El FMI aboga por más impresión y ayudas financieras ¿Quién terminará pagando las cuentas?

Compartir artículo
EN RESUMEN
  • Mientras que no se espera detener la emisión monetaria, hay quienes se preocupan por los niveles de deuda.

  • Para el 2021 se proyectan niveles de deuda récords.

  • La emisión monetaria y estos niveles de deuda podrían generar más desigualdad.

  • promo

    Lo estamos discutiendo en nuestro grupo de Telegram, ¡únase a nosotros ahora! Y obtenga señales comerciales actualizadas y análisis regulares en criptomonedas.

El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

Mientras la crisis económica que ha causado el coronavirus continúa su ascenso, el Fondo Monetario Internacional hace un llamado para que los países continúen con sus políticas de ayudas económicas para poder soportar a las maltrechas económicas. ¿Cuál es el fondo de las chequeras estatales?



En medio de un llamado para un “nuevo” acuerdo de Bretton Woods, el FMI ha planteado lo que podría parecer un mal necesario para la economía de hoy. En medio de la situación por la que están viviendo las economías, desde el Fondo reconocen que las políticas de impresión que han estado ejecutando los Estados (que evalúan en el Fondo en 7,5 billones de dólares) son necesarias y deben de mantenerse para evitar peores consecuencias.



Sin embargo, las expansiones monetarias tienen un costo. El propio Fondo Monetario reconoció que la deuda pública de los países desarrollados se ubique en un 125% para el 2021. Niveles records que las principales economías no proyectaban vivir en esta época.

Para puntualizar el dato, la última vez que Estados Unidos había tenido una deuda por encima de su economía fue al final de la Segunda Guerra Mundial y más allá de las proyecciones del Fondo, los economistas americanos también proyectan una deuda similar a la presentada por el FMI para las economías desarrolladas.

El Fondo está vigilando la deuda

Más allá de explicar la necesidad de la ayuda financiera, el propio Fondo reconoció estar vigilando de cerca la deuda soberana, explicando que por los momentos se encuentra brindando apoyo y alivio para la deuda de los países “más pobres” y haciendo un llamado para reestructurar la deuda en los casos donde son “insostenibles”.

Sin embargo, siempre cabe la pregunta “¿Es sostenible una deuda que supere a la economía nacional?” y ello más en la hipótesis planteada por el Fondo en donde declaran que para el 2021 esperan que las economías desarrolladas exhiban deudas que vayan por encima de sus PIB.

Deuda mala y deuda buena

Más allá de satanizar a la deuda per se, es necesario mencionar que los economistas mencionan que la deuda es “amoral” y que todo depende para que se utilice. En el caso de que se emplee el dinero adquirido con la deuda para mejorar los sistemas productivos del país, la deuda ciertamente habrá cumplido con un objetivo positivo, mientras que por otro lado, si la deuda no permitió mejorar ninguno de esos elementos, podría ser una deuda negativa. Sobre este último punto también ha surgido un término que ha sido empleado por Argentina en los últimos años para el tratamiento de su deuda, la denominada “deuda odiosa”.

Sobre estos aspectos el FMI también presta atención en su llamado a un “nuevo Bretton Woods” al mencionar que los Estados deben de enfocar sus esfuerzos (y el dinero líquido que están emitiendo y/o recibiendo) en distintos sectores que auguren dividendos y progreso para las generaciones futuras, quienes serán en efecto quienes tendrán que pagar la deuda adquirida hoy.

“Construyendo un mundo más sostenible y equitativo”

En la parte final de la presentación hecha por Kristalina Georgieva del FMI, menciona que el Fondo debe buscar la construcción de un mundo más “sostenible y equitativo”, sin embargo, plantear esos objetivos a partir de la emisión monetaria podría resultar un tanto incompatible y más si se analiza por el lente del Efecto Cantillon.

 

El efecto Cantillon, explicado de forma resumida, pretende explicar que el dinero nuevo (podría ser el adquirido por deuda) no entra en la economía de manera neutral y por lo tanto no se distribuye uniformemente entre la población. De forma conclusiva se puede decir que la nueva impresión termina generando más desigualdad, justo lo contrario a lo esperado por el FMI.

Y es que al final ese será el resultado esperando de las emisiones dentro de los sistemas fiat actuales, un dinero por el que todos pagan, pero muy pocos se benefician.

Share Article

Ezio Rojas es un abogado venezolano que cree que las criptomonedas y la tecnología Blockchain son una herramienta al servicio de la población para lograr una mejoría en sus finanzas personales. También cree que la tecnología Blockchain puede ser arma para que los estados controlen nuestras finanzas pero a esto no le presta mucha atención.

SEGUIR AL AUTOR

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos