Desde la llegada de Internet y de la globalización han habido millones de casos de violaciones de la propiedad intelectual. El sistema del registro de la propiedad está obsoleto y no se ha actualizado al nuevo mundo digital y globalizado. ¿Podrá blockchain ser la varita mágica que solucione el sector de la propiedad intelectual?

En pleno pandemia del Covid-19 , GBA Madrid ha organizado un evento online de interés general para cualquier creativo, emprendedor o cualquier curioso que deseé conocer cómo blockchain puede revolucionar el registro de la propiedad intelectual.

En este evento abierto dos ponientes que trabajan en este sector aplicando blockchain compartieron su experiencia.

  • Jorge Gomes Durán, CEO y fundador de SmartRights, empresa que utiliza smart contracts y el blockchain de ethereum como método de verificación.
  • Victor Velasco Guidotti fundador de Burninstone, startup que pretende aplicar la tecnología blockchain para las empresas.

En un mundo globalizado la importancia del registro de la propiedad intelectual se ha convertido en algo esencial. Es de conocimiento popular que China tiene miles fábricas que replican en masa cualquier idea ingeniosa que tenga éxito proveniente de países extranjeros. Para evitar y combatir estas copias fraudulentas existe la propiedad intelectual. Este campo pretende proteger a cualquier creador registrando pruebas que muestren que tal invento es de su propiedad.

Blockchain vs sistemas tradicionales para el registro de la propiedad

Velasco realizó una comparación del proceso del registro de la propiedad intelectual entre el sistema tradicional y del sistema del futuro con blockchain.

Tradicional:

  • Altos costes: Se tiene que pagar cuotas diferentes por país en los que los precios difieren.
  • Largo tiempo de espera: Depende de dónde se pida el proceso puede tardar días.
  • Acceso limitado: Una vez registrado no es tan fácil demostrar que tienes un diseño patentado, debes pedírselo a una empresa y esperar que te muestren esta información, el proceso administrativo es lento y ocasiona problemas.
  • No es público: Si un tercero tiene una idea y quiere revisar si ya está patentada no existe un sistema eficaz para comprobarlo.

Blockchain:

  • Registro internacional asequible: Blockchain es una red descentralizada y que no conoce de fronteras.
  • Versatilidad de tipos de documentación: No existe una limitación del formato seleccionado para registrar la propiedad intelectual.
  • Soluciones simples, rápido y seguras
  • Prueba de existencia y propiedad pública: La naturaleza pública de blockchain hace que la prueba sea internacional, pública y 100% transparente.

Como bien sabemos blockchain tiene varios casos de uso, aunque este caso de uso ya se utiliza en la vida real, cómo comentó Velasco incluso a nivel de organismos públicos. Un ejemplo sería, como informó BeInCrypto, la asociación de autores de España que ya registra las licencias de derechos de autor en ethereum. Seguramente el sector del registro de la propiedad verá blockchain naturalizado en sus sistemas actuales de manera gradual por sus ventajas tan claras.

¿Qué blockchain elegir para el registro? Comparando Bitcoin a otros

Blockchain es la tecnología creada por Satoshi Nakamoto, pero desde entonces cientos tipos de blockchain han nacido con diferentes propósitos. Velasco explicó porque su empresa terminó seleccionando el blockchain de bitcoin.

La razón principal fue la seguridad, al ser bitcoin el blockchain más seguro por su tamaño a día de hoy. Él prefería elegir la seguridad ante la funcionalidad que por ejemplo ofrece ethereum con sus smart contracts.

Esto es una elección personal de cada individuo o servicio, debido que una smart contract ofrece una gran versatilidad. La razón para ello, era evitar cualquier resquicio de una posible vulneración en su programación

que pudiese destruir la veracidad del documento que acredita la propiedad intelectual.

Por ello, se puede concluir que cuando blockchain sea la norma dentro de la industria del registro de la propiedad intelectual no será única y en un mismo formato. Coexistirán diferentes versiones según la necesidad y ventajas de diferentes blockchains.

El hash es la clave ¿Cómo funciona el registro en un blockchain?

Gomes explicó en detalle el proceso de registro con un ejemplo práctico. No obstante, explicó con detalle los conceptos necesarios para entender tal proceso. Como explicó Gomes, un hash es un algoritmo calcula unos datos concretos según la información presentada y muestra un resultado en código que lo hace único.

El primer paso sería conseguir una dirección pública (Una dirección de un monedero), para usarlo como identificador o para mostrar quién es dueño del documento al ser propietario de las claves privadas de dicho wallet. Al insertar un documento en la wallet un hash único es creado que identifica el documento. Con ambos datos, se ha de realizar una transacción en la red de ethereum (Como cualquier otro blockchain), esto es para que el blockchain añada una timeStamp (Una fecha y horario concreto). De esta manera, el blockchain habrá sellado una fecha y hora concreta, que acredita que fue tal usuario y que el susodicho subió el documento que prueba ser dueño de esa propiedad intelectual.

Al ser guardado en diferentes nodos de la red hace casi imposible que alguien pueda alterar el documento, para ello tendrían que atacar al 51% de los nodos de la red para poder cambiar alguna información del blockchain. La tecnología blockchain ofrece la seguridad innata del sistema, por ello la información es confiable y se puede utilizar en el terreno legal.

Gomes realizó una demo en vivo en el cual mostraba lo rápido y fácil que es registrar cualquier documento directamente en la mainnet de ethereum, el proceso tardó varios segundos.

Blockchain: la herramienta más eficaz por el momento

Obviamente, esto es solamente una prueba, no quiere decir que impida que alguien infrinja la ley copiando el producto que haya creado. Adicionalmente, como se señalo en la ronda de preguntas tampoco quiere decir que la información subida al blockchain sea verídico por el mero hecho de estar en la red.

Gomes y Velasco concluyeron que el uso de blockchain para el registro de la propiedad intelectual es meramente una herramienta más para probar ser el primero en registrar una idea o producto. En caso de un conflicto un juez sería la persona encargada de decidir quién es realmente el dueño de la propiedad intelectual, blockchain “sencillamente” ofrece una prueba verídica, verificable, transparente, público, rápida e inmutable gracias a su tecnología.