El covid-19 ha afectado al mundo entero a nivel económico -lo que ya abarca todo- y sanitario, pero también directamente en otros ámbitos como el cultural y artístico. Se han cancelado estrenos de películas, se han retrasado rodajes de series y los museos y galerías han tenido que cerrar sus puertas.

Todo esto ha traído como consecuencia una aceleración en la digitalización del arte y su mercado o consumo, Además del aumento de usuarios en plataformas de streaming.

Así, al igual que los bancos y entidades financieras están pensando en digitalizar su moneda o implementar las llamadas CBDC (Monedas digitales del Banco Central), reconociendo los aportes de la tecnología descentralizada. Artistas, creadores de contenido y demás entes difusores de cultura han tenido que recurrir a lo digital.

Por suerte, la tecnología ha permitido mantener a flote la industria. Plataformas de redes sociales, como Instagram o YouTube se han desbordado con nuevos contenidos de galerías y exposiciones artísticas, al igual que conciertos en directo. La realidad virtual o la tokenización han sido algunas de las opciones más innovadoras para el ámbito artístico.

No obstante, los entusiastas de las criptomonedas y la tecnología distribuida (DLT, siglas en inglés) llevan cierta ventaja en el consumo de arte digital. Desde el nacimiento de Bitcoin, variados artistas no solo han dedicado sus obras a la temática cripto, sino que la tokenización

de objetos o piezas digitales, la certificación a través de blockchain y el comercio con criptomonedas les ha permitido difundir sus creaciones y obtener beneficios justos.

Cómo participa blockchain en el consumo y comercio de arte

La tecnología en la que se basa Bitcoin, blockchain, al ser un de libro de contabilidad digital permite registrar casi cualquier información de forma inmutable y rastreable, lo que ayuda a creadores en cualquier campo a tener un mejor control de sus derechos de autor y en muchos casos, sin la intervención de un tercero.

Un caso muy sonado en el sector cripto coleccionables es crypto kitties, que acaparó una gran fama como un monto considerable de dinero en el blockchain de Ethereum.

Uno de los problemas que afecta actualmente al mercado del arte, sobre todo en un contexto digital, es la falta de transparencia. La autenticidad, procedencia o atribuciones de autor, son los aspectos que pueden quedar socavados. “El principal valor agregado que ofrece blockchain es la trazabilidad”, comenta Adriano Picinati di Torcello, director y coordinador de arte global y finanzas de Deloitte.

“En términos simples, ayuda a trazar la procedencia e identificación de las obras de arte y, consecuentemente, reduce los riesgos, combate las obras falsas y las imitaciones e incrementa la confianza. Para un inversionista en arte es esencial comprar originales a su valor correspondiente ya que, no solo puede haber desconfianza en las ventas del mercado de arte, sino que también pueden darse pérdidas financieras considerables. Por estas razones, la trazabilidad apoya el crecimiento del mercado del arte” – Picinati di Torcello

Variadas plataformas, empresas y artistas, ya han estado utilizando las ventajas de esta tecnología. Entre ellas, la startup andaluza Vestigia, que puso los servicios de su plataforma blockchain gratuita durante la pandemia del coronavirus. [Escudo Digital] Los servicios de Vestigia incluyen el registro de la propiedad de todo tipo de creaciones y la firma electrónica de documentos.

Entre otros ejemplos, resaltan el caso del gigante Alibaba que recientemente patentó un sistema blockchain que verifica la originalidad de las canciones; o el de André Allen Anjos, mejor conocido como RAC, quien lanzó uno de sus álbumes discográficos en Ethereum a través de UjoMusic.

Si la digitalización permite el contacto directo entre público, obra y artista, blockchain lo puede hacer más fácil, transparente y seguro. Aún queda por ver si la actual dependencia del mercado en lo digital, combinada con una necesidad inevitable de liberar capital de las colecciones de arte, puede estimular aún más la adopción de esta tecnología.

Damian Escobar

Lector de oficio y hobbie. Bitcoiner desde 2017 y convencido de la libertad que las criptomonedas pueden ofrecer. Me gusta explorar, leer y escribir sobre el potencial de blockchain en el arte y la cultura, además del impacto social de bitcoin en la sociedad actual.

Seguir al Autor

Quieres aprender más?

¡Únete a nuestro Grupo de Telegram y consigue señales de trading, cursos de trading gratuito y análisis diario con otros fanáticos de las criptomonedas!

La página web utiliza cookies.
Haz clic aquí para aceptar el uso de las cookies. Vea nuestra política de cookies

Lo estamos discutiendo en nuestro Grupo de Telegram

Entrar

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos

Lo estamos discutiendo en nuestro Grupo de Telegram

Entrar

Lo estamos discutiendo en nuestro Grupo de Telegram

Entrar