España continúa demostrando su elevado interés en la innovación y en el potencial de las blockchains. Así, la tecnología Distributed Ledger Technology (DLT) o blockchain, fue incluida en el informe “Diez tecnologías emergentes para impulsar a España”, que presenta la Fundación Rafael del Pino, específicamente la Cátedra Ciencia y Sociedad.

Las tecnologías de registro distribuido o blockchains destacaron entre las diez propuestas en el ámbito económico, ya que “desafía, virtualmente, el papel de los intermediarios”. El informe explica que esta tecnología, nacida de Bitcoin, garantiza el registro de datos e información en un libro digital de contabilidad que no puede ser manipulado.

La investigación deja un poco de lado a Bitcoin y las criptomonedas para concentrarse en la tecnología subyacente. El análisis cataloga a blockchain como un “nuevo paradigma de acreditación de identidad de objetos”; puesto que su uso se extiende más allá del dinero y la industria fintech, para alcanzar sectores como la salud, logística, arte e identidad digital o funciones como la certificación de documentos y trayectoria de productos. Señala el documento:

En un mundo orientado hacia lo digital, con la entrada en servicio de millones de objetos inteligentes que generan datos (IoT), control de productos que se mueven por todo el planeta y nuevos sistemas de gestión de actos financieros (productos fintech), digitalización de la sanidad e incluso difusión de información, la tecnología de cadena de bloques puede aportar la capacidad de identificación única e inalterable de un elemento de valor.

Impacto en España y la sociedad

Cabe resaltar que la Cátedra Ciencia y Sociedad de la Fundación Rafael del Pino tiene como objetivo analizar, debatir y comunicar el impacto de la ciencia y la tecnología en la sociedad, de ahí que su enfoque sea la irrupción de la mencionada tecnología en el mundo actual y especialmente en España.

La adopción de la tecnología blockchain en numerosos ámbitos es cada vez mayor, por lo que en el informe la implementación de blockchain se considera una oportunidad de innovación e impulso económico para España y cualquier país que tenga un buen sistema de investigación y educación. De hecho, algunos gobiernos europeos ya han comenzado a utilizar la blockchain, entre ellos Suecia, Estonia y Chipre.

Asimismo, en España, aunque incipiente, la adopción de la DTL ya ha iniciado concentrándose en la banca. Iniciativas del BBVA y Santander, o Caixabank y Bankia quienes también han investigado aplicaciones que pudiesen implementar e incluso han invertido en startups relacionadas. También resaltan iniciativas como el consorcio Alastria.

Entre algunos otros proyectos más recientes que se pueden subrayar estan: BlockchainFUE desde la Comunidad de Valencia o el de la organización española AEVAE, que utilizará blockchain para reciclar envases plásticos.