Ahora que China tiene lo peor de la pandemia de COVID-19 provisionalmente bajo control, está una vez más buscando en las tecnologías emergentes una ventaja ante los demás países. ¿Podría su enfoque de blockchain ser la narrativa dominante para el mercado de las criptomonedas en 2020?

Es posible que la pandemia haya estancado temporalmente las aspiraciones de China en materia de blockchain, pero el país está volviendo a tomar impulso de forma lenta pero segura. Múltiples anuncios hechos recientemente demuestran que la tecnología blockchain está aún presente en la mente del estado chino y de los gigantes tecnológicos del país.

El catalizador chino

El año pasado, la industria cripto se sorprendió por lo que fue una de las mayores historias del año: El Presidente Xi había hecho de la tecnología blockchain el foco central de la estrategia nacional del país.

Muchas criptomonedas chinas vieron ganancias masivas en octubre de 2019 debido a la noticia. Sin embargo, el estado reafirmó repetidamente su postura de pro-blockchain y a su vez anti-criptomonedas.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Ahora, parece que el país está una vez más reforzando su enfoque en blockchain. Recientemente, BeInCrypto informó que el concepto del “yuan digital” estaba siendo finalizado. Las imágenes filtradas supuestamente muestran una demostración que está cerca de su total lanzamiento público. Alibaba también ha duplicado la tecnología blockchain como servicio, junto con otras empresas tecnológicas chinas que ahora lo ven como una oportunidad.

Si China continúa persiguiendo agresivamente la tecnología blockchain en 2020, entonces esto podría ser el catalizador para que todo el mercado cripto se dispare.

Una blockchain soberana…

La industria global de blockchain espera que las inversiones de China se extiendan y beneficien a todo el sector. Sin embargo, esto es incierto. Por ahora, el país parece comprometido con su idea de una “blockchain soberana” y convertir parte de su moneda fiduciaria en un sistema estatal de blockchain.

Queda por ver si otras criptomonedas como el Ethereum (ETH) o Bitcoin (BTC) se beneficiarán o no. A pesar de ello, no se puede negar que el interés de China eleva el perfil de toda la industria. A pesar de que el país sigue siendo hostil hacia las criptomonedas, la innovación relacionada con blockchain se beneficiará de las inversiones del país.

En resumen, la década de 2020 puede ser testigo de una competencia entre las principales potencias que ven en el espacio de la moneda digital un medio para obtener una ventaja sobre el otro. China, por el momento, parece estar tomando la delantera en este frente.