¿Por qué DeFi y las ICO no deberían ser comparadas por igual?

Compartir artículo
EN RESUMEN
  • Aparte de su rápido ascenso, DeFi tiene poco en común con el boom de las ICO.

  • Mike Curtis analiza DeFi para entender por qué no es la nueva ICO.

  • Muchos proyectos de ICO se construyeron sobre Ethereum, lo que la convierte en una plataforma con un caso de uso comprensible.

  • promo

    Curso GRATIS “Cripto para principiantes”, 5 días de duración + sesiones semanales en directo. Apúntate aquí.

El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

Desde el año 2017 parece que ha transcurrido casi una década para la mayoría de las personas, pero muchos de nosotros todavía tenemos recuerdos vívidos de él, especialmente aquellos que invirtieron activamente en el anterior rally alcista.



El rally alcista de 2017/18 fue una época como ninguna otra. Una de las cosas más memorables al respecto fue la llamada locura de la oferta inicial de monedas (ICO), donde los nuevos proyectos de cripto prometían enormes ganancias en una cantidad de tiempo modesta.

A uno le resultaría difícil ver que las palabras “ICO” y “manía” se utilicen por separado. Dos palabras casi se convirtieron en sinónimos entre sí, y por una buena razón.



Ahora, en los años 2020/21 tenemos otro rally alcista y un nuevo “boom interesante” en la que la gente quiere involucrarse: DeFi o espacio de finanzas descentralizadas.

El público hizo comparaciones entre dos elementos completamente diferentes debido a sus meteóricos ascensos. Por esa razón, revisaré brevemente cuán diferentes son las ICO y DeFi y por qué no debería ponerlas en la misma balanza.

Lo bueno, lo malo y lo feo

La locura de las ICO tiene una connotación negativa entre los inversores, sobre todo porque no cumplió sus promesas e hirió a muchos de los primeros que las adoptaron, dejando un regusto amargo en la boca.

Pero no fue malo para todos.

Muchos proyectos de ICO se construyeron sobre Ethereum (ETH), lo que la convierte en una plataforma con un caso de uso comprensible. La fase de las ICO fue un período de transición en el crecimiento de Ether, y se podría decir que fue una experiencia necesaria.

El rally de Ether juega un papel importante en el boom de DeFi, y ahora se alimentan entre sí. Incluso se podría decir que sin las ICO no habría DeFi, pero no son lo mismo. ¿Qué las diferencia?

La primera diferencia notable entre DeFi e ICO gira en torno a la facilidad de entrada. En 2017, fue un desafío participar en la mayoría de las ICO, mientras que a día de hoy tenemos un entorno completamente diferente gracias a los exchanges descentralizados. El problema de la entrada está resuelto en su mayor parte, y esto es de lo que DeFi se enorgullece: estar abierto a todos y ser pionero en una nueva forma de servicios financieros.

DeFi tiene minería de liquidez, agricultura de rendimiento y pools de liquidez que sustituyen la forma tradicional de ganar interés. Algunos proyectos establecen estándares poco realistas y proyectan porcentajes de rendimiento anuales (APY) altísimos que parecen demasiado buenos para ser verdad, lo que da mala imagen a todo el mercado. No es lo ideal, pero ayudó a atraer a los inversores minoristas.

El crecimiento masivo de la plataforma DeFi en su conjunto es muy similar a un coche ligero que acelera mucho más de lo que su carrocería puede soportar, pero aún así sigue siendo muy diferente a la fase ICO y su similaridad a una “burbuja”.

Como dijo Cameron Winklevoss, cofundador de Gemini, en un tuit de septiembre:

“DeFi no es lo mismo que la locura de las ICO de 2017. En aquel entonces, el dinero se recaudó en whitepapers de sh*tcoins (monedas inútiles) escritos en cafeterías. DeFi vive y trabaja en la naturaleza. Miles de millones de dólares trabajan para obtener un rendimiento positivo. No es vaporware hipotético, es real”.

La declaración es bastante asertiva, pero la más popular escuela de pensamiento afirma que DeFi se debe a una corrección violenta, similar a las que tuvo ETH en 2017.

¿Cómo puede DeFi rebatir esa afirmación?

Tendría sentido analizar aún más DeFi para comprender por qué no es la nueva ICO.

Echemos un vistazo a los “blue chips” de DeFi que se han establecido durante el último año: Compound, Aave, Yearn.Finance, Uniswap, Bancor, Balancer y Curve. Muchos de estos proyectos pueden calificarse como plataformas de éxito y aún no han alcanzado su potencial, sólo han arañado la superficie.

DeFi diseñó nuevos creadores de mercados automatizados (AMM) que ayudan a los nuevos proyectos a recaudar fondos sin tener que pasar por el proceso de oferta inicial de monedas. Hoy en día se pueden recaudar fondos vendiendo monedas en una oferta inicial de liquidez, en la que los proyectos utilizan sus tokens y ETH para crear un fondo de liquidez. Los protocolos AMM crean un mercado para las nuevas criptomonedas y cualquiera puede conseguir el token sin ser un inversor profesional.

A diferencia de las ICO, los inversores de DeFi pueden disfrutar de beneficios mediante la apreciación de los activos y el uso de la agricultura de rendimiento de DeFi.

Los participantes pueden mover sus activos entre diferentes pools para obtener mayores intereses, lo que alimenta el mercado de DeFi, pero también condiciona el espacio para esquemas salvajes de “pump and dump“, como se ha visto con diferentes “tokens de comida” como Hotdog, Kimchi, Sushi, entre otros.

Los adoptantes de DeFi también se preocupan por el estado del sector en términos de aplicación de la regulación, porque como sabemos por la historia, acabaron con la locura de las ICO. La Comisión del Mercado de Valores de los Estados Unidos tardó bastante tiempo en aplicar medidas contra las ICO, a pesar de que éstas acapararon mucha más atención del público, según Google Trends.

En comparación con la fase ICO, DeFi sigue siendo un subconjunto nicho del espacio cripto y las personas de las finanzas tradicionales tienen un conocimiento muy vago de él.

A pesar de ello, el capital total bloqueado en varias plataformas DeFi ha ascendido a 34,86 mil millones de dólares.

El espacio cripto y DeFi evolucionan

La métrica de Google Trends también puede sugerir que DeFi todavía está en su infancia, al menos en cuanto a popularidad. Tiene espacio para crecer, aunque ha superado con creces los 5,4 mil millones de dólares recaudados por las ICO durante el primer trimestre de 2018.

Hoy en día, los exchanges descentralizados (DEX) desafían a los centralizados por volumen diario. Aquellos que hacen trading en ambos tipos de exchanges pueden ver el potencial a largo plazo de DeFi con mayor claridad y subrayan que esto es solo el comienzo.

La mayoría de expertos involucrados en el espacio respaldan los casos de uso emergentes y las innovaciones rápidas posibles gracias a DeFi. Aquellos que observan la situación desde el exterior tienen una visión más escéptica de lo “burbujeante” que parece. La mayoría de los problemas de DeFi se han asociado con campañas de marketing escandalosas y desarrolladores poco sinceros, y no con sus servicios en su conjunto.

Por supuesto, la falta de supervisión abre la puerta a diferentes estafas, llevando a inversores inexpertos a invertir fondos en proyectos que no son sostenibles, pero no es nada nuevo; es una de las cosas que la tecnología no puede resolver del todo.

Las diferencias entre los dos booms

Si miramos un poco más de cerca, podremos ver las diferencias entre los dos booms:

  1. Aunque los precios varían mucho, gran parte de la volatilidad de DeFi se remonta a una falta de liquidez basada en un suministro limitado en lugar de especulación o pumping y dumping.
  2. DeFi y su funcionalidad pueden ser examinados y criticados, algo que no ocurría con algunas ICO que se asemejaban más a un mercado libre que a un mercado y, en algunos casos, ni siquiera tenían producto.
  3. DeFi da a los prestamistas y prestatarios control total sobre el establecimiento de sus tasas y requisitos.
  4. El valor de los activos de DeFi no se correlaciona con los precios del Bitcoin (BTC), lo que implica que los activos derivan su valor de la funcionalidad de la tecnología de DeFi y no de la especulación.
  5. La mayoría de los servicios de DeFi están construidos para atraer a usuarios no técnicos y diseñados para lograr una adopción masiva.

Por último, dado que DeFi está descentralizado, la sostenibilidad de este boom está parcialmente en manos de la comunidad. Si tenemos en cuenta la estructura de la red, construimos una confianza sistémica y buscamos el valor a largo plazo, la funcionalidad y la innovación de DeFi podrían crear mucho más valor para todos los implicados.

Podemos decir una cosa con total confianza: el ecosistema de DeFi requiere tanto de inversores minoristas como de expertos, tiene un valor claro y, aparte de su rápido ascenso, tiene poco en común con el boom de las ICO.

Como Mark Cuban señaló, DeFi es comparable a los primeros días de Internet, con nuevas dApps apareciendo cada día, con la diferencia de que Internet no existe desde hace diez años.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.
Share Article

Mike is CTO and co-founder of AdAstra.Finance. He leads software development and customer adoption strategy at AdAstra. Mike is decentralized finance enthusiast and long-time crypto investor. He holds a bachelor degree in Engineering from the Leeds Beckett University and an MBA degree from the University of Gibraltar.

SEGUIR AL AUTOR

Los mejores monederos Bitcoin del 2021

Vámonos

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos