a innovaciones tecnológicas. La adopción generalizada de nuevas herramientas supone una revisión absoluta de los modelos de negocio y de los profesionales necesarios para su desarrollo. Un ejemplo ha sido bitcoin y otras criptomonedas.

Por supuesto, el grado de cualificación de estos profesionales está ligado directamente a la complejidad de la tecnología. La inteligencia artificial no es un tema simple. Utilizar eficientemente herramientas basadas en IA o crearlas desde cero demanda un nivel de formación y aprendizaje considerable.

Más allá del componente formativo, existe otra variable con una brecha potencial significativa: aportar valor en un mercado laboral gobernado por la automatización. No se trata solo de entender qué tareas serán asumidas por las máquinas y cuáles quedarán disponibles para las personas: se trata de perfeccionar aspectos exclusivamente humanos (por ahora) como la creatividad, la inteligencia emocional o el liderazgo.

riesgo de automatización de los empleos inteligencia artificial personas

Riesgo laboral de la automatización. Fuente: The Economist

A corto y medio plazo, los trabajos que se ven amenazados por la IA son los que implican tareas manuales (fundamentalmente repetitivas) y de gestión elemental. En este sentido, además de los avances en IA, cabe destacar las innovaciones en robótica, que permiten la construcción de líneas de producción totalmente automatizadas.

Los siguientes trabajos son los que están más susceptibles a que las personas sean reemplazadas por IA.

Fabricación y tareas repetitivas

Amazon es un claro ejemplo de la tendencia hacia la automatización de los procesos en fábricas y líneas de montaje. El gigante del comercio electrónico cuenta con más de medio millón de robots en sus espacios de almacenamiento y distribución, llegando incluso a probar la automatización de las entregas utilizando drones.

Análisis de datos

“No es posible competir con las máquinas realizando tareas repetitivas”, advirtió Anthony Goldbloom durante un Ted Talk en 2016. El fundador de Kaggle opina que las máquinas están preparadas para superar a los humanos. ¿Significa eso que la IA sustituirá a las personas a corto o medio plazo?

Es posible que ya estemos inmersos en el proceso de cambio. Muchas tareas se están automatizando en diferentes áreas productivas, incluyendo las relativas al análisis de datos. La recopilación automatizada de información, así como su gestión y transformación en datos útiles, no solo es posible, sino deseable para la optimización de procesos.

Los modelos basados en IA son más rápidos y precisos, aunque no son capaces de realizar interpretaciones que superen el mero componente estadístico. Para obtener conclusiones de alto nivel y tomar decisiones que trasciendan a los números, sigue siendo necesaria la intervención humana.

Periodismo digital

La producción de texto coherente, especialmente en contextos conversacionales, ha supuesto uno de los puntos de inflexión para la IA. El periodismo automatizado es una de las consecuencias de esta capacidad. Actualmente, es posible generar noticias a partir de plantillas, sin intervención humana.

La supervisión sigue siendo necesaria, manteniéndose las figuras relativas a la edición y corrección de textos, pero el tamaño de los equipos periodísticos comienzan a reducirse significativamente. Esta automatización está afectando principalmente a medios que ofrecen información deportiva o financiera, ya que dependen en mayor grado de una gestión estadística de los datos:

  • Reuters reconoce la utilización de herramientas inteligentes para automatizar la generación de noticias e informes sobre finanzas.
  • BBC News está probando modelos basados en IA para crear contenido específico.
  • Forbes utiliza Bertie, una herramienta inteligente que sugiere ideas, temas y fuentes para la elaboración de artículos.

Publicidad y marketing

El escenario para los profesionales del marketing digital está cambiando rápidamente debido al lanzamiento de multitud de herramientas de inteligencia artificial para marketing capaces de generar contenido. ChatGPT es la más popular, liderando una lista que incluye aplicaciones como ClickUp, Jasper y Synthesia.

Al igual que ocurre con el contenido periodístico, la automatización de contenidos publicitarios está afectando principalmente a productos de bajo nivel. Para elaborar contenido de alta calidad, sigue siendo necesaria la intervención humana, pero la reducción del gasto y la reubicación del talento es una realidad gracias a la generación masiva de contenido de poca calidad.

Servicio de atención al cliente

Los bots ya no resultan extraños en los chats de atención al cliente. Este tipo de servicios implica la respuesta a consultas básicas y preguntas frecuentes. Son tareas esenciales que ocupaban a los trabajadores durante gran parte de sus jornadas. Actualmente, la calidad de las respuestas automatizadas con IA es equiparable a la ofrecida por una persona.

Los avances en IA seguirán perfeccionando los modelos inteligentes de atención al cliente, sustituyendo irremediablemente a los humanos. Un bot inteligente está disponible 24/7, pudiendo atender un volumen elevado de entradas con un costo prácticamente nulo y un grado de calidad elevado.

Diseño gráfico

Generador gratuito de NFT – Chain GPT

Genera tu NFT gratis en solo 60 segundos

DALL-E Mini es uno de los generadores de imágenes a partir de texto más populares del mercado. Le han seguido Midjourney y Stable Diffusion, abriendo la puerta a una legión de aplicaciones que generan auténticas obras de arte en cuestión de segundos.

La utilidad de estas herramientas de IA que crean imágenes es enorme, no solo para los artistas. Los creadores de contenido y profesionales del marketing pueden crear todo tipo de materiales de marca con un simple prompt, desde la generación de logotipos con IA hasta anuncios personalizados.

Cabe destacar que la calidad de los resultados varía significativamente en función de la aplicación. También depende de las instrucciones que recibe el modelo, por lo que la intervención humana sigue siendo un factor a tener en cuenta en el proceso.

Este es un ejemplo de cómo la destrucción de puestos de trabajo, como el de los diseñadores de productos de baja calidad, puede dar lugar a la creación de nuevos empleos, como es el caso de los ingenieros de prompts (aunque hay expertos en IA que ven ya obsoleto este trabajo con la llegada de los GPTs).

Programación y desarrollo

¿Podrán las máquinas hacer más máquinas? Quizá. De momento, los modelos inteligentes más avanzados pueden generar código, por lo que no es descabellado pensar que, en un futuro no muy lejano, la creación de aplicaciones se una cuestión automática. De hecho, OpenAI ya cuenta con herramientas que ofrecen este servicio.

Ni siquiera los programadores escapan al efecto de la automatización, al menos para la corrección de errores simples de código o la generación de programas básicos (como los GPTs creados por GPT Plus). Los ingenieros informáticos ya cuentan con el apoyo de modelos basados en IA, y parte de su trabajo es supervisar su desempeño.

¿Sabías que…? Según un estudio realizado por Microsoft en colaboración con el MIT, los desarrolladores de software que utilizan Copilot generan código un 55% más rápido.

Prepararse para el cambio: aprendizaje y mejora de habilidades

A pesar de los riesgos que supone el desarrollo la IA, su adopción generalizada parece ya inevitable, principalmente por las ventajas que puede aportar a la sociedad. Por supuesto, no podemos descartar el interés de las empresas, que verán reducido significativamente el costo de sus actividades.

Ante esta situación, la opción más acertada es adaptarse a los cambios. La brecha será más dolorosa para los que no tengan acceso a formación permanente y especializada en herramientas inteligentes y habilidades blandas. Los profesionales o futuros trabajadores que no puedan prepararse para el nuevo escenario laboral y económico, corren el riesgo de quedar desplazados.

Julia Motorina, anterior líder del equipo de Recursos Humanos de BeInCrypto, resume perfectamente la necesidad de formación y adaptación a los cambios:

Cultivar una mentalidad de aprendizaje y mejora de habilidades no es solamente una opción; es una necesidad. En la era de la IA, la adaptabilidad y el crecimiento permanente definirán el éxito de los profesionales, marcando el camino en la evolución del mercado laboral del futuro, tanto en entornos centralizados como descentralizados”.

Julia Motorina

Motorina destaca el cambio de mentalidad como punto de partida de este viaje hacia el aprendizaje permanente y la resiliencia. Se trata de entender el cambio como una constante, buscando oportunidades educativas que mejoren el perfil laboral, ya sea en centros tradicionales, cursos online o eventos formativos. Todo estos cambios incluso será parte del futuro de los empleos Web3.

La proactividad es un factor esencial en este proceso, buscando información en fuentes especializadas, colaborando en grupos dedicados a la difusión de herramientas inteligentes y formando una red de contactos en espacios transversales, como las comunidades Web3.

¿Cómo sobrevivir a la IA?

inteligencia artificial

La inevitabilidad de la adopción de la inteligencia artificial y los avances tecnológicos sin precedentes en términos de automatización genera incertidumbre sobre el futuro. Nos preguntamos si la IA sustituirá a las personas, pero la pregunta que deberíamos hacernos es ¿cuál es el potencial de la combinación entre IA y humanos?

¿Pueden los humanos y las máquinas complementarse? Los seres humanos aportan creatividad, inteligencia emocional, intuición y habilidades complejas para resolver problemas. Por su parte, la IA procesa ingentes volúmenes de datos con precisión y realiza tareas mecánicas sin descanso a una velocidad imposible de superar por los humanos.

Puede que haya un hueco para los humanos si entendemos la IA como una herramienta, como una innovación tecnológica más en la historia de la humanidad. Conceder cualquier grado de humanidad a las aplicaciones inteligentes es un error desde el punto de vista práctico. En cualquier caso, ¿cómo puede aprovecharse la automatización basada en IA?

Aprendizaje permanente

Si la tecnología que usamos evoluciona, deberíamos evolucionar también como usuarios. Eso implica aprender al ritmo marcado por los cambios tecnológicos. No se trata solo de sobrevivir a los cambios, sino de entender qué impacto tienen nuestras actividades a través de las nuevas herramientas.

Desde la perspectiva formativa, la interacción con aplicaciones basadas en IA puede mejorar las capacidades de los especialistas en diferentes campos, incluyendo el diseño, la programación o la creación de contenidos. Sitios web como Coursera y Udemy ofrecen cursos sobre diversos temas relacionados con la IA, a menudo con horarios flexibles, lo que facilita la mejora de habilidades mientras se trabaja.

Especialización en un nicho

La IA puede reemplazar a una persona en su puesto de trabajo, pero no puede reemplazar las experiencias humanas (de momento). La pasión que una persona deposita en su carrera es un componente que marca la diferencia. Es por ello que la especialización seguirá siendo un punto a favor de cualquier trabajador, especialmente si se dedica a la automatización de procesos y el desarrollo de herramientas inteligentes.

Diversificación de habilidades

Si la IA se ocupa de las tareas mecánicas y repetitivas, habrá más espacio para el desarrollo de habilidades propiamente humanas. Adaptar y diversificar el conjunto de capacidades permite una migración más fluida entre puestos de trabajo dentro de una misma compañía o nicho.

Información, formación y transferencia

La diversificación de habilidades y la información constante del estado del mercado también facilitan la transferencia a otras profesiones. Si una función se automatiza, siempre habrá hueco para dirigir los esfuerzos a otro espacio con tareas menos susceptibles de ser automatizadas o que requieran un mayor desarrollo de habilidades humanas, como la creatividad o el liderazgo.

Inteligencia artificial: ¿Amenaza u oportunidad?

Es difícil determinar hasta qué punto la IA sustituirá a las personas. El cambio es inevitable, pero cómo nos adaptemos a nivel personal y social sigue siendo una incógnita. La inteligencia artificial está revolucionando el mundo, y terminará cambiándolo tal y como lo conocemos en un futuro no muy lejano.

A medida que la automatización se imponga, reforzada por los avances en IA y robótica, los cambiará nuestra vida, principalmente por la naturaleza de las tareas que deberemos afrontar. El mercado laboral estará cada vez más libre de trabajos no cualificados, mecánicos y de baja calidad profesional.

Invertiremos más tiempo en formarnos y desarrollar habilidades más complejas, al menos desde el punto de vista cognitivo. Este futuro incierto genera mucha ansiedad en los profesionales de prácticamente todos los sectores, sobre todo porque muchos de los empleos que están por llegar no se han definido todavía.

Desde este prisma, podemos contemplar la llegada de la IA ante las personas como un elemento disruptivo que solo genera caos y malestar, aunque también nos ofrece oportunidades únicas en un momento histórico de transición económica, laboral y social. Participar en este cambio sin precedentes de forma solidaria y efectiva todavía está en nuestras manos, no solo en los algoritmos de la IA.

Preguntas frecuentes

¿La IA reemplazará a las personas en el mercado laboral?

¿Cómo prepararse para los cambios laborales ocasionados por la IA?

¿Qué trabajos son más susceptibles de automatizarse con IA?

¿Qué sectores son más vulnerables a la automatización y la IA?

Trusted

Descargo de responsabilidad

Descargo de responsabilidad: De acuerdo con las pautas de Trust Project, el contenido educativo de este sitio web se ofrece de buena fe y solo con fines de información general. BeInCrypto prioriza proporcionar información de alta calidad, tomándose el tiempo para investigar y crear contenido informativo para los lectores. Si bien los socios pueden recompensar a la empresa con comisiones por las ubicaciones en los artículos, estas comisiones no influyen en el proceso de creación de contenido imparcial, honesto y útil. Cualquier acción tomada por el lector en base a esta información es estrictamente bajo su propio riesgo.

francisco-herrera.png
Francisco Herrera
Fran es administrativo, docente, músico, artista digital y escritor. Desde 2017, se dedica a generar y compartir contenido relacionado con el empoderamiento personal, económico y social a través de tecnologías disruptivas.
READ FULL BIO
Patrocinado
Patrocinado