La grave situación económica y social por la que está pasando la nación sudamericana ha generado que muchas empresas decidan cerrar sus puertas y poner sus enfoques en otras latitudes. La inflación, la dificultad de hacer negocios y las regulaciones asfixiantes se presentan entre las razones alegadas para el cierre.

La pandemia y el coronavirus ha sido un fenómeno global que ningún país ha podido evadir, sin embargo, algunos lo están pasando peor que otros. Argentina, ya envuelta en una situación complicada antes de entrar en la cuarentena, está pasando por una situación que muchos podrían catalogar como “peor” que el resto o al menos, peor que una gran mayoría

.

En medio de lo que se ha catalogado como la “cuarentena más larga del mundo” y aun así se presentan en el tope de la lista de países con mayor tasa diaria de casos de infectados, su economía ha estado resintiéndose.

Con una inflación anual que se ha venido acelerando en los últimos meses y que ya se ubica en un 18,9% junto a un dólar que ha pasado de valer 74-75 pesos al inicio del 2020 a valer 135 pesos al momento de la publicación de este escrito, la realidad económica argentina se presenta complicada.

El éxodo empresarial

El escenario ha sido propicio para que las empresas en Argentina terminen saliendo de la economía austral.

Una de la primera de ellas fue Latam, una de las aerolíneas más grandes del mercado latinoamericano y que ha sido duramente golpeada por todos los efectos que la pandemia ha ido generando. Particularmente en el mercado argentino, documentos presentados por la aerolínea ante las autoridades norteamericanas reportaron que la empresa llegó a perder 164 millones de dólares

Publicidad
Continúe leyendo a continuación
en el primer semestre del 2020. Así mismo, las aerolíneas asiáticas Qatar Airways y Emirates, junto a Air New Zealand también decidieron suspender sus operaciones en Argentina producto de la pandemia.

Glovo, la empresa española que ha ganado espacio en el mundo de los envíos a domicilio, también se ha incluido en la lista de empresas que abandonan el país cuando esta semana explicaron que vendieron todos sus activos y su sistema operativo en la nación por un total de 273 millones de dólares.

De manera extra oficial se ha mencionado que la empresa de origen chileno Falabella también ha estado evaluando su retirada del país, aunque, oficialmente no lo ha mencionado. Lo único verídico que se dispone es que han cerrado 4 de sus 19 tiendas y que están en la búsqueda de un socio comercial para evaluar “opciones de rentabilización de las operaciones de sus filiales en Argentina”.

Otros medios también han informado que la empresa detrás de las franquicias Burger King y Starbucks también quiere abandonar el país y se encuentra en la búsqueda de compradores, sin embargo, explican que no han conseguido interesados y en el proceso han tenido que seguir un proceso de “achicamiento” de operaciones que ha llevado al cierre de locales y establecimientos.