La pandemia por el nuevo coronavirus (COVID-19) continúa su curso a nivel global: 3.25 millones de contagios, 231 mil muertes y más de un millón de recuperados forman parte de las últimas estadísticas sobre esta enfermedad.

Las consecuencias abarcan no solo la salud, sino también lo económico y otros diversos campos de actividad humana. Lo cierto es que todos están hablando sobre el coronavirus, porque a todos les está afectando de alguna manera. Es por ello que varios tokens temáticos han sido creados entorno al COVID-19, pero, curiosamente, no son los únicos existentes acerca de virus y enfermedades.

A continuación, vamos a conocer 5 criptomonedas cuyos temas son, por así decirlo, epidémicos.

Pandemia

Sí, existe un token llamado así. Y no, en realidad no se creó durante nuestra pandemia de 2020, sino mucho antes, en septiembre de 2018. Esta curiosa criptomoneda se presenta (y amenaza) por sí sola:

“La verdadera amenaza siempre viene inesperadamente. La pandemia ya ha comenzado y es imposible detenerla. Esta vez el virus es diferente, algo racional. Permite a algunas personas sobrevivir, las hace más fuertes, pero con una condición: deben propagar la infección. Nadie conoce los verdaderos motivos de la Pandemia, pero sus aliados obtienen los beneficios de aquellos que no obedecieron y desaparecieron en una epidemia violenta”.

Si te parece una profecía de 2020, puede que hasta tengas razón. Aunque, antes de que te alarmes pensando que la Corporación Umbrella ha llegado en forma de criptomoneda, la verdad es que Pandemia es sólo un juego. Si bien, uno inusual, pues utiliza masternodos que deben representar virus, bacterias y parásitos expandiéndose por todo el globo. Según sus desarrolladores no tienen nada que ver con el nuevo coronavirus… ¿Verdad?

El precio de Pandemia (PNDM) es de apenas $0,000008 y su capitalización es incierta, pero puede encontrarse en los exchanges Graviex y CryptoBridge.

Virus Token

Este token tipo ERC-20 se describe a sí mismo como “el token más infectado” y un experimento social sin más valor que el de la curiosidad y el entretenimiento.

Fue creado sobre Ethereum apenas el mes pasado y sus desarrolladores están haciendo un airdrop (distribución gratuita) en Twitter para repartir 1000 VIRUS a todos los que dejen sus direcciones de ETH.

Al respecto, los desarrolladores comentan en la página oficial:

“Estás obteniendo tokens completamente inútiles hechos por el generador de tokens. Aquí no hay documentos técnicos, ni productos, ni expertos (…) Virus Token fue creado para mostrar a los inversores cuán inútiles son todos los tokens creados debido a la pandemia mundial del Covid-19. No malgastes tu dinero en criptomonedas sobre el coronavirus. Toma la nuestra gratis”.

Dicho esto, VIRUS también podría considerarse una crítica social al respecto. Y de hecho es cierto, por ahora no tiene valor monetario; si bien, a quienes lo obtengan se les solicita enviarlo a otras direcciones. Justo como una infección.

MalwareChain

Esta vez la criptomoneda no tiene que ver con virus físicos, sino virtuales. MalwareChain (MALW) fue creada como una blockchain de Prueba de Participación (PoS) basada en PIVX, con el principal objetivo de convertirse en una suerte de antivirus descentralizado.

Su sentido de la oportunidad fue casi perfecto: el lanzamiento se dio el 19 de diciembre de 2019, justo cuando empezaba a expandirse la pandemia por COVID-19 en Wuhan, China. Promete desde entonces dejar que todos sus usuarios se involucren en la búsqueda y detección de nuevas ciber-amenazas, además de ofrecer las recompensas correspondientes a los masternodos que conforman su red.

Quizás no parezca muy útil contra las enfermedades físicas, pero dado que numerosos hackers y estafadores no han cesado de aprovechar la pandemia para diseñar ataques temáticos, nunca viene mal un buen antivirus en el ordenador.

MALW tiene un precio aproximado de $0,15 por token, y puede encontrarse en los exchanges Crex24 y Probit.

VaccinaCoin

Tal vez las criptomonedas son solo señales de lo que deseamos, o al menos esta lo es. Todos queremos que aparezca pronto la tan anhelada vacuna contra el COVID-19, pero esta tardará unos meses más en llegar. Mientras tanto, podemos ¿Consolarnos? con este token ERC-20, VaccinaCoin (SERUM).

Aunque la verdad su propósito no es solo fingir que ya tenemos una vacuna, sino apoyar monetariamente a su desarrollo. De forma más específica, reza su sitio web (por ahora en mantenimiento):

“VaccinaCoin está apoyando a Moderna en el proceso de diseño de la vacuna. Moderna lo hizo mediante el uso de tecnología en la que se agrega información genética a las nanopartículas. En este caso, la compañía agregó las instrucciones genéticas para la proteína “espiga” que el virus usa para fusionarse e invadir las células humanas. Si se inyecta en una persona, las nanopartículas como esta podrían hacer que el cuerpo se inmunice contra el contagio real”.

No podemos saber si todo lo que nos cuenta esta web sobre el token es verdadero, pero, cuando menos, la compañía Moderna en serio se encuentra en proceso de realizar su propia vacuna contra el COVID-19. Sin embargo, dudamos que necesite apoyo de un simple token: el pasado 16 de abril, una agencia del gobierno estadounidense le concedió $483 millones para acelerar el desarrollo de su potencial vacuna.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Entretanto y por si acaso, el SERUM tiene un precio aproximado de $0,0035 en exchanges descentralizados como Bamboo Relay, Fork Delta y Saturn Network.

CoronaCoin

Esta es probablemente la más infame y más popular de las criptomonedas sobre virus, así que no podíamos dejar de mencionarla. Surge este mismo año, por supuesto, a raíz de la pandemia por el COVID-19.

Lo que más llama la atención de este token ERC-20 es su funcionamiento. El suministro inicial fue de 7.604.953.650 para representar a la población humana total del planeta. A continuación, fueron quemándose unidades a medida que ocurrían contagios y muertes cada 48 horas; con la intención tanto de contabilizar la pandemia como aumentar el valor del token. A este sistema lo denominaron “Prueba de Muerte” (PoD).

Es necesario aclarar que, además, han existido dos CoronaCoin idénticas. La primera tenía el ticker de NCOV, mientras que la segunda cambió su ticker a COVID. La página de NCOV ya no está disponible, pero resultaba prácticamente igual a que ahora tenemos de COVID.

La única diferencia parece ser la fuente y el período de tiempo a través de los cuales se contabilizaban las muertes. NCOV lo hacía cada 48 horas mediante TheWuhanVirus.com; mientras que COVID lo hace con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada siete días.

Pese a que muchos han considerado este token como de humor demasiado negro, sus desarrolladores aseguran que su principal propósito es la caridad. En ese sentido, reservaron mil millones de COVID para donaciones a hospitales y organizaciones, tras convertirlos a moneda fíat.

Además, mencionan que es “divertida”, pues los usuarios podrán jugar algunos videojuegos diseñados para ganar más tokens y distraerse durante la cuarentena. Por ahora, COVID no vale más que unos $0,000032 y se comercia en Saturn Network y Bamboo Relay.

Tokens en tiempos de pandemia

Hay que decir que, además de las mencionadas, existen al menos otros cuatro tokens temáticos sobre el COVID-19. Pero como bien afirmaron los desarrolladores del Virus Token: la mayoría no son muy útiles que digamos, ni siquiera con buenas intenciones.

Por otra parte, eso no significa que las criptomonedas sean inútiles en estos tiempos. De hecho, la Cruz Roja italiana, holandesa y estadounidense están aceptando criptomonedas como método de donación. Asimismo, compañías como el exchange Binance han puesto de su parte para donar grandes cantidades a hospitales y organizaciones médicas.

Otra forma en que los tokens pueden resultar útiles es como ha sucedido en el Bitcoin Embassy Bar de Ciudad de México. Dado que este tipo de establecimientos no pueden abrir sus puertas en muchas partes del mundo debido a la cuarentena, este bar en específico decidió crear su propio token, válido para consumos en el local una vez pasada la contingencia.

Del mismo modo, muchas personas están buscando mudar al teletrabajo con criptomonedas para poder sobrevivir; y este tipo de empleos con blockchain están aumentando en todo el mundo. Todo indica que las criptomonedas continuarán ayudándonos incluso en las épocas más difíciles.