La deuda pública de España alcanza la cifra de €1,31 billones

Compartir artículo
EN RESUMEN
  • El año 2020 cerró con el mayor incremento de deuda de la historia de España.

  • La deuda pública española alcanza los 1.31 billones de euros.

  • Uno de los posibles escenarios futuros es el aumento de impuestos a cambio de menos servicios.

  • promo

    Curso GRATIS “Cripto para principiantes”, 5 días de duración + sesiones semanales en directo. Apúntate aquí.

El Trust Project es un consorcio internacional de organizaciones de noticias que establecen un estandar de transparencia.

El impacto económico del coronavirus durante el pasado año 2020 lleva a España a emitir la mayor cantidad de deuda de toda su historia: 122 mil millones de euros.



La deuda pública es uno de los principales indicadores para medir la salud financiera de un país. El estado español mantuvo durante muchos años un bajo nivel de deuda pública hasta la crisis económica que se desató en 2008. Desde entonces la tendencia cambió y en solamente 11 años, (desde el 2008 al 2019) su deuda pasó de un 39,70% del PIB al 95.5% del PIB.

Fuente: Banco de España, Vía: EpData.es

Los estragos provocados por el COVID-19 no han ayudado

La pandemia del COVID-19 que ha azotado al mundo durante el pasado año 2020 ha supuesto un duro golpe para la mayor parte de las economías del mundo, especialmente en los países occidentales



El estado español no ha sido una excepción y dado el parón económico provocado por las restricciones y los confinamientos, además del gasto público extra para hacer frente a tales circunstancias la deuda pública española se ha incrementado hasta los 1,31 billones de euros según datos y la estadística del Banco de España.

Esto deja la deuda pública española en aproximadamente un 117% del PIB. En términos relativos esto supone que cada español debe unos 27.7 mil euros, o que cada familia española debe casi 70 mil euros.

Las deudas se refinancian, pero los intereses hay que pagarlos

Si bien es cierto que la deuda de los estados solventes nunca se termina de pagar, sino que se refinancia, los intereses de la deudas si que se tienen que pagar, por eso el estado debe destinar una parte de los presupuestos generales del estado a pagar los intereses de dicha deuda.

En estos momentos los tipos de interés sobre la deuda española no son demasiado grandes, un 2,5% aproximadamente. Aún así es de vital importancia que un estado tan endeudado como el español mantenga una imagen de solvencia ante los inversores internacionales.

Mantener una imagen de solvencia es clave

Mantener la imagen de solvencia es clave de cara a refinanciar la deuda, o para emitir nueva. Ante un escenario en el que un país sea percibido como poco solvente los inversores solamente accederían a financiarlo a tipos de interés altos, lo cual provocaría que se tuviera que destinar un mayor presupuesto público al pago de los intereses.

Una de las maneras de mantener esa credibilidad ante los inversores es simplemente cuadrar las cuentas públicas, lo cual resulta de una combinación de recorte del gasto público y aumento de los impuestos.

Por lo tanto, no resulta descabellado un escenario futuro para España en el que los ciudadanos vean aumentados sus impuestos mientras que ven recortados sus servicios.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.
Share Article

Albert Dansa es un entusiasta de la tecnología y de todo lo disruptivo, lleva desde 2017 como inversor en el ecosistema blockchain, y estudiando y monitorizando continuamente el sector de las finanzas descentralizadas. Estudió filosofía y música en Barcelona, amante del conocimiento y de todo aquello que pueda hacer evolucionar al ser humano.

SEGUIR AL AUTOR

Los mejores monederos Bitcoin del 2021

Vámonos

Señales diarias, análisis de Bitcoin y chat con otros traders. ¡Únete a nuestro Telegram hoy!

Vámonos