La división de regulación bancaria de Wyoming ha acelerado la aplicación bancaria para el proyecto de la cripto influencer Caitlin Long llamado Avanti .

La decisión de acelerar la aplicación Avanti Bank se produjo a raíz de la reciente decisión de la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC, siglas en inglés) de permitir que los bancos y cajas de ahorro presten servicios de custodia de criptomonedas. Algunos personalidades de la industria cripto quisieron resaltar el logro, como Anthony Pompliano, co-fundador y socio de Morgan Creek Digital:

El equipo de @AvantiBT continua ejecutando y manteniéndose a la cabeza.

La decisión de ayer de la OCC demuestra que están en el camino correcto. Es probable que Avanti comience a prestar servicios bancarios en octubre de 2020 ahora.

El anuncio también destacaba el producto estrella de Avanti, el stablecoin llamado Avit. Tratada como un equivalente en efectivo, la moneda facilitará las liquidaciones institucionales y corporativas en tiempo real

.

“Avanti también anunció un nuevo producto para modernizar los pagos en dólares americanos, llamado Avit, que también es apodado ‘el disruptor de las stablecoins’.”

El equipo espera comenzar los servicios bancarios ya en octubre de 2020.

Un paso por delante

Per Long, Wyoming está muy por delante en el desarrollo del marco legal y logístico necesario para proteger a los consumidores. Las iniciativas de vanguardia del estado han creado un precedente legal para tratar las reclamaciones específicas del sector digital.

“La OCC y otros 49 estados no cuentan todavía con la estructura jurídica amplia necesaria para permitir la custodia de activos digitales sin un riesgo jurídico significativo. Sus normas prudenciales hacen de Wyoming la única jurisdicción de los Estados Unidos en la que la custodia de activos digitales en un banco puede ejecutarse realmente de manera segura y sólida”.

Avanti espera ser un banco de gestión de criptomonedas, pero otros bancos pueden estar a la cabeza en términos de infraestructura corporativa. Por ejemplo, JPMorgan ya ha construido los sistemas internos para su propia moneda, el JPM.