No importa lo que pensemos, Bitcoin no es el vehículo más fácil para invertir. Si bien el proceso se ha simplificado mediante intercambios como Coinbase y otros espacios, lo que falta es un impulso regulatorio.

Por lo menos, eso es lo que piensa el socio gerente y jefe de Investigación de Fundstrat, Tom Lee.

A día de hoy, la mayor parte del dinero en Bitcoin proviene de entusiastas y grandes ballenas y no tanto de corporaciones o de inversores institucionales. Muchos esperaban que Bakkt, como BeInCrypto había informado anteriormente, cambiaría este panorama. Sin embargo, a juzgar por el rendimiento inicial, no parece que la plataforma de futuros esté realizando este cambio.

¿Qué está deteniendo a los inversores institucionales?

¿Qué hará que los inversores institucionales, aquellos con dinero real, entren en Bitcoin? ¿Quieren que sea más como un caso de uso o que figure en una plataforma más tradicional? En declaraciones a The Block, Lee reveló que no es tanto lo mencionado, sino que la industria necesita espacio para crecer. Que, de momento, el espacio que tiene es demasiado pequeño para los inversores institucionales.

Luego compara las criptomonedas con vehículos de inversión más tradicionales, como acciones u oro, afirmando que este último tiene una capitalización de mercado de nueve billones. Bitcoin, sin embargo, ni siquiera está cerca de esa cifra. Al momento de escribir este artículo se encuentra en unos $145 mil millones.

Lee menciona que esta situación probablemente sea la correcta, ya que el cree que alrededor del 1 % de la población de Estados Unidos posee bitcoins. Argumenta que ese tamaño es demasiado pequeño para una institución, que lo tendrían como un pasatiempo. Puede que esto no sea lo que muchos entusiastas quieren escuchar, pero Lee puede estar en lo cierto, y tenemos un largo camino por recorrer antes de que eso cambie.

Barreras regulatorias

La incertidumbre regulatoria es otro problema, afirma Lee. La falta de infraestructura significa que los inversores institucionales son conscientes de que pueden estar invirtiendo en una industria con poca o ninguna regulación y esto podría afectar su reputación.

Dicho esto, se están haciendo esfuerzos para mejorar no solo la reputación de Bitcoin sino también su estado regulatorio. Por ejemplo, el CEO de Twitter, Jack Dorsey, está buscando formas de mejorar la imagen de Bitcoin para hacerla más común. El proyecto Libra de Facebook supuestamente también legitimaría las criptomonedas, aunque con el reciente retiro de PayPal del proyecto, ¿quién sabe si ese será el caso?

¿Qué crees que impida que los inversores institucionales se unan a Bitcoin? Comparte tu opinión en los comentarios a continuación.


Imágenes cortesía de Shutterstock.

Max Moeller

Max es un periodista de criptomonedas con afinidad por los juegos y la tecnología emergente. Después de dejar la escuela para comenzar una carrera de escritor, escribió su primer artículo sobre blockchain y desde entonces no ha parado. Desde que comenzó en 2017, Max ha trabajado con múltiples startups de blockchain y espacios reservados para cripto, haciendo todo lo posible para educar al mundo sobre la naciente tecnología.

Seguir al Autor

Quieres aprender más?

¡Únete a nuestro Grupo de Telegram y consigue señales de trading, cursos de trading gratuito y análisis diario con otros fanáticos de las criptomonedas!

La página web utiliza cookies.
Haz clic aquí para aceptar el uso de las cookies. Vea nuestra política de cookies

Lo estamos discutiendo en nuestro Grupo de Telegram

Entrar

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos

Lo estamos discutiendo en nuestro Grupo de Telegram

Entrar

Lo estamos discutiendo en nuestro Grupo de Telegram

Entrar