A raíz del mayor gasto de estímulo en la historia, los precios de los activos de almacenamiento de valor (SOV, siglas en inglés) han aumentado dramáticamente. Estos activos incluyen metales preciosos como el oro, así como los mejores criptomonedas, tales como Bitcoin (BTC) y Ethereum (ETH).

Oro en la cúspide de un ascenso vertiginoso

La actividad comercial del metal precioso ha llevado los precios a máximos históricos (ATH, siglas en inglés) en los últimos días. Estos máximos han seguido históricamente el gasto gubernamental, ya que los inversores mueven fondos a activos que se protegen contra la inflación.

Fuente: TradingView.com

Por ejemplo, el ATH ajustado por inflación para el oro ocurrió en enero de 1980, cuando el precio alcanzó los 2,250 dólares. Esto vino después de un enorme gasto gubernamental de la administración Carter.

El segundo ATH (primero en términos de inflación no ajustada) ocurrió en el verano de 2011 cuando los precios se acercaron a 1,950 dólares. La acción del precio fue impulsada en gran medida por la Ley de estímulo económico de 2008.

Después de cerrar la sesión de este viernes por encima de 1,900 dólares por onza troy, el oro se mantiene a la altura de esa cifra mágica de 2011 situada en 1,921 dólares. Sin embargo, si la tendencia es cierta, el estímulo que se ha inyectado recientemente en la economía debería continuar impulsando los precios más hacia arriba.

Ruptura coordinada

Si bien los metales preciosos han aumentado dramáticamente en los últimos días, los activos digitales también han seguido su ejemplo. Los precios de Bitcoin y Ethereum también estallaron.

Después de varias semanas de una inusual estabilidad de precios de aproximadamente  9,200 dólares, Bitcoin saltó rápidamente a más de 9,600 dólares. Ethereum también experimentó un aumento, pasando de 236 dólares a 275 dólares en poco más de tres días. Si bien ninguno de los activos está cerca de su ATH, ambos vieron brotes coordinados con el metal precioso.

La plata también saltó sustancialmente, aunque también se mantuvo bajo ATH anteriores. El metal precioso subió de 19 dólares a más de 22 dólares en el mismo período.

Fuente: Bullionvault.com

La ruptura coordinada entre estos grupos de activos bien podría ser un indicador del mercado más amplio. A medida que los inversores buscan salir de los activos sensibles a la inflación como la moneda fiduciaria, los fondos inevitablemente fluirán a los activos SOV.

¿Criptomonedas como almacenamiento de valor?

La narrativa reciente entre los fieles de la criptomoneda ha sido que Bitcoin no es un activo SOV. Más famoso, el toro de Bitcoin, Tyler Winklevoss, se retiró en su posición a este respecto.

Sin embargo, no hay un final a la vista para la afluencia de estímulo del banco central. Los inversores están creciendo en su comprensión de Bitcoin, y su papel puede muy bien cambiar.

Además, la reciente decisión de OCC podría tener un efecto sustancial en el sentimiento general hacia Bitcoin. Con los bancos institucionales ahora avanzando hacia la cripto custodia, muchos pueden ver un crecimiento en el potencial de Bitcoin para funcionar como oro digital.