La firma de análisis de blockchain, Crystal Blockchain, ha analizado los flujos de criptomonedas dentro y fuera de la darknet, revelando que las transferencias (medidas en dólares norteamericanos) están llegando a su punto máximo.

Las altcoins también parecen estar creciendo en uso. Las transacciones involucran en gran medida exchanges sin requisitos de KYC. El informe, publicado el 14 de julio, muestra que el uso de Bitcoin (BTC) y las altcoins en la Darknet (Red oscura, en español) ha aumentado, al menos en términos de dólares para el primer trimestre de 2020.

El informe comparó los flujos de Bitcoin en la darknet con trimestres anteriores. Si bien la cantidad de BTC disminuyó notablemente, el precio más alto de esta criptomoneda condujo a un aumento del 65% en términos de dólares norteamericanos. Tanto esto como el creciente uso de altcoins han contribuido a la reducción en la cantidad de Bitcoin transferida.

En términos de BTC, el primer trimestre de 2020 experimentó una caída del 22% y del 26% en Bitcoin recibido y enviado en comparación con el primer trimestre de 2017. En comparación con el primer trimestre de 2019, las salidas disminuyeron de 64,000 a 47,000 BTC, mientras que las entradas disminuyeron de 64,000 a 50,000 BTC.

Relación entradas/salidas utilizadas por las entidades darknet  desde el primer trimestre de 2017.

Sin embargo, dado que el valor en dólares de Bitcoin ha aumentado notablemente, el monto total en USD es el más alto registrado para un primer trimestre. Los flujos de entrada y salida midieron 384 millones de dólares y  411 millones de dólares, respectivamente.

Exchanges libres son los principales culpables

Crystal Blockchain también examinó los tipos de entidades que estaban en los extremos de envío y recepción de las transacciones. La mayoría de estas entidades eran exchanges que tenían requisitos flexibles de verificación de identidad.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Las plataformas de intercambio representaron el 45% y el 48% de las entidades que envían y reciben fondos. Dada la naturaleza de la red oscura, esto tiene sentido. Los mezcladores también han crecido en popularidad, aunque representan solo el 1% de todas las transacciones.

Los mezcladores legítimos ocultan la fuente de las transacciones, por lo que es casi imposible de rastrear.

Bitcoin sigue siendo una opción popular en la Darknet

Bitcoin ganó notoriedad en la red oscura durante los primeros años, especialmente en el mercado de Silk Road. Sigue siendo una opción popular para transacciones en mercados similares. La actividad de la darknet también sigue siendo un tema muy comentado con investigaciones notables de Messari y CipherTrace en los últimos tiempos.

Aumento de la cantidad de Bitcoin (USD) transferido entre entidades de la Darknet.

Crystal Blockchain ofrece evidencia tangible que muestra que sigue siendo popular. Se transfirieron 55 millones de dólares en Bitcoin entre entidades de la darknet, la más alta que jamás haya sido.

En particular, el informe destaca un aumento en la cooperación interna. Se lee:

“La proporción de bitcoins enviados de una entidad de la Red Oscura a otra (es decir, todas las transacciones entre diferentes entidades darknet) también creció del 10% en el primer trimestre de 2019 al 19% en el primer trimestre de 2020, lo que indica un crecimiento general en los ingresos y la cooperación de la darknet”.

La declaración infiere que los usuarios de la Red oscura pueden estar ocultando los flujos de Bitcoin dentro de la darknet para evitar el rastreo. El informe concluye diciendo que las entidades darknet probablemente evolucionarán para combatir las regulaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y la Unión Europea (UE).