La crisis del Coronavirus va de camino en convertirse de las mayores sacudidas de la economía global de su historia. Los mercados de la bolsa, bonos o del petróleo han mostrado claros signos de una posible recesión. Bitcoin no se ha salvado de esta crisis y durante la jornada está en caída libre.

Wall Street como varios mercados europeos se han visto en la obligación de interrumpir los mercados temporalmente para evitar una venta debido al pánico generalizado. Para colmo, el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que comprará más deuda e inyectará liquidez, lo cual ha creado una mayor venta.

La jornada de hoy se recordará como una de las jornadas más oscuras de la historia, jueves negro. Desde el comienzo de la crisis del Coronavirus el Ibex ha perdido una tercera parte de su valor.

Petróleo sufre grandes pérdidas

El petróleo lleva sufriendo desde hace ya un mes, debido a la discrepancia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP, siglas en inglés) con Rusia.

Ahora el petróleo se está encontrando otro demonio por el coronavirus, las cancelaciones de vuelos en masa por las medidas de los gobiernos. Desde que irrumpió el Covid-19 en China, muchos vuelos provenientes del país fueron cancelados, ahora con la nueva regla impuesta por Trump, en la que se suspende los viajes desde Europa a EEUU

durante un mes, la demanda del petróleo se ha visto reducido dramáticamente debido a la deducción de la demanda del “oro negro” por parte de las empresas aerolíneas.

Bitcoin en caída libre

Bitcoin, como todo el mercado de las criptomonedas, están teniendo número rojos de dos dígitos. Al escribir este artículo bitcoin lleva un -23% durante el día de hoy, al no tener una hora de cierre aún puede empeorar, aunque en BeInCrypto hemos intentado predecir cuando tocará bitcoin el fondo.

Desde hace unos meses bitcoin se ha apreciado al tener cualidades para ser un producto de valor refugio. Muchos han comparado la principal criptomoneda con el oro, llamando bitcoin el nuevo “oro digital”. Sin embargo, la pandemia del Covid-19 está mostrando que bitcoin podría ser un instrumento que podría resistir una crisis financiera, pero tal vez no una crisis sanitaria.

La economía global se encuentra en el ojo del huracán, tendremos que esperar para ver en que dirección soplará los vientos.