Bancos Centrales recomiendan la prohibición de las Stablecoins

Compartir artículo
EN RESUMEN
  • Parece que las stablecoins plantean ciertas "amenazas" para la institución bancaria.

  • Recomiendan "prohibiciones" en algunos supuestos.

  • La regulación podría presentarse estricta.

  • promo

    Lo estamos discutiendo en nuestro grupo de Telegram, ¡únase a nosotros ahora! Y obtenga señales comerciales actualizadas y análisis regulares en criptomonedas.

El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

El Consejo de Estabilidad Financiera, FSB por sus siglas en inglés, ha dejado ver que se esperan estrictas regulaciones contra las stablecoins. ¿Son una competencia para sus funciones o están allanando el camino para las CBDC?



El FSB, una institución internacional encargada de mantener la estabilidad financiera entre sus 24 países e instituciones bancarias miembros, ha publicado este 14 de abril un documento consultivo para “Abordar los problemas de regulación, supervisión y vigilancia que plantean las stablecoins globales”.



A pesar de ser un documento que oficialmente se considera de carácter “consultivo”, en el mismo se deslumbra gran parte de la visión que tienen los principales asesores de los Bancos Centrales sobre las monedas estables.

¿Están las stablecoins amenazadas por las instituciones?

El FSB reconoce en la sección de riesgos que, por el momento, los riesgos de las stablecoins están “contenidos” debido a que todavía se mantienen en una escala “relativamente pequeñas”, sin embargo, también proyectan que en un futuro el uso de las stablecoins podría aumentar “considerablemente” en el futuro en distintas jurisdicciones, sirviendo tanto como medio de pago como reservas de valor. Ante precisamente esta posibilidad, de que su uso aumente en el futuro, es que el FSB ve la necesidad de reforzar la “reglamentación, supervisión y vigilancia” sobre estos activos estables.

Puntualmente, la institución remarcó cuales eran las amenazas más grandes que veían al respecto, señalando en primer lugar que, si se emplean como un depósito de valor para el común denominador, una variación en su precio podría generar importantes efectos para los ahorros de las personas.

La segunda “amenaza” la ven desde el punto de vista logístico y operativo y se centra en que si las stablecoins llegan a tener una gran cantidad de usuarios y su sistema termina fallando o colapsando, ello podría generar efectos negativos en la actividad económica propia en la que se está envolviendo la moneda estable.

Por último, remarcan las amenazas para el sector bancario, estableciendo en primer lugar que los bancos tendrían que adaptarse y ofrecer nuevos servicios en medio de esta realidad. En medio de estos cambios, la institución aclara que ve “fuentes de riesgos” para adaptar los servicios tradicionales bancarios a estas nuevas modalidades.

Los analistas y evaluadores del informe determinaron que las stablecoins tenían una mayor oportunidad de desarrollarse o adoptarse en medio de los mercados en vías de desarrollo, que son precisamente los mercados que podrían verse más afectados en el caso de que alguno de los riesgos que se plantean ocurra.

“prohibir el uso de stablecoins determinadas o específicas”

Después de resaltar las amenazas, el Consejo planteó 10 recomendaciones y consejos a ser aplicados para poder afrontar los riesgos que puedan representar las stablecoins dentro del mercado.

El primer consejo se plantea de forma certera y menciona:

“Las autoridades deben tener y utilizar las facultades e instrumentos necesarios, así como los recursos adecuados, para regular, supervisar y vigilar exhaustivamente las stablecoins y sus actividades multifuncionales, y hacer cumplir eficazmente las leyes y reglamentos pertinentes”

Dentro de ese consejo menciona de forma expresa que las autoridades deben:

prohibir el uso de determinados o específicos stablecoins en sus jurisdicciones cuando éstos no cumplan los requisitos de reglamentación, supervisión y vigilancia aplicables”

Pero, ¿Cuáles leyes deben de cumplir? A pesar de no comentar de forma expresa cuales deberían ser las regulaciones a aplicar, el FSB si menciona que se deben de cumplir con las normas Contra el Lavado de Dinero y Legitimación de Capitales. Además, menciona que deben de contar con planes para responder ante perdidas de fondos de los clientes o deterioros de los sistemas en los que operan.

 

Los requisitos

Más allá de no ser totalmente específicos con su regulación, los consejos brindados dejan ver una serie de requisitos que podrían plantearse como “imposibles” para la gran mayoría de las stablecoins.

Tether por ejemplo, la stablecoin de mayor uso y valoración dentro del mercado, tendría que mejorar su transparencia y mostrar el polémico respaldo que durante tanto tiempo se ha discutido en la comunidad cripto, situación que ha llegado inclusive a conocerse en tribunales convencionales.

DAI, una stablecoin que está respaldada por un sistema algorítmico creado por MakerDao, tendría que explicar cómo funciona su sistema de producción de tokens a través de los respaldos con Ether (ETH). A pesar de ser una conjetura, habría que ver cómo se logra adaptar su sistema las jurisdicciones actuales.

Sin embargo, más allá de este documento, todavía los Bancos Centrales de los países miembros no han respondido ni actuado en base a los consejos planteados, aunque, no sería descabellado considerar que más pronto que tarde actuarán en base a lo planteado.

Share Article

Ezio Rojas es un abogado venezolano que cree que las criptomonedas y la tecnología Blockchain son una herramienta al servicio de la población para lograr una mejoría en sus finanzas personales. También cree que la tecnología Blockchain puede ser arma para que los estados controlen nuestras finanzas pero a esto no le presta mucha atención.

SEGUIR AL AUTOR

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos