Después de haberse recuperado de una caída fuerte provocada por el pánico de los mercados durante la declaratoria de pandemia del coronavirus, Bitcoin se ha erigido como una inversión solida ante los ojos de los inversionistas tradicionales, callando con estilo las bocas de muchos escépticos y críticos.

El CEO del banco norteamericano JP Morgan Chase es uno de ellos. Ayer, el principal banco de Estados Unidos por capitalización de mercado reveló

la inclusión de dos importantes plataformas exchange de criptomonedas dentro de su lista de clientes corporativos.

La decisión beneficia directamente a Coinbase —la exchange más importante en todos los Estados Unidos— y a la plataforma Gemini creada por los gemelos Tyler y Cameron Winklevoss, conocidos por haber tenido una participación temprana en el desarrollo de Facebook.

La decisión de JP Morgan de aceptar clientes de la industria de criptomonedas es particularmente importante ya que le brinda un nivel mayor de legitimidad al ecosistema y facilita mucho las operaciones de intercambio fiat-cripto.

Un espaldarazo para el ecosistema

Un banquero familiarizo con el tema comentó anónimamente a The Block, que esta unión podría inclusive ser un punto de inicio para una relación aún más profunda y beneficiosa:

“Es una noticia bastante significativa en mi opinión. Hay poco negocio en los honorarios asociados con el procesamiento de pagos por cable y ACH, yo esperaría ver otros beneficios asociados a JPM y sus bancos asociados, la colaboración adicional con ambas empresas, el potencial para ganar cualquier futura oferta pública inicial u otro ángulo como la moneda de JPM que se ofrece en cualquiera de esas plataformas.”

Los servicios de JP Morgan permiten al banco manejar directamente las transacciones de dinero fiat procesadas en las plataformas de intercambio, siempre y cuando los clientes tengan cuentas que soporten el sistema ACH.

El lado cripto de las cosas sigue bajo control —y responsabilidad— de las plataformas, es decir, JP Morgan no estaría tocando ni un centavo de los activos digitales de sus clientes

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
.

La decisión también representa un cambio de postura del banco frente al avance del Bitcoin y el ecosistema de criptomonedas. Durante el boom de 2017, el CEO de JP Morgan Chase fue citado en los medios varias veces por haber calificado al Bitcoin de fraude, comparándolo con la burbuja de los tulipanes. [The Guardian]

Posteriormente, en una entrevista aceptó su error, asegurando que lamentaba haber realizado tales declaraciones. [CNBC] Sin embargo, aseguraba que Bitcoin no le resultaba particularmente interesante, lo que ya representaba una postura neutral.

Sin embargo, el atractivo mundo de las criptomonedas también cautivó la atención del reacio banquero estadounidense. De hecho, el banco fue noticia cuando lanzó su propia versión de una moneda digital: la JPM Coin, que utilizaba tecnología blockchain para facilitar pagos rápidos e instantáneos.

Tomando en cuenta la evolución de la relación Dimon y Bitcoin, parece que después de todo, las criptomonedas no son tan malas… ni siquiera para los todopoderosos bancos.