Dash llega a un acuerdo con AnkerPay, empresa sudafricana de pagos en criptomonedas y cripto cajeros. Dash prosigue con su plan global de expandirse allá donde exista un potencial de adopción debido a la situación precaria de la económica local. ¿Es África el nuevo eden de Dash?

AnkerPay integrará el sistema de InstantSend de Dash en su red de crecimiento de cajeros automáticos extendidos por Sur África como también en otros países africanos.

La idea es penetrar en el mercado subsahariano de África. Puede que estos países no representen mucho capital a primera vista, sin embargo son países con un alto número de inmigrantes y también varios países tienen grandes dificultades para bancarizarse. El CEO de Dash Core Group lo explica en una declaración:

Este es un gran paso para Dash, la asociación con AnkerPay proporciona a Dash un ecosistema escalable listo para ser utilizado con el fin de ampliar nuestra presencia en Sudáfrica y, poco después, en el resto del África subsahariana. […] Su solución facilita a los comerciantes la aceptación de Dash mientras se reservan la opción de recibir el fiat. Dash ha prosperado en mercados complejos en los que nuestra tecnología y estrategias ayudan a abordar los problemas de pagos y remesas

Dash es uno de las criptomonedas que ha sabido leer los mercados y ha apostado claramente por la adopción real de las criptomonedas. Así como, Bitcoin se ha convertido poco a poco en un instrumento financiero o en un activo de valor refugio, Dash ha decidido perseguir el uso real de su criptomoneda para prosperar.

Países con hiperinflación el objetivo claro del equipo Dash

Dash ha tenido un gran éxito en países donde la moneda local ha sido manipulada irresponsablemente por sus gobiernos, concluyendo con una hiperinflación o con una moneda estatal débil. Como informó BeInCrypto, un ejemplo sería Venezuela, donde Dash podría llegar a tener un millón de usuarios activos para finales de 2020.

Para entender la gravedad de la crisis de la divisa nacional un litro de leche costaría tantos bolivares que tendrías que llevar una carretilla lleno de billetes para poder pagarlo, esto hace que los ciudadanos busquen alternativas como Bitcoin o Dash. Al igual que Dash, Bitcoin ha obtenido grandes resultados en este país llegando a records históricos de intercambio de P2P de Bolivar a Bitcoin.

Por ello, Dash Core es ambicioso y tiene planes de expandir su actividad en Nigeria, la “silicon valley” de África. El país sufre de una inflación muy alta, un caldo de cultivo muy propio para una criptomoneda como Dash. Otro país africano conocido por su hiperinflación es Zimbabwe con sus famosos y ridículos billetes de 50 mil millones.

Bancarizar a los no bancarizados con Dash

Bitcoin y las criptomonedas tiene varios casos de usos, pero allá donde mayormente sobresalen es en países donde la divisa nacional ha sido constantemente violada por sus gobiernos o donde no exista la posibilidad de poder tener una cuenta bancaria. Esto afecta a África, Sudeste asíatico y algunos países de latinoamérica.

Según un informe del Banco Mundial, 118 millones de personas en Nigeria no tienen una cuenta bancaria. Por esta razón, Existe un gran interés en embarcarse en el mercado de África por su baja bancarización de su población, las criptomonedas son la tecnología perfecta al ser independientes del gobierno y por ofrecer precios bajísimos.

África, como muchos otros países en desarrollo han dado un salto en lo que respecta la tecnología. La población no tendrá sus propios ordenadores pero la llegada del smartphone a África ha sido un boom. Según el último informe de We Are Social el 81% de la población tiene acceso a un teléfono móvil.

Adicionalmente, no ayuda que algunos bancos de esos países hayan tenido casos en el que se cierra algunas  cuentas bancarias por su relación con criptomonedas.

Dash prosigue con su estrategia de buscar la necesidad y el uso real de Dash para su prosperidad. Si tiene el mismo éxito que en Venezuela la criptomoneda podría ver su precio ascender al haber una mayor demanda.