Artista costarricense Diego Esquivel lanza exposición en Catedral del metaverso

28 November 2022, 14:35 GMT+0000
28 November 2022, 14:35 GMT+0000
EN RESUMEN
  • Consiste en un espacio escultórico flotante.
  • Puede ser recorrido por medio de avatares digitales.
  • Su diseño está inspirado en el arte sacro.
  • promo

El artista Diego Esquivel, conocido como [ctrl_v], llevará su impronta al metaverso. La apuesta es a través del desarrollo de un proyecto arquitectónico dentro de ese espacio virtual. La iniciativa se denomina Ktdrl y su objetivo es demostrar las posibilidades que ofrece el mercado costarricense en experiencias de metaverso.

La iniciativa consiste en un espacio escultórico flotante, el cual puede ser recorrido por medio de avatares digitales en la galería virtual inmersiva Underscores. El sitio funciona, además, como una incubadora de proyectos de Web3 y NFT.

Su diseño está inspirado en el arte sacro, concretamente en la obra La última cena, de Leonado Da Vinci. Evoca la esencia de las catedrales tradicionales, pero llevadas a la contemporaneidad con formas y texturas en el medio digital.

El concepto de catedral surgió luego de la observación de Esquivel de que en Europa algunas de estas iglesias se están usando como galerías. En el espacio virtual se observan algunos rasgos característicos de las catedrales, como la escalinata y el altar.

“Me llamó la atención vincular estas tecnologías nuevas con el arte y tratar de reproducir la visión que esos artistas tuvieron en su momento. Estoy en una etapa de experimentación y estoy empezando a entender los alcances. Siento que permite llegar a públicos que no son de tan fácil acceso por medios tradicionales”.

Aunque no se considera una persona religiosa, Esquivel creció en un contexto religioso tanto a nivel familiar como del país. Una Biblia ilustrada de su mamá fue el primer contacto con el arte sacro de artistas como Miguel Ángel o el propio Da Vinci.

La posibilidad de un espacio arquitectónico en el metaverso surgió luego de que Esquivel experimentara con técnicas como el videomapping o la realidad aumentada.

La oferta de Esquivel

Al recorrer la experiencia se encuentran esculturas virtuales y una colección de NFT desarrollados por medio de inteligencia artificial. El usuario tiene la opción de crear una cuenta para personalizar su avatar. Luego podrá explorar el espacio a través de movimientos del mouse y direccionales del teclado para avanzar o girar, por ejemplo.

Además, están habilitados varios comandos del teclado para ejecutar ciertas acciones. Por ejemplo, la tecla C para aplaudir o el número 2 para saludar con la mano.

El proyecto explora también el concepto clásico de la máquina como creación del ser humano, pero en un escenario contemporáneo donde se le integran realidades extendidas (XR) e inteligencia artificial a la “máquina”, para su mejoramiento al servicio del hombre.

En este espacio se exhibirá una colección de 24 imágenes digitales creadas por medio de inteligencia artificial, que pueden ser compradas en formato de NFT y una escultura digital también disponible para adquirirse en formato físico, impresa en madera. La versión física, además, se entregará acompañada de su versión en realidad aumentada para ser visualizada en dispositivos móviles.

Esquivel mencionó que el proyecto está en una primera etapa y eventualmente se irán adicionando otros recintos vinculados a las catedrales pero adecuadas al espacio digital.

Antecedentes

La de Esquivel no es la primera experiencia de este tipo. Uno de los primeros actores en este espacio es el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo (MADC).

El espacio abrió las puertas al arte digital desde el 2020, tras las restricciones por la pandemia que imposibilitaron la visita a sus instalaciones. A raíz de eso surgió la Sala 0, un espacio virtual enfocado en proyectos que nazcan, se conceptualicen y se desarrollen completamente desde la virtualidad, sin asociaciones con lo físico.

Metaverso Ready Player Me

La MADC tiene un convenio con la plataforma inglesa Vortic, con la cual se generan exhibiciones más clásicas, pero con un manejo de los digital. También la galería Underscores ha trabajado en otros proyectos virtuales. Dos de ellos es la colección de NFT Paper Glimpse del artista Ale Rambar y el proyecto colección de cerveza Imperial.

Esquivel, al igual que otros artistas, está en medio de un proceso de aprendizaje de este entorno y ve nuevos alcances.

Descargo de responsabilidad

Toda la información contenida en nuestro sitio web se publica con buena fe y sólo con fines de información general. Cualquier acción que el lector tome sobre la información encontrada en nuestro sitio web es estrictamente bajo su propio riesgo.