Según se informa, el Reino Unido está considerando la posibilidad de crear una nueva aplicación para el coronavirus que podría ayudar a proporcionar vigilancia y alertas en tiempo real a las personas expuestas. China, España y ahora parece que Gran Bretaña sigue la misma tendencia.

La administración ha sido alertada sobre una posible aplicación móvil que notifica a las personas cuando entran en contacto con alguien que tiene el virus, informa la BBC.

Acceso a la información en tiempo real

El avance fue impulsado por un estudio publicado en Science por el Big Data Institute de la Universidad de Oxford y el Departamento de Medicina de Nuffield. El informe propone una aplicación que recogerá y almacenará los datos de localización GPS de los usuarios mientras se mueven diariamente.

Los investigadores han promocionado especialmente la aplicación como un medio para permitir un movimiento más libre dentro del país.

El profesor Christophe Fraser, co-autor del artículo, explicó que la gente ha sido sometida a una gran presión como resultado de la situación de bloqueo. Con una aplicación que recoge datos de localización y otra información, el gobierno puede relajar el bloqueo y aún así lograr salvar vidas.

La funcionalidad de la aplicación se verá facilitada por los usuarios que escanean los códigos QR que se publican en los servicios públicos en lugares con señales GPS inadecuadas.

Una vez que el usuario empiece a sentirse mal, la aplicación sugerirá una prueba en casa. En los casos en que la prueba dé positivo para COVID-19, se enviará una señal instantánea a todas las personas con las que hayan estado en contacto en los últimos días.

La señal aconsejaría a los contactos que se auto-aislaran inmediatamente durante dos semanas. La aplicación también podría advertir al lugar de trabajo y a los proveedores de transporte de los infectados con el virus para que se descontaminen y limpien.

Además, la aplicación podría actuar como un centro de servicios de salud relacionados con el coronavirus y al mismo tiempo proporcionar una forma de hacer peticiones de medicinas y alimentos.

La app contra Covid-19 en España ha creado controversia

Una de las nuevas medidas que el gobierno español planea lanzar es una app sanitaria que utilizará la geolocalización para poder controlar dónde están sus ciudadanos a cada momento, todo para un control más efectivo de la data para combatir el coronavirus. Según el Boletín Oficial de España (BOE) del 28 de marzo, el gobierno planea:

La aplicación permitirá la geolocalización del usuario a los solos efectos de verificar que se encuentra en la comunidad autónoma en que declara estar. La aplicación puede incluir dentro de sus contenidos enlaces con portales gestionados por terceros con el objeto de facilitar el acceso a información y servicios disponibles a través de Internet.

Aunque detrás de esta aplicación hay una causa noble, que es combatir mejor contra el coronavirus, muchos comentaristas en los medios televisivos advierten sobre la violación sin precedentes de la privacidad que esto supone en el territorio europeo.

El debate está al rojo vivo, sobre si una emergencia internacional de esta envergadura “cancela” nuestros derechos de privacidad de manera temporal debido a su urgencia. Incluso el partido de ultra derecha VOX ha pedido un boicot de la app:

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

Como informó BeInCrypto el consorcio de empresas para la utilización de blockchain, Alastria, ha ofrecido un soporte legal para el plan de geolocalización de los españoles. Aún no se ha lanzado pero existen varios informes de que ya está trabajando en ello.

Hasta ahora ha funcionado para China

Si uno deja al lado los derechos de privacidad momentáneamente y se centra en combatir a la enfermedad de manera efectiva, parece ser que estas aplicaciones son muy efectivas. China fue el primero y por ello cabe preguntarse ¿Cómo le ha ido a China?

En China, los usuarios que se inscriben voluntariamente en la aplicación pueden ir a los espacios públicos y utilizar el sistema de transporte público. Los jefes de sanidad del Reino Unido han confirmado que están explorando la idea, aunque todavía están consultando con expertos de diferentes campos sobre el tema.

Es bastante interesante que las regiones de Occidente estén recurriendo al seguimiento y monitoreo de datos, algo que países como China han desplegado hace mucho tiempo. El mes pasado, The Guardian informó que los ciudadanos chinos tuvieron que pasar por varios procedimientos de verificación antes de poder acceder a sus hogares.

El informe agregó que las compañías de telecomunicaciones en China están rastreando los movimientos de las personas, mientras que algunas regiones prometen recompensas a los denunciantes que les avisen de vecinos y parientes enfermos. Las empresas también están proporcionando tecnología de reconocimiento facial para detectar las temperaturas en grupos de personas, así como las personas que entran en multitudes sin máscaras faciales.

Siempre habrá dudas sobre si estas tácticas son o no en el mejor interés de la gente, especialmente considerando las implicaciones de la vigilancia y el seguimiento masivo. Sin embargo, parece que China se está recuperando. Las restricciones de viaje se están relajando, y Wuhan, el epicentro del virus, se abrirá la próxima semana.