El Corte Inglés y el grupo EDP de energía portugués crean un proyecto piloto en España para utilizar blockchain para rastrear la energía consumida, con la intención de ser más eficaces en su contribución al medio ambiente.

Esta iniciativa, la filial verde de EDP suministrará 100% energía renovable para los centros del Corte Inglés de distribución en Sevilla, Málaga y en Campo de las Naciones (Madrid). La iniciativa quiere recopilar datos instantáneos y el origen ‘verde’ en tiempo real, utilizando la tecnología blockchain. Esto lo harán utilizando su sistema llamado el ‘Blockchain Energy Tracking’.

Blockchain Energy Tracking

Este sistema cumplirá como un ‘notario digital’, por ello blockchain es la tecnología a utilizar para este tipo de caso de uso. El sistema certificará, en tiempo real, que la energía que se está utilizando es proveniente de energía de renovables.

Esto le servirá al Corte Inglés para poder mostrar de manera eficaz si realmente han mejorado o no sus resultados emisiones de CO2. Por otro lado, EDP también gana visibilidad y según su consejero delegado de EDP renovables, João Manso Neto, comentó lo siguiente:

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

“podrán asegurar a sus ‘stakeholders’ que cumplen con sus objetivos medioambientales y conseguiremos avanzar en la irrupción tecnológica y digital del sector energético”

Para el espacio blockchain es una buena iniciativa, ya que el sector de energía y blockchain están hechos el uno para el otro.

Centros comerciales y CO2

El Corte Inglés cuenta con 97 centros en su formato original por España y en Portugal, sin contar los puntos de distribución por la venta online. El alcance que su sistema de ‘Blockchain Energy Tracking’ pueda ayudar a emitir al medio ambiente es extenso. Según el proyecto, su intención es poder llegar a eliminar tanto CO2 similares al nivel de unos 101.794 coches de la carretera durante una semana o la que producirían 15.790 árboles creciendo durante 10 años. Por la ecología, esperemos que blockchain pueda ser una solución más.


Imágenes por cortesía de Shutterstock