Argentina ha sido un país fuertemente golpeado por problemas económicos que se han transformado en tragedias inflacionarias, esta es la razón por la cual el término “dólar” es referencia para la estabilidad financiera del país sudamericano. Cabe destacar que desde el 2001 hasta el día de hoy, el tipo de cambio argentino ha aumentado un 10.000%. Pero esto no es tan fácil de calcular, ya que el tipo de cambio en Argentina actualmente se encuentra fragmentado en más de una decena de opciones.

En agosto de 2019 volvió el “cepo” a Argentina, nombre que se le da a la restricción que limita la compra de dólares, y una palabra que puede causar un recuerdo amargo a los argentinos. Fue 2011 el último año que vio aparecer este espectro con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la misma respuesta del gobierno hacia la devaluación de la moneda se repite hoy, con un nuevo cepo de casi 1 año de vida muy peculiar, ya que ha dividido en trozos la cotización de la divisa estadounidense para cada sector productivo del país, clasificándolos por sus capacidades económicas y financieras, sin contar otra cotización oficial para las personas, y las que surgen como vías alternas.

El abanico de opciones para la compra de dólares

En primer lugar, las cotizaciones oficiales del dólar en Argentina se dividen en dos grandes grupos: el dólar mayorista y el dólar minorista. El primero, es dedicado al sector productivo del país, con un tipo de cambio más bajo pero dependiente de la profesión al que se dedique:

  • Dólar Mayorista Oficial: al día de hoy cotiza a 69,47 pesos argentinos, es el dólar que ofrece el Banco Central a los bancos minoristas.
  • Derivaciones con retenciones: a partir del dólar mayorista, se dispersan las derivaciones del mismo dependiendo del rubro productor, entre ellos están: el dólar soja, trigo, maíz, leche, carne, cereza y servicios. Cada uno de ellos toma el valor del dólar mayorista y le resta una retención estipulada para cada tipo de sector, por ejemplo, el dólar trigo tiene una retención del 12% y el dólar servicios de 6,7%.
  • Dólar turista: es una cotización del dólar que abarca ciertas compras de productos o servicios en moneda extranjera fuera de Argentina. También toma como referencia el valor del dólar mayorista, pero a diferencia de los anteriores, al dólar turista se le agrega un impuesto del 30%.

Hablando del dólar minorista, es aquél dedicado a la compra de dólares por las personas físicas, que tiene un importante límite de compra mensual de 200 USD por persona. Actualmente el dólar minorista o dólar solidario” como es llamado también en ese país, cotiza a 72,25 pesos más un impuesto del 30% que lo deja en 93,925 pesos. También, existe una variante del dólar turista minorista, coloquialmente llamado dólar Netflix, ya que se utiliza para el pago de servicios fuera de Argentina con tarjeta de débito o crédito, toma como referencia el tipo de cambio minorista sin el impuesto del 30% y con una retención del 8%.

Ante toda restricción, siempre surge alguna vía alterna

Los más golpeados por el cepo cambiario son los ciudadanos argentinos, aquellos que desean acceder a una moneda estable como el dólar para resguardar sus ahorros y desprenderse de su moneda nacional, que diluye aceleradamente el valor de su patrimonio

, pero sólo pueden comprar 200 unidades de la divisa por mes. Ante esta necesidad, salen a la luz las posibles vías de escape al cepo.

El dólar blue, es el nombre que lleva el dólar del mercado negro, que a pesar de no tener límites es declarado ilegal por el gobierno y presenta un riesgo para algunos inviable.

A partir del riesgo del dólar blue, relucen otras vías alternas legales que conectan los pesos con los dólares sin límite de cantidad. Es ejemplo el “dólar bolsa”, un tipo de cambio al que puede acceder cualquier persona o empresa argentina usando como intermedio los bonos argentinos que cotizan en dólares. De esta manera pueden entrar con pesos al mercado de bonos y salir con dólares de manera legal. Para esto, existen dos variantes.

  • Dólar MEP: cuando se liquidan los bonos dentro de Argentina.
  • Dólar CCL: cuando se liquidan los bonos fuera de Argentina.

Sin embargo, estas operaciones también fueron restringidas por regulaciones, obligando a los compradores de bonos a tener que esperar 5 días hábiles antes de poder venderlos, y de esta manera reducir la adquisición de dólares por esta vía.

El dólar cripto y las stablecoins son soluciónes definitivas

Ya se han mencionado unos 14 tipos de dólares en Argentina, y todos tienen algo en común: son limitados. No obstante, el llamado “dólar cripto” es legal y sin límites. Como su nombre lo indica, consiste en la compra de criptomonedas con pesos y su posterior venta en dólares mediante empresas oficialmente registradas en el país, funcionando como exchanges legales.

Al principio relució Bitcoin como intermediario principal, después destacaron opciones más llamativas como las stablecoins, que permiten acceder a una moneda con capacidad de ahorro, y después de adquirirlas sus usuarios podrán decidir si venderlas por dólares o guardar las cripto como medio de atesoramiento. La única vía de acceso al ahorro argentino rápidamente se volvió popular, y esto podría explicar el increíble crecimiento que han tenido los exchanges del país sudamericano junto con la adopción cripto.

Los entes son conscientes de lo que esto implica, sus medidas dejan claro que no les conviene un camino rápido y sin límites para conectar pesos con dólares, por esto, han hecho llamados de advertencia. Aunque no existe una regulación clara que limite esta operativa, es muy probable que la veamos en los próximos días si las cifras cripto en Argentina continúan subiendo.