La CONSOB, el regulador italiano de mercados y valores, prohibió las ventas en corto el 17 de marzo. Ahora que la pandemia de coronavirus se ha calmado en el país, la prohibición ha sido oficialmente levantada.

Aunque puede ser difícil de creer que un país pueda prohibir abiertamente las ventas en corto, ha sido la norma en Europa durante los dos últimos meses. Francia y Bélgica, por ejemplo, también prohibieron las ventas en corto alrededor de la misma época en marzo.

Se temía que los mercados siguieran disminuyendo irracionalmente en medio de la pandemia como le pasó al IBEX.

Europa parece levantar el veto simultáneamente, ya que hoy también han abierto la posibilidad de operar en corto en España, Francia, Austria, Bélgica y Grecia.

La apertura del mercado a condiciones “normales” podrían ser un indicativo de que por ahora el mercado financiero parece volver a sus cauces. Esto es muy importante debido a que el mercado financiero trabaja muy mal con incertidumbre

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
. Aún así, hay muchas incógnitas respecto al Covid-19, desde posibles vacunas por el lado positivo a un prolongado confinamiento que paralice la economía y la producción.

Italia sumida en el caos por el coronavirus

La situación de COVID-19 en Italia ha llevado a algunas situaciones económicas únicas. Por ejemplo, BeInCrypto informó a finales de abril que una pequeña ciudad italiana había empezado a emitir sus propios billetes.

Sin embargo, el estado de emergencia parece estar llegando a su fin ahora. Levantar la prohibición de las ventas en corto puede ser una indicación de que los mercados están volviendo a la “normalidad”, pero el impacto económico del coronavirus todavía pesa mucho en el país.