La quinta convocatoria de Bankia Fintech apoya proyectos tecnológicos y en esta edición ha seleccionado a dos proyectos blockchains de España. Dōnext y Dain son los proyectos elegidos por Bankia.

Varias startup compiten para obtener el reconocimiento. Aunque por el nombre haría pensar que sólo participan empresas FinTech, el concurso admite candidaturas de todos tipo de sectores que tengan una relación con las nuevas tecnologías. En esta edición, se ha decantado por sectores variados como soluciones de ciberseguridad, experiencia de usuarios y medios de pago, entre otros. Según Bankia, existe un denominador común entre los proyectos: la búsqueda de la sostenibilidad.

Al tratarse de tecnología, Estados Unidos siempre viene a la mente. La edición de 2019 ha habido cambios positivos para el mercado español, según la organización:

Pese a que el 40% de las candidaturas recibidas pertenecen a empresas y emprendedores internacionales, en esta ocasión, éstas representan el 17% y corresponden a cuatro proyectos estadounidenses. El resto son proyectos nacionales de Madrid, Valencia, Barcelona, Castellón, San Sebastián, Valladolid y Vitoria.

Dos de estos proyectos utilizan blockchain para sus fines.

Inteligencia artificial descentralizada

Dain es una plataforma de inteligencia artificial, una red computacional pública descentralizada y geodispersa gobernada a través de blockchain y especializada en abordar y resolver problemas de inteligencia artificial.

Quieren crear una supercomputadora, como Ethereum pero con un propósito claro, que permite utilizar los recursos computacionales de cualquier dispositivo del mundo, para resolver problemas de IA.

De esta manera se crearía una nueva economía de recursos computacionales, el cual haría exprimiría el uso de la energía de manera más notable. Obviamente los recursos no son gratuitos y por ello Dain ha pensando en la posibilidad de tokenizar e incentivar a los propietarios del hardware por sus servicios.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Este token pretende financiarse a través de una IEO. Esta red basado en blockchain pretende activarse en el 2021.

Esto crearía una nueva economía circular y global del incipiente mercado de la inteligencia artificial.

Gamificación para el desarrollo de productos y servicio

Dōnext es una plataforma que quiere entrar en el mercado del coleccionismo digital. Quieren que sea una plataforma de entretenimiento, crear un juego mientras se colectan diferentes productos digitales.

Hay que recordar la potencialidad de este sector, Cryptokitties llegó a colapsar el blockchain de Ethereum por la demanda que tenía un proyecto de coleccionismo y hubo grandes transacciones de dinero. Dōnext quiere dar un paso más y crear una experiencia de ello.

Existen varias fuentes de financiación, una de ella siendo una publicidad más efectiva. Como ellos comentan:

La publicidad en los medios convencionales necesita adaptarse a la transformación digital y complementarse con el uso de Soluciones alternativas.

No es mala idea crear un nuevo sistema publicitario, el cual salgan beneficiados tanto los publicitarios como los usuarios.

Dos proyectos interesantes y muy diferentes, un gran ejemplo de lo versátil y flexible que es blockchain.