La caída del mercado presenciada el 12 de marzo estuvo a punto de paralizar el sector del DeFi el cual es alimentado por Ethereum, debido a que el precio ETH cayó en picado. La situación fue tan grave que MakerDAO, el mayor operador de DeFi de la red, contempló un cierre de emergencia.

Ethereum ha surgido como un actor importante en el mundo de las finanzas descentralizadas porque es una plataforma de blockchain abierta que consiste en códigos informáticos y contratos inteligentes. A principios de año, el valor de las aplicaciones de DeFi valía más de 1.000 millones de dólares

. Más aún, parecía estar solidificando una trayectoria ascendente en los contratos inteligentes basados en Ethereum.

Sin embargo, la fiesta duró poco y parecía que DeFi había sido tragado por la caída masiva del mercado que se vio la semana pasada y que vio al Ethereum depreciarse en un 50%.

La volatilidad del Ethereum y de DeFi expuestos

Con el mercado de DeFi impulsado por el Ethereum ganando tracción tras la inyección de 2 millones de dólares en los protocolos de dYdX y Compound, el exchange de criptomonedas Coinbase describió DeFi como una estructura financiera ideal que era objetiva, resistente a la censura y fácilmente disponible en un teléfono inteligente.

El 12 de marzo, DeFi se desbarató después de que el precio de Ethereum se desplomara precariamente, perdiendo un 30% en 24 horas en medio de la agitación del mercado mundial. La tendencia a la baja continuó hasta que el activo se devaluó en un 50%. La mayor víctima fue MakerDAO

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
, el mayor jugador de DeFi basado en Ethereum.

MakerDAO recibe el golpe más duro

La caída del mercado fue tan grave que MakerDAO estaba contemplando un cierre de emergencia por el colapso del precio de Ethereum.

MakerDAO se encuentra en el corazón de DeFi en la red Ethereum basado en sus considerables innovaciones en este sector. Por ejemplo, permite a los usuarios adquirir préstamos según los tipos de interés basados en algoritmos en forma de un stablecoin llamado DAI.

El casi colapso del sector del DeFi se desencadenó por la disminución del mercado cripto debido a la incertidumbre del mercado financiero mundial y a la propagación del coronavirus.

Después de que Bitcoin alcanzara los 9.200 dólares el 7 de marzo, el activo se desplomó en tándem con otros mercados financieros e índices como el S&P 500, y finalmente tocó fondo con 3.800 dólares. Una de las razones de este pronunciado descenso fue el alto apalancamiento observado en los exchange de criptomonedas con margen.

Los altcoins no se salvaron, ya que sus precios también cayeron, y Ethereum no fue una excepción. Dado que Ethereum es la columna vertebral del mercado del DeFi, la caída en picado de su precio hizo que este sector se detuviera.