¿Por qué las criptomonedas son algo serio?

10 December 2022, 08:00 GMT+0000
10 December 2022, 11:11 GMT+0000
EN RESUMEN
  • Antes compartíamos el email y nuestra fecha de cumpleaños, ahora compartimos todo, y gratis.
  • España y América Latina se retroalimentan sobre la adopción de las criptomonedas.
  • 52% de países latinoamericanos ahora ofrecen la posibilidad de pagar salarios, al menos en parte, en criptomonedas.
  • promo

Hace una década, decidí dejar la comodidad y la familiaridad de mi país de origen, los EE. UU., y dirigirme a China. La economía china estaba al inicio en un período de crecimiento económico que continuaría durante toda la década, alcanzando un asombroso 11,65% para 2020.

En los EE. UU. trabajé en finanzas para Target Corporation, uno de los nombres más venerables y respetados en el retail de los EE. UU., y que estaba enfocado hacia las ventas de e-commerce para mitigar el crecimiento en sus tiendas físicas tradicionales. El e-commerce se convertiría en el parámetro con el cual se definiría su retail. Sin embargo, en 2012, Amazon todavía se enfoca en la venta de libros en línea y en el lanzamiento de su lector electrónico Kindle.

Al final, para mí, no todo fue solamente e-commerce en China, sino que puede dar el salto a una propuesta completamente diferente: finanzas descentralizadas y, en particular, criptografía. Mi “gran salto” personal se consolidó con la fundación de CryptoMondays Shanghai, como parte de una comunidad global, la más grande en 30 ciudades en más de 15 países en todo el mundo.

CryptoMondays reflejó perfectamente el espíritu de las criptomonedas; en sí una organización “informal” descentralizada, que se convirtió en una comunidad global para profesionales y novatos para discutir, intercambiar y aprender sobre el ecosistema criptográfico que concentró a 2500 miembros en Shanghái en su punto máximo. Si bien nos divertimos mucho en el camino, los miembros y participantes estaban unidos por la creencia en un sistema administrado por y para sus usuarios, a diferencia de un tercero (es decir, el gobierno o el banco central) con su propia agenda y prioridades.

La privacidad digital y el encaje de las criptomonedas

En muchos aspectos, las criptomonedas, Blockchain y su tecnología subyacente, representan un antídoto contra los excesos del e-commerce y la web tradicional en general. La seducción de lo ‘gratuito’ (servicios, acceso, etc.) nos hizo cómplices del surgimiento de un tipo de economía alimentada por las cookies, donde la privacidad no tiene importancia, incluso es un inconveniente para llegar al objetivo más importante, la transacción.

Privacidad

A lo largo de los años, pasamos de compartir nuestra fecha de nacimiento o dirección de correo electrónico a proporcionar acceso a todos nuestros historiales de navegación y revelar nuestra ubicación física en tiempo real. El cambio fue duro, intercambiamos casi todo lo que pudimos: los cumpleaños de nuestros hijos (incluso fotos), recuerdos personales, pensamientos y aspiraciones que tal vez nunca hayamos revelado a nuestra familia más cercana. Pero lo que no cuesta nada sigue siendo gratis, ¡nos convencieron!

Existía una objeción consciente, pero poco a poco se fue institucionalizando, desde la intervención del bloqueador de anuncios, hasta un sistema para ignorar contenidos irrelevantes como una especie de ruido blanco; el equivalente a la interferencia estática al escuchar la radio.

Al mismo tiempo, la web y el e-commerce comenzaron a imitar a la calle en todos los sentidos; como las prioridades y grupos de interés representados en la economía tradicional. Los titulares pudieron “reconfigurarse” en gran medida a la web para dominar de manera efectiva las conversaciones, influir en la opinión y perseguir sus intereses.

Todo perfectamente legítimo en un mercado competitivo, pero también lo es de forma alternativa, más allá del control de intereses particulares y de terceros. Crypto ofrece el concepto de propiedad junto con el de anonimato; seguridad absoluta sin ninguna autoridad de validación de terceros; inclusión sin ningún mecanismo aparente para la misma (es totalmente inherente).

Hoy en día, por ejemplo, se estima que el 1,5% de la población mundial posee alguna cantidad de Bitcoins, y muchos durante un período de tiempo considerable. El resultado es que este activo, que no tenía valor hace 12 años, tiene una capitalización de mercado actual de más de 1,2 billones de dólares (900.000 millones de libras), en términos de divisas, justo por debajo del valor del franco suizo en circulación. 

España y América Latina se retroalimentan sobre la adopción de las criptomonedas

La participación activa de España en cripto es, en parte, un reflejo de sus lazos históricos y económicos con América Latina, donde ya está bien establecida una ‘lógica criptográfica’. El año pasado, los países latinoamericanos enviaron $25 mil millones en criptomonedas y recibieron $24 mil millones, cifras que representan entre el 5% y el 9% de todas las criptomonedas del mundo. Asimismo, se estima que el 52% de países latinoamericanos ahora ofrecen la posibilidad de pagar salarios, al menos en parte, en criptomonedas. La investigación de Mastercard incluso sugiere que el 83 % de los consumidores latinoamericanos ahora están preparados para usar al menos un método de pago emergente, como criptomonedas, biometría, sin contacto o códigos QR.

América Latina Bitcoin

La realidad es que, en las economías más grandes de América Latina, los bancos tradicionales han disfrutado (y, en muchos casos, creado) un pseudomonopolio en sus respectivos mercados; los cinco bancos principales concentran más del 70% de los depósitos en países como México, Brasil y Colombia. El resultado, desde invertir en activos e instrumentos internacionales, hasta simplemente enviar remesas desde el extranjero, las criptomonedas representan la única opción viable.

El colapso del mes pasado de una de las plataformas de cripto más grandes del mundo demuestra la importancia de los fundamentos, al igual que con cualquier inversión. El destino de FTX fue sellado por la falta de liquidez (es decir, activos para respaldar las transacciones realizadas a través de la plataforma), así como supuestos subsidios a un fondo supuestamente separado para mantenerlo a flote.

Las criptomonedas: ¿un futuro prometedor?

Es hora de tomarse en serio las criptomonedas, en todos los sentidos. Es por eso que mi propia firma pone tanto énfasis en la transparencia y la educación; la debida diligencia debe ser parte del arsenal de un comerciante de criptografía, tal como debería ser para cualquier transacción.

Una década después de mi mudanza a China, regresé a mi país natal, Estados Unidos. El e-commerce, ¡y Amazon!, se encuentran en todas las partes imaginables de nuestra vida privada y profesional.

Dentro de una década, ¿estaremos diciendo lo mismo sobre las criptomonedas? Veo una serie de tendencias que lo sugieren: el aumento de la preocupación por la privacidad, la desaparición de las cookies (y la capacidad de las marcas para rastrear incesantemente a los consumidores), el surgimiento de fintechs para romper los monopolios bancarios locales, la inflación y la posterior incertidumbre monetaria, todos están conspirando para hacer de las criptomonedas una propuesta relevante.

Sobre el autor: Tyler Roessel

Tyler Roessel Beincrypto

Director de Relaciones Públicas en Phemex. Ha pasado los últimos 10 años en China ayudando a tender puentes entre Oriente y Occidente y más allá como Director de Desarrollo de Negocios, experto en Estrategia Digital, Blockchain, Ventas, Consultoría, Contratos, Emprendimiento, Inversión y Startups en etapas tempranas.

     

¿Tienes algo que decir sobre el estado de las criptomomedas o cualquier otra tema? Escríbenos o únete al debate en nuestro canal de Telegram. También puedes encontrarnos en Instagram, Linkedin, YouTube, Tik Tok, Facebook o Twitter.

Las opiniones publicadas en BeInCrypto no deben determinar ninguna decisión financiera de los lectores, son opiniones personales del autor.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.