El hashrate de Bitcoin sigue batiendo records una tras otro. El comienzo del año 2020 sigue la misma tónica, ascendiendo a 120,7 EH/s. Este ascenso viene prolongándose desde principios de año, aunque con mayor fuerza desde mayo del 2019. Este dato revela una señal de compra para muchos, al ser un indicador para muchos inversores y traders.

En corto, si el hashrate sube significa que existe un mayor número de mineros en la red de Bitcoin. Este gráfico es una muestra de confianza hacia Bitcoin

y una apuesta de los mineros a largo plazo.
Fuente: blockchain.com

Confianza en Bitcoin a largo plazo

El halving ocurrirá alrededor de mayo 2020. La recompensa de la minería se verá reducido por la mitad, pasando de 12.5 BTC a 6.25 BTC por bloque.

Por lógica, debería haber menos entusiasmo por parte de los mineros, al obtener menos Bitcoin por bloque. Sin embargo el halving normalmente ha arrastrado consigo un gran impulso alcista del precio de Bitcoin.

Que el hashrate esté consiguiendo records simultáneos significa que la industria minera confía en que el precio de Bitcoin suba lo suficiente para que la recompensa, de 6.25 BTC, sea beneficioso para su negocio.

Esto es un indicador de confianza por parte de los mineros de Bitcoin, vislumbrando que el grueso de la industria de las criptomonedas están apostando por Bitcoin.

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

El minero que enchufe ahora sus maquinas de minado tiene unos gastos sustanciales de electricidad, equipamiento y de manutención. Si los mineros están gastando grandes montos de dinero en minar Bitcoin en la actualidad, es porque confían en que Bitcoin suba de precio debido al halving.

Por consiguiente, esto tranquiliza a los inversores y crea entusiasmo entre los holders de Bitcoin, especialmente los que invierten a largo plazo.

Centralización: Posible efecto colateral del halving

Otra posibilidad a tener en cuenta es que finalmente los precios de Bitcoin no suban y se mantengan en los niveles actuales después del halving. En este caso, los rendimientos de la industria minería podrían volver a los niveles del invierno cripto del año pasado, se cotizaba a 4.000 dólares.

Esto hará más difícil el trabajo para los mineros pequeños, eventualmente las grandes empresas absorberán ese espacio creando una red más centralizado.