Los mercados de las criptomonedas se están tambaleando por lo que se está perfilando como la caída más brutal del mercado en su relativamente corta historia. En su punto más bajo, toda la capitalización del mercado de todos los activos digitales se desprendió de alrededor de 75 mil millones de dólares en cuestión de horas.

Aunque Bitcoin y otras monedas digitales son conocidas por su volatilidad, la escala y la velocidad de la caída del mercado hace difícil imaginar cómo los inversores pueden volver. Los precios rebotaron con fuerza desde sus mínimos, pero todavía es demasiado pronto para saber si la confianza del mercado está irreparablemente dañada en este momento.

El crash de las criptomonedas deja el mercado destrozado

El jueves fue una carnicería absoluta en la industria cripto. Con los precios de Bitcoin cayendo alrededor del 50% en su punto más bajo, y otros activos digitales empeorando, la reciente caída en picado es posiblemente la peor en la historia de las criptomonedas.

De hecho, como señaló el inversor y ex CPO de Tinder Brian Norgard, el ritmo de la caída hace que sea la caída más destructiva de cualquier mercado en la memoria viva:

La dramática caída en medio de la creciente certeza económica mundial no es un buen augurio para Bitcoin. Como destaca el reportero de la industria Larry Cermak, a muchos inversores les convenció la idea de que lo digital podría servir como un refugio seguro no correlacionado.

Había surgido una narración de que escenarios como la propagación del coronavirus, un Presidente de los EE.UU. instando constantemente a tasas negativas, y un repentino colapso de los precios del petróleo

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
que llevara a un colapso del mercado mundial sería el tipo de catalizador que llevaría a Bitcoin “a la luna”. La evidencia sugiere fuertemente que estaba equivocado.

¿Pueden los inversores de Bitcoin perdonar y olvidar?

Bitcoin no es ajeno a los choques dramáticos. Su historia está plagada de enormes sacudidas que harían que la mayoría de los traders de Wall Street se desmoronaran. Sin embargo, su actual caída no siguió a un movimiento masivo hacia arriba. Coincidiendo con los acontecimientos que ponen en duda toda la propuesta de valor del “oro digital” para muchos, el verdadero daño al sentimiento de los inversores está por ver.

Un poco alentador en este momento difícil, los precios de Bitcoin repuntaron bastante después de la caída libre. El economista y trader Alex Krüger llamó la atención sobre el extremo de la caída y el posterior rebote:

A pesar de la insana volatilidad, parece poco probable que esto sea realmente el principio del fin de las criptomonedas. El nivel de innovación e interés que rodea a la industria ha estado creciendo exponencialmente. Los desarrolladores más comprometidos seguramente seguirán adelante, mejorando las experiencias de los usuarios y trabajando hacia el futuro financiero descentralizado que imaginan. Como informó BeInCrypto, la reciente caída puede llevar de hecho a un prolongado período de acumulación, permitiendo posiblemente a los inversores inteligentes volver a comprar Bitcoin barato.