.4 billones en criptomonedas han sido robados con estafas este 2020 – BeInCrypto
  • Las cripto-estafas están en auge este 2020, según CipherTrace.
  • El esquema piramidal Wotoken y las estafas relacionadas al COVID-19 son los protagonistas.
  • Todo indica que la cantidad robada seguirá aumentando.

Los crímenes con criptomonedas han estado lejos de detenerse este año. De hecho, hackers y estafadores de todo tipo han sabido aprovechar muy bien las malas circunstancias para hacerse con mucho más dinero que en otros años: casi 1.4 billones de dólares en criptomonedas han sido robados entre estafas y hackeos tan solo en lo que va de año.

De acuerdo al reporte de primavera sobre los crímenes con criptomonedas de la compañía de seguimiento de blockchain CipherTrace, los cripto-robos, hackeos y fraudes relacionados alcanzaron un total de 1.36 billones de dólares durante los primeros cinco meses del 2020. Del total robado, las estafas se llevan la corona con un 98%.

Más específicamente, una sola cripto-estafa tiene en su haber casi un 70% de todos esos fondos robados: el esquema Ponzi chino Wotoken, que logró estafar un estimado de un billón de dólares en criptomonedas a más de 715.000 víctimas.

Todo indica que este tipo de estafa es la que está teniendo más éxito, pues ya un informe previo de Chaynalisis denominó al 2019 como “El Año del Esquema Piramidal”. Para entonces el ganador fue PlusToken, el cual ofrecía a sus víctimas tokens con apenas valor, prometiendo que les otorgarían retornos irreales.

Tal es también el caso del esquema Wotoken, cuyos administradores crearon el token WOR —de poco o ningún valor— y lo promocionaron ante sus víctimas como una inversión maravillosa, que podría darles un retorno diario de entre 0.25 y 0.65%, dependiendo de la cantidad adquirida. Según ellos, esto sería posible gracias a bots de trading especialmente diseñados y, por supuesto, comisiones por referidos. Una característica determinante en cualquier esquema piramidal.

Las actividades de este esquema tuvieron lugar entre julio de 2018 y octubre de 2020, pero no sería sino hasta mayo de este año que varios de los culpables irían a juicio. Se dice que entre ellos figura también uno de los integrantes de PlusToken, considerada por sí misma una de las cripto-estafas más grandes de la historia.

Más estafas con criptomonedas

Ahora bien, en segundo lugar, tras Wotoken, se encuentran las estafas y ciberataques relacionados de alguna manera con el nuevo coronavirus (COVID-19).

Rondan así estafadores por correo y redes sociales haciéndose pasar por algún ente oficial

(como la Organización Mundial de la Salud) para sacar criptomonedas a sus víctimas; pero también se han diseñado aplicaciones que supuestamente mapean el virus, cuando en realidad solo espían a la víctima para robar sus credenciales; y nuevos tipos de ransomware llamados igual que el virus.

Por otra parte, en la Darknet han florecido las ofertas de material protector personal (mascarillas, guantes, trajes, respiradores, etc.) a precios exorbitantes, así como supuesta sangre infectada y vacunas falsas. Sin embargo, en la mayoría de los casos, ningún producto se les envía a los desafortunados compradores a cambio de sus BTC.

Quienes rondan estos mercados parecen saberlo de sobra, porque este tipo de ofertas suelen tener poco o nulo interés, como ha descubierto CipherTrace. Las únicas ventas exitosas de este tipo en la Darknet parecen ser los sitios phishing relacionados al coronavirus, es decir, páginas que imitan a las oficiales para poder engañar a otras personas y robar sus credenciales y/o fondos.

Otros casos dignos de mención son la cartera EOS Ecosystem, que bajo promesas de altos retornos logró robar 52 millones de dólares en tokens EOS a sus usuarios; la firma estadounidense All In Publishing (AIP), que robó unos 15 millones de dólares a las víctimas que planeaban invertirlos en criptomonedas; el esquema Ponzi también de China Antimatter Kingdom (AK), con 11 millones de dólares robados; el jugoso rescate de 2.3 millones de dólares que tuvo que pagar la empresa Travelex a causa del ransomware Sodinokibi y el hackeo de 1.4 millones de dólares a las Trinity Wallets de IOTA.

A este ritmo, CipherTrace teme que “2020 podría ver el segundo valor más alto en cripto-crímenes jamás registrado”, solo por detrás de 2019. De momento, solo nos queda ver qué nos depara la segunda mitad del año.

Isabel Perez

Profesional en Letras en el criptomundo desde 2016. Escritora, investigadora y bitcoiner. Trabajando por un mundo mejor, con más descentralización y café.

Seguir al Autor

Quieres aprender más?

¡Únete a nuestro Grupo de Telegram y consigue señales de trading, cursos de trading gratuito y análisis diario con otros fanáticos de las criptomonedas!

La página web utiliza cookies.
Haz clic aquí para aceptar el uso de las cookies. Vea nuestra política de cookies

Lo estamos discutiendo en nuestro Grupo de Telegram

Entrar

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos

Lo estamos discutiendo en nuestro Grupo de Telegram

Entrar

Lo estamos discutiendo en nuestro Grupo de Telegram

Entrar