La pandemia del Covid-19 ha afectado a la economía como a las costumbres de la sociedad de manera notoria. El teletrabajo o trabajo remoto está aquí para quedarse y posiblemente haya creado una nueva tendencia en la contratación. Por ello, el ministerio de Trabajo de España quiere regular esta actividad.

Varias empresas se vieron obligados a trabajar remotamente para no tener que cerrar su actividad y para evitar despidos. Tanto el empresario como los trabajadores han tenido que adaptarse, sin embargo, ahora que parece que los efectos del coronavirus son menos palpables parece que el teletrabajo esta aquí para quedarse, trabajar de manera remota o teletrabajar se ha convertido en la “nueva normalidad”.

El confinamiento ha disparado hasta el 32% el porcentaje de asalariados que trabajan en su casa

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
, según una encuesta de Funcas. Hace un año, el Instituto Nacional de Estadística situaba en 4,3% la población española que trabajaba en remoto. Los datos son muy claros y muestran cómo esta nueva práctica precisa de una regulación nueva por su crecimiento exponencial.

Varios interrogantes comienzan a resonar entre los trabajadores con preguntas cómo:

  • ¿Qué pasa si tengo una lesión mientras realizo mi trabajo? ¿Será un accidente doméstico o un accidente de trabajo?
  • ¿Cubrirá la empresa los gastos extra por luz, gas o Internet?
  • ¿Será la empresa la responsable de mobiliario de oficina o de una silla ergonómica en condiciones?
  • ¿Qué pasa si mi equipo informático es atacado o afectado por un virus? ¿Quién paga un equipo nuevo?
  • ¿Cualquier espacio será considerado de trabajo o habría que delimitar la casa?
  • ¿Mi horario laboral se mantiene o se extiende?
  • ¿Existe una diferencia a ser un falso autónomo?

El trabajo remoto parecía un parche temporal aunque las empresas comienzan a ver las ventajas del teletrabajo, varios costes son rebajados y puede que esto pueda ser aprovechado por las empresas.

Para ello el ministerio de Trabajo de España ha abierto un canal público para poder realizar consultas sobre la posible futura ley. Además los interesados podrán mandar aportaciones a la ley, esta vía de comunicación estará abierta hasta el 22 de junio.

Los sindicatos se ponen manos a la obra

En España, los sindicatos han comenzado a dar batalla pidiendo que el gobierno oblige por ley que exista alguna compensación por la factura de la luz, Internet o de la calefacción, ya que ese gasto incurría en la empresa y ha sido traspasado al trabajador.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ya ha declarado que todavía están trabajando con los ERTE, aunque sí están abiertos a hablar sobre el teletrabajo. Se requerirá una conversación y un acuerdo entre el gobierno, sindicatos y los empresarios de la CC.OO.

Los empleos tipo remotos resurgen

Toda crisis es siempre la oportunidad para otros, un buen ejemplo es cómo el CEO de Zoom se convirtió en multimillonario de la noche a la mañana debido los efectos del Covid-19.

Un industria que está obteniendo una expansión y crecimiento es la de blockchain. Un indicativo de este crecimiento es el ascenso detectado por Forbes, en el que indica que en enero subió un 4.77% mientras que a partir de marzo la cifra casi se duplicó a 8,73%. En Mayo, los trabajos remotos ascendieron un 42,86%.

El mundo ha tenido que adaptarse a esta nueva realidad de manera forzosa. Si uno juega astutamente con las nuevas cartas repartidas sobre la mesa puede que descubra una nueva vocación o dirección empresarial en esta nueva era.