2023 ¿Un año para reinventar el blockchain?

28 December 2022, 11:45 GMT+0000
28 December 2022, 11:45 GMT+0000
EN RESUMEN
  • Debido a que blolckchain es un sistema descentralizado, puede ser más lento y menos eficiente que una base de datos tradicional y centralizada.
  • Existen varias soluciones existentes para que blockchain ataje sus limitaciones.
  • El 2023 va a ser el año para reinventar las cadenas de bloques, las blockchain, desde cero. Y sin las criptomonedas.
  • promo

Blockchain es una tecnología de base de datos distribuida que se inventó por primera vez para admitir la moneda digital Bitcoin. Es un sistema descentralizado que permite el mantenimiento de registros seguro y transparente. A lo largo de los años, la tecnología ha evolucionado y se ha adaptado para una variedad de usos diferentes. Algunas personas ahora están buscando formas de reinventar la tecnología para hacerla más eficiente y efectiva. Esto podría implicar realizar cambios en la arquitectura subyacente de la cadena de bloques o encontrar nuevas formas de usar la tecnología en diferentes industrias. En última instancia, el objetivo de reinventar blockchain es mejorar sus capacidades existentes y hacerla más ampliamente adoptada.

Las capacidades existentes de la tecnología blockchain incluyen la capacidad de crear una base de datos descentralizada y segura, para permitir el mantenimiento de registros transparentes y verificables, y para facilitar las transacciones de igual a igual sin la necesidad de una autoridad central. Estas capacidades hacen que blockchain sea adecuado para una variedad de aplicaciones diferentes, incluidos los servicios financieros, la gestión de la cadena de suministro y los sistemas de votación. También se está explorando para su uso en otras industrias, como la salud y los bienes raíces.

Pero como cualquier tecnología, blockchain tiene sus limitaciones. Una de las principales limitaciones de blockchain es su rendimiento. Debido a que es un sistema descentralizado, puede ser más lento y menos eficiente que una base de datos tradicional y centralizada. Esto puede dificultar su uso para aplicaciones que requieren transacciones de alta velocidad, como el comercio de acciones. Otra limitación es la escalabilidad. Debido a que cada nodo en una red blockchain debe procesar cada transacción, la red puede congestionarse a medida que crece en tamaño. Esto puede limitar el número de transacciones que la red puede procesar y hacerla menos adecuada para aplicaciones a gran escala. Finalmente, la tecnología blockchain es todavía relativamente nueva, y hay una falta de protocolos y regulaciones estandarizadas. Esto puede dificultar la adopción de las organizaciones y puede limitar sus posibles casos de uso.

Soluciones existentes para que blockchain ataje sus limitaciones

Hay varias formas de abordar las limitaciones de rendimiento de las redes blockchain existentes. Un enfoque es utilizar criptografía más avanzada para mejorar la eficiencia de la red. Esto podría implicar el uso de pruebas de conocimiento cero u otras técnicas para reducir la cantidad de datos que deben ser procesados por cada nodo. Otro enfoque es utilizar diferentes mecanismos de consenso, como la prueba de participación, el Proof-of-Stake, que puede ser más eficiente que el mecanismo de prueba de trabajo (Proof-of-Work) utilizado por muchas redes blockchain existentes, como la misma Bitcoin. Finalmente, hay varias tecnologías emergentes, como la fragmentación (o sharding) y las transacciones fuera de la cadena (offchain), que están diseñadas para mejorar el rendimiento de las redes blockchain y hacerlas más escalables.

Otro enfoque que también otros investigadores están realizando para abordar las limitaciones de rendimiento es eliminar por completo el requisito de consenso, como ya sucede en muchos sistemas DLT poco conocidos.

Veamos otro concepto. Las redes que se conocen más parten del hecho de tener un único libro de registro, un solo ledger. Pero podríamos pensar en otra visión para trabajar. Un microledger es un libro mayor pequeño y liviano que está diseñado para permitir el mantenimiento de registros seguro y transparente para un caso de uso específico o grupo de usuarios. Es un tipo de tecnología de registro distribuido que se utiliza a menudo en aplicaciones donde una red blockchain a gran escala no es necesaria o práctica.

Blockchain

A diferencia de una cadena de bloques tradicional, que es un libro mayor único y global compartido por todos los usuarios, un microledger suele ser restringido al caso de uso y solo accesible para un grupo específico de usuarios definidos por su gobernanza, que puede llegar a ser tan amplio como está decida. Esto puede hacer que sea más eficiente y fácil de administrar que una red blockchain a gran escala. Este es el enfoque que hemos seguido en nuestras investigaciones en el Proyecto TAPLE.  

Al mismo tiempo, con otro enfoque similar, también el World Wide Web Consortium (W3C) ha anunciado el Proyecto Solid, que está dirigido por Tim Berners-Lee, el científico informático británico al que se le atribuye la invención de la World Wide Web, pionero de Internet y una figura importante en el desarrollo de la web desde su creación a principios de la década de 1990. 

El proyecto Solid es un proyecto de código abierto para construir una plataforma que permita a las personas tener más control sobre sus propios datos y compartir esos datos con otros de una manera segura y descentralizada. Y no estoy hablando de la Identidad Digital Soberana que se está implementando sobre algunas redes alegando esa independencia digital, sino algo más complejo y profundo. El objetivo del proyecto Solid es dar realmente a las personas más control sobre sus datos personales y crear una web más abierta y descentralizada. Para hacer esto, la plataforma Solid utiliza un nuevo tipo de base de datos descentralizada llamada POD, que permite a la gente almacenar sus datos y compartirlos con otros de una manera segura y transparente.  Y “Gente” es, aquí, todo: una persona, un proceso, una máquina, ….

Unido a los problemas de confianza y estabilidad surgidos por la aparente inestabilidad de los mundos de criptomonedas en este 2022 y a los problemas de energía que hacen poco sostenibles los sistemas de minería que soportan las redes, parece que varios cambios profundos se acercan al mundo de blockchain. Es por ello que, si estos proyectos siguen avanzando, el 2023 va a ser el año para reinventar las cadenas de bloques, las blockchain, desde cero. Y sin las criptomonedas.

Veremos.

Sobre el autor: Juan Luis Gozalo

 Juan Luis Gozalo BeInCrypto

Ingeniero Informático con más de 30 años de experiencia, principalmente en entornos financieros. Ha sido responsable de coordinación tecnológica en la Asociación Nacional de Blockchain Alastria entre 2018 hasta finales de 2020. Anteriormente, ocupó puestos de Dirección de IT, entre los que destacan el de Director de Nivel de Servicio de Tecnología en Banco Santander España entre 2007 a 2017 y en Banco Barclays, entre 1990 a 2007, donde fue responsable de diversos departamentos en Tecnología y en donde fue Arquitecto de la solución multicanal de oficinas, call centre y banca a distancia basada en los sistemas incipientes de redes distribuidas sobre internet aplicando descentralización y operación sin conexión. Ha compatibilizado estas labores con una labor académica en los últimos años en la Universidad Internacional de La Rioja en cursos de experto en DevOps y en Desarrollo de aplicaciones Blockchain y en otras universidades online. En la actualidad es responsable de las líneas Web3 de OpenCanarias como Product Manager.

¿Tienes algo que decir sobre el futuro de blockchain o cualquier otra tema? Escríbenos o únete al debate en nuestro canal de Telegram. También puedes encontrarnos en Instagram, Linkedin, YouTube, Tik Tok, Facebook o Twitter.

Las opiniones publicadas en BeInCrypto no deben determinar ninguna decisión financiera de los lectores, son opiniones personales del autor.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.