Viaje a la democracia: una crítica a las estructuras de gobierno de las DAO

EN RESUMEN
  • Las DAO tienen el potencial de poner patas arriba innumerables problemas sistémicos de las estructuras de poder contemporáneas.
  • Dado que las DAO funcionan totalmente en línea, pueden medir las acciones de sus miembros y recompensarlas con tokens de gobernanza en consecuencia.
  • Chainalysis informó de que menos del uno por ciento de todos los titulares de tokens de gobernanza tienen el noventa por ciento del poder de voto en las DAO.
  • promo

    Accede a más de 70 CFD de las principales cripto, sin comisiones y con spreads ínfimos Accede

En 2008, cuando Satoshi Nakamoto publicó su famoso whitepaper de Bitcoin, lo hizo como respuesta directa a la crisis financiera de 2008. Bitcoin y las subsiguientes blockchains se diseñaron como una respuesta a los peligrosos niveles de riqueza que los bancos habían acumulado; pretendían distribuir el poder financiero y, al hacerlo, descentralizar el poder.

Las organizaciones autónomas descentralizadas (DAO) son la realización más aguda de la forma en que las blockchains pueden descentralizar el poder de gobierno; rechazan explícitamente la jerarquía y la sustituyen por una forma de democracia directa, permitiendo que cualquier individuo que posea un token de gobierno proponga y vote sobre cualquier decisión. Sustituyen la autoridad humana por contratos inteligentes, que aplican automáticamente acciones basadas en los votos de la mayoría dentro de cada DAO. Como resultado, las DAO han despegado en el espacio blockchain en los últimos años, acaparando la imaginación de muchos por su capacidad para organizar a los individuos sin tener en cuenta las fronteras, la identidad o la jerarquía.

Sin embargo, a principios de este verano, Chainalysis informó de que menos del uno por ciento de todos los titulares de tokens de gobernanza tienen el noventa por ciento del poder de voto en las DAO. Si las DAO fueron diseñadas para rechazar la jerarquía, ¿por qué entonces el poder se está centralizando entre unos pocos?

Las DAO: el poder de gobernanza hecho a medida

Los tokens de gobernanza se distribuyen principalmente a través de un proceso de compra y venta, lo que permite a los miembros de la DAO comprar literalmente su poder. Por desgracia, esta distribución del poder en función de la riqueza refleja los problemas más arraigados de los sistemas monetarios tradicionales, que la tecnología blockchain fue diseñada para resolver.

DAO

A medida que las DAO se vuelven cada vez más comunes en el espacio de la Web3, es el momento de considerar las formas en que el poder puede ser decidido por factores distintos de la riqueza; piense en la experiencia, el trabajo, la contribución, la participación y el compromiso – acciones que avanzan el trabajo de la organización.

Dado que las DAO funcionan totalmente en línea, pueden medir las acciones de sus miembros y recompensarlas con tokens de gobernanza en consecuencia. Una DAO de inversión podría recompensar a sus miembros en función del éxito de las carteras que cada uno de ellos gestiona (experiencia); una DAO de crowdfunding podría recompensar a sus miembros por la difusión o las referencias (compromiso); otras DAO podrían recompensar a sus miembros por el número de tareas realizadas o por el tiempo dedicado a tareas específicas. Cada uno de estos casos crea una vía para que personas que de otro modo no tendrían el capital necesario se conviertan en miembros influyentes de sus respectivas DAO.

Incluso estos sistemas de recompensa no son perfectos. Los que no exigen dinero recompensan en cambio el tiempo o la experiencia, cosas que se pueden permitir más fácilmente los ricos. Dicho esto, hay formas en las que las DAO pueden ser creativas con las salvaguardias para garantizar que el poder de gobierno no recae en un mero uno por ciento de sus miembros.

  • Límites de poder de voto: Las DAOs pueden programar sus contratos para limitar el poder de voto que cada miembro puede recibir por la posesión de tokens, estableciendo máximos e incluso mínimos para asegurar que los miembros tengan una parte justa de influencia.
  • Votación cuadrática: Las DAOs pueden programar instancias estratégicas de votación cuadrática, en las que los votos se cuentan en base al apoyo de la dirección individual, dando a los titulares de tokens más pequeños una mayor cuota de poder de asignación a través de la toma de decisiones de la comunidad.
  • Recompensas mixtas: Para garantizar que los miembros de la DAO estén incentivados para seguir participando con la organización, las DAO pueden recompensar a los miembros con una mezcla de tokens de gobierno y recompensas monetarias, asegurando que nadie acumule demasiado poder de gobierno.
  • Rendimientos decrecientes: Las DAO pueden programarse para recompensar la primera acción de un tipo específico con una recompensa máxima, que se reduce en una parte determinada por cada repetición posterior de la acción, de modo que la primera acción es la más valorada, seguida por la segunda, luego la tercera, y así sucesivamente. Esta acción es útil para recompensar la actividad novedosa frente a la cantidad de actividad. 

Las DAO pueden representar una autentica revolución a los sistemas de poder contemporáneas

A fin de cuentas, la disociación de la riqueza y el poder no es un punto final al que podamos aspirar, sino un proceso continuo. Una vez que la riqueza explícita se separe del poder, es más que probable que sea sustituida por la experiencia y la participación -y así debe ser-, pero esa sustitución plantea la cuestión de cuánto tiempo y conocimiento permite la riqueza, y si la riqueza puede separarse completamente del poder. Estos son problemas complejos que requieren un desarrollo y una experimentación intencionados. 

Las DAO tienen el potencial de poner patas arriba innumerables problemas sistémicos de las estructuras de poder contemporáneas, y muchas ya lo han hecho. Su formato en línea elimina las limitaciones geográficas; su anonimato reduce las innumerables características superficiales que afectan a la capacidad de los individuos para obtener poder -la historia familiar, el género, la raza y la edad, entre ellas-; y al innovar y aplicar salvaguardias creativas, tienen el potencial de socavar el patrón de riqueza que decide el poder. 

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.