Bitcoin Vault es una posible estafa piramidal ¿el nuevo Bitconnect?

Compartir artículo
EN RESUMEN
  • Bitcoin Vault (BTCV) es una criptomoneda con transacciones reversibles.

  • BTCV ha estado aumentando de precio en los últimos meses.

  • Varias señales de alerta pueden delatarla como un esquema piramidal y de pump-and-dump.

  • promo

    Curso GRATIS “Cripto para principiantes”, 5 días de duración + sesiones semanales en directo. Apúntate aquí.

El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

Se suele considerar que una de las mayores ventajas de Bitcoin frente a otros métodos de pago es el hecho de que todas sus transacciones son irreversibles e imborrables una vez que quedan registradas en su blockchain. Aunque los creadores de la criptomoneda Bitcoin Vault (BTCV) parecen no pensar lo mismo, pues las transacciones reversibles son las que más caracterizan a su plataforma.



Se puede decir que BTCV es idéntico a Bitcoin. Esto es porque de hecho se trata de una fork de BTC, con solo unas ligeras diferencias. Entre ellas destaca, además de sus transacciones reversibles, el hecho de que, pese a supuestamente funcionar con Prueba de Trabajo (PoW), no es posible minar de forma descentralizada esta moneda. Adicionalmente, existe un detalle imposible de ignorar: sus creadores son los mismos que los de un esquema piramidal bien reconocido a estas alturas.

Las “ventajas” de Bitcoin Vault sobre Bitcoin

Nacida a finales de 2019 en primer lugar como Bitcoin 2.0, Proyecto X o Bitcoin Royale, Bitcoin Vault ahora se presenta como “una solución antirrobo”, basada en una “estructura de seguridad de tres claves privadas”. Así, se puede disponer en este blockchain de transacciones “lentas” que quedan en un estado de alerta durante 24 horas antes de confirmarse por completo.



A lo largo de ese período de tiempo, el usuario tendría la posibilidad de utilizar una clave privada de uso único para revertir la transacción antes de que se haga efectiva; esto con el fin de evitar transferencias no autorizadas. Por otra parte, para transacciones “instantáneas”, sería necesario que el usuario utilice otra clave privada, a modo de autenticación de dos factores.

Mining City y Minebest bajo sospecha continua

Hablar de Mining City es lo mismo que hablar de Minebest, aunque ambas firmas insistan en que son dos compañías diferentes. En teoría, Mining City es una plataforma que ofrece varios planes de minería en la nube y está a cargo de la firma Prophetek, mientras que Minebest se describe como una empresa de infraestructura dedicada a la minería criptográfica, la cual, casualmente, presta sus servicios a Mining City.

En la práctica, Mining City, también conocida como Mining Citizens, no es más que otra clásica estafa piramidal que promete retornos basados en inexistentes actividades de minería y, claro está, en todos los referidos que sus usuarios puedan conseguir. Minebest asegura tener granjas de minería de Bitcoin en Kazajistán, pero las pruebas de esas supuestas instalaciones brillan por su ausencia.

Esto ha sido denunciado por varios usuarios como el conocido trader de criptomonedas Tai Zen que lo ha denunciado recientemente al expandirse por Vietnam, mostrando el alcance global del susodicho.

Al respecto, vale resaltar que la única clase de “prueba” sobre la autenticidad de Mining City es una fotografía en sus páginas y redes sociales que muestra sus presuntas instalaciones, rematadas por el logo de la compañía en lo alto del edificio. Un logo que, por supuesto, fue puesto allí digitalmente —y con una edición no muy buena—, pues la imagen original es un modelado 3D creado por el estudio polaco Widok.

El CEO de Mining City es el polaco Gregory Rogowski, mientras que Minebest es liderada por Eyal Avramovich, también de Polonia. Claro que antes de la creación de Prophetek Limited, una sospechosa empresa registrada en Chipre y no en Polonia, Rogowski solía ser nada menos que el vicepresidente de marketing de Minebest. Por tanto, es casi una certeza que quien está manejando desde lo alto todo el esquema es Avramovich.

¿Y todo esto qué tiene que ver con Bitcoin Vault? Bastante, dado que Minebest es no solo la creadora de esta criptomoneda, sino que ofrece paquetes de minería para la misma a través de Mining City. Y esa vía, por cierto, es la única disponible para “minar” BTCV. ¿A través de qué mineros y en dónde? No lo sabemos, pues solo los autorizados por Minebest pueden acceder a esa funcionalidad. Esta circunstancia ya fue denunciada:

Hemos verificado que BitcoinVault está estafando a la comunidad. Si intentan minar un bloque será rechazado a menos que sepan la clave privada de una dirección de minería que ellos codifican en su software. Esto es minería centralizada y controlada por el desarrollador.

BTCV: su criptomoneda con un desarrollo casi nulo

Como ya mencionamos, Bitcoin Vault es idéntica a Bitcoin porque es un fork directo de su código, pero esto es más que una anécdota. Mientras que en criptomonedas descentralizadas como Bitcoin participan numerosos colaboradores en el proceso de desarrollo y, en consecuencia, discuten bastantes observaciones y propuestas a través de GitHub; el repositorio de BTCV en esa misma plataforma está prácticamente desierto, con una sola persona a cargo de todo el código y casi cero discusiones.

Claro que “copia” sería más adecuado para nombrar el contenido del repositorio. Casi todos los proyectos allí listados, incluyendo nodos y cartera, fueron copiados (bifurcados) de proyectos preexistentes. Así que afirmar que BTCV tiene un código sólido y bien cuidado sería igual que mentir.

Por otra parte, el atractivo de esta criptomoneda es igual que el del famoso Bitconnect (BCC) en su momento: la promesa de retornos inmediatos. Sus planes de compra en Mining City van desde los 300 USD hasta los 12.600 USD (pagaderos tan solo en BTC o BTCV), para los cuales se ofrecen exorbitantes ganancias diarias que pueden ir desde los 200 USD hasta los 2.800 USD. Esto dependiendo no solo de la inversión inicial, sino también de cuántos referidos se traigan a la plataforma para mantener la pirámide, y cuántos de ellos, a su vez, inviten a otras personas a unirse.

Asimismo, la criptomoneda, sorprendentemente, se encuentra disponible para la compraventa en al menos nueve exchanges, a un costo promedio de 440 USD la unidad al momento de la redacción. Resulta curioso notar, además, que desde su creación el precio se ha mantenido en constante ascenso, especialmente durante los últimos meses. Así, en abril un token BTCV tenía un precio promedio de solo 32 USD, mientras que para este agosto casi alcanza los 500 USD.

Malos paralelismos que resuenan a las de Bitconnect

Para muchos, esta subida de BTCV es muy poco natural, sobre todo considerando que se trata de una plataforma nueva, su código no es el mejor y sus datos de capitalización de mercado y minería no están para nada claros, por ejemplo CoinMarketCap siquiera conoce el total de BTCV existente en el mercado.

Fuente: CoinMarketCap

BTCV está mostrando entonces todas las señales de estar involucrada en un esquema de pump-and-dump, donde los mismos administradores y/o sus aliados se encargan de comprar grandes cantidades de la moneda para aumentar su precio artificialmente y así conseguir grandes ganancias al momento de revender, que es justo cuando el precio vuelve a desplomarse y quienes adquirieron la moneda a altos precios solo consiguen grandes pérdidas.

Este método fue exactamente el mismo que con Bitconnect. Para septiembre de 2017, mostraba un precio de 116 USD por token; mientras que para enero de 2018 llegó a su máximo de 476 USD. Poco después, su pirámide se derrumbó cuando los administradores decidieron retirarse con todo lo que quedaba, así que el precio se desplomó a 2 USD para febrero y a un gran cero para mayo de ese mismo año.

Fuente: Digitalcoinprice

La vida de Bitconnect fue bastante corta para una criptomoneda: creada a inicios de 2016 y en picado a inicios de 2018, se puede decir que duró menos de dos años circulando. Tal vez la experiencia de los usuarios de cripto con esta criptomoneda en particular logre acortar la vida de Bitcoin Vault, que ya lleva unos siete meses en línea y se está acercando peligrosamente al récord previo de BCC justo antes de que se derrumbara.

Demografía de los usuarios de Bitcoin Vault

A pesar de todo, tanto Mining City como Bitcoin Vault tienen su propia comunidad de usuarios, especialmente en Asia, África y Latinoamérica. El interés por este proyecto es palpable, las búsquedas relacionadas con Bitcoin Vault están en pleno ascenso desde agosto del 2019.

Fuente: Google Trends

De hecho, los países que más visitan sus páginas web son, en orden ascendente: Sudáfrica, Brasil, Vietnam, Argentina, Corea del Sur y Colombia. Los colombianos y los argentinos parecen estar muy interesados en esta criptomoneda, de bogotá sus promotores han organizado eventos en la capital del país.

Fuente: SimilarWeb

Por otra parte, a través de la cuenta de Telegram oficial de BTCV no puede presentarse ninguna clase de queja, porque se trata de un canal de noticias y no de un grupo público. En YouTube sucede lo mismo: los comentarios a todos los vídeos de su cuenta están desactivados. Si bien, eso no ha evitado que numerosos youtubers publiquen sus propias reseñas en vídeo, tachando a Mining City y Bitcoin Vault como estafas.

La historia es similar en Twitter y en Forobits, donde muchos usuarios han acusado de estafa a estas dos plataformas.

¿Es Bitcoin Vault una estafa?

En teoría, aún no. La criptomoneda puede comprarse y venderse de manera normal hasta el momento, aunque es dudoso que las exorbitantes ganancias prometidas en los paquetes de Mining City lleguen a materializarse. Ni Prophetek ni Minebest, por cierto, están registradas con los reguladores financieros de Polonia, que es donde correspondería.

Sus actividades, sobre todo con Bitcoin Vault, pueden ser consideradas como una oferta de valores, por lo que estarían cometiendo fraude legal en ese aspecto. Su sistema de referidos delata un fuerte esquema piramidal, mientras que la dinámica de las transacciones reversibles permitiría a al menos uno de los usuarios en medio de un intercambio revertir un pago legítimo para conservar el producto y el dinero.

Por ahora, todo indica que BTCV está solo de camino hacia una caída estrepitosa. Puede ocurrir mañana o el próximo año, pero todos sus usuarios están caminando sobre arenas movedizas: parece que hay un nuevo “Bitconnect” en el horno.

 


BeInCrypto ha contactado con Mining City para escuchar su versión sin haber recibido alguna respuesta.

¿Crees que Bitcoin Vault es una estafa? ¿Has sido afectado por la presunta pirámide? Además de votar, participa en los comentarios y comparte tu opinión personal como información que creas que sea relevante para el caso.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.
Share Article

Profesional en Letras en el criptomundo desde 2016. Escritora, investigadora y bitcoiner. Venezolana viviendo en Colombia, interesada en la cacería de estafas. Trabajando por un mundo mejor, con más descentralización y café.

SEGUIR AL AUTOR

Los mejores monederos Bitcoin del 2021

Vámonos

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos