Según nuevos datos, parece que los bancos y mercados financieros más grandes del mundo siguen siendo frágiles. La causa de esa inestabilidad parece ser la continua crisis de liquidez provocada por el coronavirus.

Según Joyce Chang, Nikolaos Panigirtzoglou y Marko Kolanovic, estrategas de JP Morgan Chase, la liquidez sigue siendo una lucha. Los estrategas escribieron:

Las condiciones de liquidez han mejorado considerablemente, aunque no del todo, y el funcionamiento general se ha restablecido principalmente, pero los mercados permanecen en un equilibrio inestable y vulnerables a los shocks.

Algunos fuertes, algunos débiles

Si bien los mercados de bonos y crédito han mostrado una mayor estabilidad, otros sectores siguen en grave peligro. Estos incluyen las acciones como divisas, las cuales han mostrado signos de recuperación desde marzo.

Si bien los precios parecen haberse recuperado, las métricas subyacentes indican que la recuperación puede ser hueca. Por ejemplo, el informe indica que la profundidad del mercado para los futuros E-mini S&P 500 es aproximadamente un 60% inferior a los niveles registrados antes de marzo.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Con la existencia de algunos vacíos aparentes, el informe general de JPMorgan Chase parece ser algo negativo.

Debate sobre los estímulos para el COVID-19

La crisis de liquidez se ha suavizado después de la inyección sustancial de dólares por parte de la Reserva Federal. Sin embargo, a pesar de los casi 7 billones de dólares gastados en impulsar la crisis de liquidez, los dólares siguen siendo escasos.

Con los bancos y otras instituciones clamando por una mayor liquidez, el potencial para otra inyección sigue siendo alto. Y, si bien la Fed y el Congreso consideran otro pago de estímulo para aforntar el coronavirus, el verdadero problema según el informe es el apoyo fundamental en el mercado.