En una sesión de preguntas y respuestas en la Conferencia Anual de Tecnología de JP Morgan, el CEO de Visa admitió que las criptomonedas son complementarias a sus actuales sistemas de pago, no competitivas.

Ryan Todd (@_RJTodd), quien informó sobre el reconocimiento de Visa de las monedas digitales, añadió que el valor total de las stablecoins ha alcanzado los diez mil millones de dólares la semana pasada.

Tether ha tomado la mayor parte del total del mercado de las monedas estables

, pero muchos otros están viendo un aumento de la demanda y el crecimiento este año.

El analista de JP Morgan Tien-Tsin Huang preguntó a Visa sobre la estrategia general de la corporación en cuanto a las monedas digitales y a las stablecoin.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

El CEO de Visa, Alfred F. Kelly, respondió diciendo que la moneda digital respaldada por fiat es una tecnología de pago emergente con un potencial muy real.

Sin embargo, lo más interesante es que pasó a comentar:

De hecho, pensamos que las monedas digitales podrían ser un complemento del ecosistema de pagos, en lugar de ser un sustituto o negativo.

Kelly añadió que Visa actualmente trata con 160 monedas diferentes alrededor del mundo, y no hay razón para que las criptomonedas no puedan ser tomadas como parte de eso.

Surge la digitalización monetaria

Con la aparición de Libra, el proyecto de stablecoin planteado por Facebook, varias empresas privadas, entre las que se encontraba Visa decidieron participar en lo podría ser el futuro de las divisas.

Sin embargo las instituciones se encendieron y al tener una cabeza de turco al que atacar decidieron tumbar la stablecoin por completo gracias a la regulación. Visa, como otras empresas, abandonaron el proyecto por temor a las represalias de los gobiernos, en especial la estadounidense.

¿Puede el rápido crecimiento de las stablecoin en 2020 cambiar la posición de Visa? El proyecto Libra está tocado pero parece aún vivo al recibir nuevos aliados además de que Facebook no parece que quiera tirar la toalla.

Podría existir la posibilidad de que Visa haya decidido trabajar en un futuro con las criptomonedas, pero no ser parte de ellas para evitar problemas regulatorios o de imagen ante el público.

Queda claro que las guerra por las divisas digitales aún le queda camino.