En estos tiempos de pandemia, el turismo ha sido una de las áreas más afectadas en todo el mundo. De hecho, se puede decir que, debido a él, el nuevo coronavirus (COVID-19) logró expandirse como la pólvora en muchos países. Es por ello que surge la necesidad de un “pasaporte sanitario”, algo que varias compañías e instituciones españolas ya están desarrollando.

Nacida del evento “Healing Solutions Challenge” de la Organización Mundial del Turismo (OMT), la nueva aplicación blockchain hi+Card se trata de una iniciativa conjunta entre dicha organización, la firma Tourism Data Driven Solutions (TDDS) y el Air Institute, entidad de investigación destinada al avance científico en el campo de la programación y la inteligencia artificial (IA).

Publicidad
Continúe leyendo a continuación

A través de la hi+Card, el usuario podrá tener registrados y a la mano todos sus certificados y registros sanitarios, incluyendo vacunas aplicadas, alergias sufridas, enfermedades crónicas, medicamentos usuales y antecedentes médicos en general.

Por supuesto, lo más probable es que en esta aplicación, destinada especialmente a todos aquellos que deseen viajar entre distintos países, deba incluirse si el usuario ha tenido síntomas de COVID-19 o a ha dado negativo en las pruebas, ha estado cerca de alguien infectado o bien proviene de una región con un gran número de casos positivos. Es por ello que esta app fungiría como “pasaporte sanitario digital” mientras dure la pandemia.

Además, se explicó que los usuarios tendrán completo control sobre sus datos, pues podrán acceder, compartir y borrar la información que deseen desde su móvil. No obstante, los encargados de registrar esos datos en primera instancia no serán los usuarios, sino las autoridades que correspondan en su país de origen.

Así lo afirmó Antonio López de Ávila, cofundador de hi+Card y consejero delegado de TDDS:

“La aplicación crea un perfil digital único para cada usuario utilizando el ID digital legal emitido por una Autoridad Nacional (Ministerio del Interior/Policía), donde una entidad sanitaria, acreditada por el Ministerio de Sanidad, sube la información médica. Así, se evita la posibilidad de crear perfiles falsos o manipular los registros médicos. Los usuarios piden a estas entidades que almacenen directamente la información, de forma encriptada y segura en sus perfiles utilizando la blockchain”.

El comunicado no aclara qué blockchain en específico planean utilizar. Solo se menciona que el sistema “se basa en una plataforma europea de blockchain, alineada al 100% con los reglamentos más exigentes de la UE sobre la protección de datos”.

Según lo descrito, hi+Card será lanzada oficialmente en agosto de este año, pero antes tendrá un piloto en julio para un vuelo entre Madrid y las Islas Canarias. Después de eso, se espera que la aplicación comience a ser útil a muchos más gobiernos y regiones del mundo.

Adicionalmente, se anunció que parte de los beneficios generados por esta aplicación serán destinados a la creación de un fondo especial para financiar campañas internacionales de vacunación e investigación médica.

Apps contra el COVID-19

Esta no es la primera idea de aplicación blockchain para el control del COVID-19, y probablemente tampoco sea la última. Ya desde abril, la sede española de la empresa PwC puso en marcha una app blockchain que funcionaría como pasaporte sanitario para sus propios trabajadores durante el transcurso de la emergencia sanitaria. [Europa Press] El mismo gobierno español también desarrollo su propia app de geolocalización para el control del coronavirus.

Por su parte, las grandes de la tecnología IBM, Microsoft y Oracle, en conjunto con la firma Hacera, se encuentran desarrollando la plataforma blockchain MiPasa, cuyo principal propósito es construir un mapa de todos los casos positivos mediante un autoinforme privado por parte de los usuarios.

Sobre la privacidad de estas aplicaciones, Google y Apple se encuentran trabajando también en conjunto en un sistema capaz de rastrear los casos positivos recolectando la menor cantidad posible de datos por parte de los usuarios.