¿La tecnología blockchain puede ser utilizada para votar?

En todo el mundo, las decisiones tomadas sobre muchos de los problemas de la sociedad se deciden mediante procesos de votación. Los colegios electorales han existido durante miles de años y nos han permitido escuchar las voces de millones de personas. Sin embargo, algunas desventajas de este método se han vuelto cada vez más evidentes.

Problemas con los sistemas de votación actuales:

  • Asuntos técnicos: los protocolos falsos, las violaciones del carácter secreto del proceso, los errores de cálculo e incluso la lentitud en el conteo de votos son los principales inconvenientes de los actuales sistemas de votación.
  • Problemas sociales: el potencial de soborno y corrupción. Las elecciones que han sido manipuladas o pirateadas son una historia muy común, y esto ha creado un ambiente de desconfianza en torno a las elecciones.
  • Alto gasto: todo el proceso electoral es muy largo y costoso.
  • Accesibilidad: generalmente se requiere la votación en persona; Esto trae consigo muchos desafíos para las personas que están en el extranjero o que no tienen acceso a una mesa electoral.

Para resolver algunos de estos problemas, se introdujo la votación electrónica en la década de 1960. Aunque con este método surgieron otras complicaciones como resultado de errores de software, problemas para verificar resultados y problemas de seguridad, ya que las computadoras pueden ser pirateadas. En algunos países donde se utilizó inicialmente el voto electrónico, optaron por volver al método de votación tradicional.

Con todos estos problemas relacionados con la forma actual de votación ¿Es aquí donde la tecnología blockchain puede avanzar para proporcionar una solución?

Las características fundamentales de la tecnología blockchain en cuanto a transparencia, precisión e inmutabilidad completas resaltan los beneficios potenciales que podrían mejorar enormemente todo el proceso electoral.

Ventajas de usar la tecnología blockchain en los procesos electorales:

Rentable y eficiente: el proceso tradicional de votación y conteo es lento y laborioso. La naturaleza descentralizada de blockchain permite que los resultados en todo el país sean visibles y elimina las dificultades organizativas de procesar los datos.

Mantenimiento de registros: todos los datos se copian en los nodos de la red mediante la tecnología de contabilidad distribuida (Distributed Ledger Technology, en inglés). No hay puntos centrales para los ciberataques, y la información no se puede perder.

Seguridad y anonimato: cada votante creará claves públicas y privadas, y los datos se colocarán en bloques cifrados con marca de tiempo que no se pueden cambiar; es posible que blockchain pueda devolver la confianza al sistema de votación en todo el mundo.

Accesibilidad: el uso de aplicaciones de votación basadas en blockchain permite a las personas emitir su voto en cualquier parte del mundo. La votación es más conveniente y accesible para las personas que no pueden visitar un centro de votación (por ejemplo, personas con discapacidad o aquellas que viven en países donde las elecciones pueden ser eventos caracterizados por la violencia). Esto podría ayudar a aumentar el registro de votantes en muchos grupos demográficos.

Ejemplos de votaciones utilizando la tecnología blockchain:

En 2017, Votem presentó una “Plataforma de votación móvil CastIron”, que utiliza una cadena de bloques privada para hacer que la votación sea más segura y eficiente. Esta blockchain privada puede ser controlada por una parte confiable como el gobierno. Los votantes se registran para usar la aplicación, la cual se vincula a una lista de documentos de identificación para verificar al usuario. Cuando se emiten los votos, el nodo cuenta el voto instantáneamente.

Voatz, una aplicación de votación móvil privada, tiene como objetivo hacer que la votación sea accesible para todos. Voatz fue creado por Nimit Sawhney, quien ganó el SXSW Hackathon 2014 gracias a este concepto. En este punto, se han emitido más de 80,000 votos a través de la plataforma. Durante 2018, Virginia Occidental permitió que 144 votantes extranjeros emitieran sus votos a través de Voatz. En 2019, Denver, Colorado y el condado de Utah, pudieron emitir votos en el extranjero durante las elecciones.

El uso más reciente y significativo de un sistema de votación blockchain fue durante septiembre de 2019 en Moscú, Rusia, para la elección del consejo municipal. Debido a las preocupaciones acerca de que el sistema no se configuró correctamente, solo tres ciudades permitieron a las personas usar la aplicación basada en blockchain para emitir sus votos. La evidencia mostró un aumento en la participación electoral; sin embargo, los problemas técnicos impidieron que algunos ciudadanos votaran.

En conclusión, las pruebas de votación basadas en blockchain están aumentando en todo el mundo. Sin embargo, aún quedan algunas complicaciones por resolver para garantizar un futuro en el que el público pueda confiar en los resultados electorales.